David Beltrá: colecciones dignas de un documental

The History Channel, probablemente el canal de televisión por cable y satélite más importante del mundo en temas de índole histórica, ultima el espacio titulado “El viajero en el tiempo” que protagonizarán distintos coleccionistas alicantinos, que además darán a conocer todo tipo de objetos relacionados con la provincia, como cajitas de azafrán, postales o carteles modernistas. FOTO: JESÚS CRUCES. 

Publicado en Información el 12 de marzo del 2012

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20120312036

 

La afición por el coleccionismo, la cultura de los mercadillos y la pasión por los objetos antiguos en la provincia no son asuntos que, en absoluto, hayan pasado desapercibidos para los historiadores.

Tanto es así que el Canal Historia, plataforma televisiva nacida en Estados Unidos, y que opera en todo el mundo con una cascada de documentales y programación de índole histórica exclusivamente, se ha interesado en el patrimonio cultural que conservan distintos coleccionistas alicantinos. 

Papel de fumar de la industria alcoyana, cajitas de azafrán de Novelda, postales de Alicante y provincia, carteles modernistas, de toros, herramientas del campo… son muchos y numerosos los objetos seleccionados en las completísimas colecciones de alicantinos como David Beltrá o Enrique Sala.

El documental, titulado “El viajero en el tiempo”, y que se emitirá a finales de abril, aborda incluso la llamativa historia del eldense Ricardo Castro, restaurador de antigüedades mecánicas. Un oficio muy, pero que muy singular, prácticamente inexistente en España, pero que Castro lo desempeña desde hace casi nueve años en su pequeño taller de Elda.

“Arreglo y vendo casi de todo. Cosas que me traen, o bien que me envían por Internet. Y la verdad es que por aquí han llegado cosas muy interesantes. Entre ellas, un día un señor me trajo un antiguo fonógrafo de Edison, de 1898, con una especie de auriculares como los que llevan los médicos, que era para aprender inglés, que venía con grabaciones y el libro correspondiente. El fonógrafo lo había comprado el bisabuelo de este señor”, apunta Castro.

Ricardo Castro heredó esta afición, primero, y después oficio, de su padre, maquinista naval. Por eso no le llevó mayor problemas dar el paso de su condición de técnico de mantenimiento de aeronaves a su trabajo actual, restaurador de máquinas antiguas. “Tengo colegas que se han especializado en determinadas áreas, y reparan radios antiguas, coches o cajas de música… Pero alguien que se dedique solo a las antigüedades técnicas y mecánicas como es mi caso, hay pocos, muy pocos”, afirma.

El “santuario” eldense de Ricardo Castro es como un pequeño mercadillo, en el corazón de la ciudad, que depara agradables sorpresas: “Este fonógrafo es una auténtica rareza. Se fabricó para dar música de ambiente a las películas mudas, a las proyecciones cinematográficas de principios de siglo. Y tiene un curioso amplificador que producía un volumen muy nítido, para dar sonido a las salas”, explica.

¿Y han confundido a Ricardo Castro por un reparador de aparatos electrodomésticos comunes en alguna ocasión? “Me han traído máquinas de coser de los años 70 y 80 que ya no se fabrican, ollas a presión, microondas…”, agrega entre risas Ricardo Castro, quien define su profesión como una “pasión cultural”.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *