Entrevista a Ángela Boj, actriz alicantina en la serie "El tiempo entre costuras"

La reconocerán por Camino, la película de Javier Fesser que arrasó en los Goya. Fue el punto de partida, el principal punto de partida de una actriz que se formó en la compañía de teatro de Pinoso Taules, hasta acabar en Madrid, donde hoy reside y trabaja. Lo suyo no ha sido fácil, tampoco lo es ahora, pero su presencia en cine y televisión casi siempre es constante. FOTO: LUIS MALIBRÁN. 

Artículo publicado en el diario “Información” de Alicante, el lunes 5 de marzo del 2012. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20120305047

“La cultura no ha muerto”

P: ¿Qué tal ha ido el rodaje de El tiempo entre costuras?

R:  La experiencia de rodar El tiempo entre costuras ha sido muy agradable. Fue muy agradable, sobre todo, por estar cerca de gente como Adriana Ugarte, Tristán Ulloa o Raúl Arévalo. Cuando mi representante me habló de la oferta, me compré la novela de María Dueñas y me encantó. No pude parar de leer. Y luego se la pasé a mi madre, a mi hermana… Es una historia preciosa, en la que a su vez se cuentan muchas cosas del pasado, de la historia de España, y el espectador se va a identificar con muchas de ellas.

P: ¿Es cierto lo que se dice en su gremio? “Si desapareces dos años dela tele, te dejan de llamar”. 

R: Trabajar en la televisión, hoy por hoy, es clave. También es verdad que para el actor que ha pasado por el teatro y el cine, dar el salto a la televisión es importante. Pero ahora la televisión lo es todo, porque es el escaparate. Ahora las series de televisión se hacen con la calidad del cine, como así ha ocurrido con El tiempo entre costuras. El ambiente es bastante tranquilo, se puede improvisar… así no son normalmente los rodajes de las series a diario. Hay mucho más estrés, tiene que ser todo más inmediato, rápido, las tomas son más rápidas… pero con El tiempo entre costuras parecía que estábamos grabando cine, en una historia de época donde todo está muy cuidado. Los decorados, el vestuario, la historia, la forma de rodar… Son series para televisión, pero también es cine. Y, sobre lo que decías antes, la verdad es que un actor está hoy obligado a trabajar en la televisión para tener una carrera consolidada.

P: 2012 se asoma como un año negro para el cine español, por las escasas películas que se van a llevar cabo… 

R: El cine no pasa por sus mejores momentos. Hay que solucionar algunos temas, y reconvertir cómo funciona la industria y ver si se puede transformar en algo bueno.

P: Internet y el cine. Dos hermanos obligados a entenderse y llevarse bien. 

R: Me refiero a que tiene que haber un sistema en el que se pueda ver las películas y las series por Internet pagando, y las productoras no se arruinen. Pero también, hay que buscar un sistema que frene los precios desorbitados que se pagan hoy cuando vamos al cine. Hay que gestionarlo bien, porque el usuario tampoco puede ser culpable. Tiene que haber una adaptación a lo que está sucediendo.

P: ¿Se quedó con el mensaje del presidente de la Academia, Enrique G. Macho, en la última gala de los Goya?

R: Sí, claro que lo vi. Hay que, como dice Álex de la Iglesia, aprovechar este contexto, coger el mensaje que se nos ha lanzado desde el actual mercado. Si con Megaupload y la piratería hay gente que ha sacado  tanto dinero, eso es un mensaje, el mensaje de que la cultura no ha muerto. Y, por tanto, la cultura se tiene que organizar ahora de otra forma, y la gente que trabaja en esta profesión no caiga arruinada. Porque… ¿qué pelis se va a hacer este año? Hay muy poco trabajo, y eso nos deprime un poco a todos. Hay que buscar algo nuevo, y hay que organizarse.

 P: ¿Es la película Camino, de Javier Fesser, un punto de inflexión en su carrera?

R: Sí que lo fue. De hecho, a día de hoy, sigue dándome muy buenos frutos, y cuando me presento a un casting o colaboras en una obra de teatro, siempre me dicen eso de “te vi en Camino“. Es como un punto de anclaje, porque la gente te ha visto allí, en una película importante, y tienes como una especie de aval. He trabajado con Fesser, en la reciente Cinco metros cuadrados… y ahí sigo. La gente va viendo y, poco a poco, seguimos.

P: Ha siempre resaltado en papeles secundarios, entre los actores de reparto…. ¿Y cuándo una verdadera oportunidad como protagonista?

R: Hace muy poco he rodado una película como protagonista. Es una peli de terror, dirigida por César del Álamo, y se ha hecho casi sin dinero, rodando en casa de unos y otros, y solo los fines de semana, que era cuando podía el realizador. Y ha sido una experiencia muy agradable, porque un papel protagonista te da la oportunidad, porque hay muchos más matices que cuando uno sale unos minutos en el rodaje. Cuando eres el protagonista, lo puedes dar todo, y tienes que hacer un dibujo muy fiel, natural, creíble… La película se llama “Buenas noches, dijo la señorita pájaro”.

P: No le imaginaba en este tipo de películas, sin financiación alguna. ¿Tan mal está la cosa?

R: Me metí en el proyecto porque son amigos míos, porque estudié con algunos de ellos y porque también a ellos les debo parte de lo que soy yo ahora. Con parte de este equipo he rodado muchos cortos, me he planteado delante de la cámara, y ahí es donde uno verdaderamente aprende. Ves cómo se puede trabajar, sin miedo a equivocarte, aprendes y ves la evolución de estos trabajos que recorren los festivales de toda España. No me olvido nunca de mis orígenes.

P: Sobre sus orígenes, ¿está en contacto con la compañia de teatro Taules, de Pinoso, en la que se formó?

R: No me olvido nunca de ellos. Y, además, ahora tengo un proyecto en Pinoso, porque vamos a preparar una adaptación de La gata sobre el tejado de zinc, y hemos hecho una adaptación muy moderna. Será en verano. Me ofrecieron el papel de protagonista que ahora no encuentro en Madrid.

P: ¿Muy duro, pese a su currículum, sigue siendo hacerse un hueco en Madrid?

R: Es muy duro y agotador. Somos muchos, y todos estamos buscando una oportunidad para reafirmarnos en nuestras carreras. Ahora mismo han sido las pruebas del Teatro Real de Madrid pero es muy difícil entrar. También hice hace poco un casting para televisión y me dijo la directora que llevaba haciendo pruebas a actores desde octubre. Imagínate. La competencia es mucha y muy grande.

P: Entonces… ¿cómo animamos a un joven que quiere ser actor o actriz?

R: Bueno, hay algunos amigos que me preguntaron esto mismo hace poco, y yo les recomendé que si quieren estudiar, está bien Murcia o Valencia, pero que tarde o temprano se tienen que ir moviendo, y caer por Madrid o Barcelona. A mí también me recomendó eso Sonia Almarcha (actriz de Pinoso) y ahora resido en Madrid.

P: ¿Cuándo le veremos en el Orson West de Fran Ruvira?

R:   Pues le pregunté a Fran hace poco y me dijo que hay una exposición de fotografías de escenas de la peli, que está circulando por la Comunidad Valenciana. No sé cuándo se estrenará, pero tengo muchas ganas de verla. Grabar una película en mi pueblo, con otra amiga y compañera como Sonia Almarcha, me encantó.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *