Entrevista a Hugo O’Donnell, Comandante de Infantería de Marina, historiador militar y miembro de la Real Academia de la Historia

Hugo O’Donnell resalta la importancia del próximo III Centenario del nacimiento de Jorge Juan, el marino alicantino que demostró en el primer tercio del siglo XVIII que la Tierra no era perfectamente esférica. Pide O’Donnell, para ello, un homenaje alejado de localismos, con el que se consiga involucrar a toda España. 

Publicado en Información el lunes 26 de marzo del 2012.

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20120326044

“Jorge Juan representa lo mejor de la ciencia en España”

archivosalida_20120324_200233

P: ¿Qué significa Jorge Juan para la Armada Española en la actualidad?

R: Jorge Juan tiene un papel fundamental, sobre todo, en la Armada española, cuando era el motor de España, y la segunda o tercera potencia mundial. Jorge Juan fue además una potencia intelectual, un ejemplo del progreso de la época. Fue una persona simbólica, un caso paradigmático, puesto que le dedicó toda su vida a la ciencia, por encima de su condición de marino, diría. De hecho, sus compañeros en la Escuela Naval le llamaban el Euclides, porque era un sabio, y en las matemáticas superaba a todos.

P: ¿Cree que su figura está suficientemente reconocida o estudiada?

R: En la Marina española, sin ninguna duda, es muy reconocido. Jorge Juan va de menos a más, y cada vez es más citado entre los historiadores de la Marina. A nivel intelectual, como es bien sabido, el mundo anglosajón ha querido monopolizar las ciencias, pero no ha conseguido ocultar la repercusión de Jorge Juan históricamente.

P: ¿Qué nos queda por saber del marino alicantino?

R:  Sobre todo, su estancia en Malta, donde precisamente empezó a tomar contacto con la ciencia y la construcción naval y las cartas de navegación. Una época de aprendizaje en la que colaboró con grandes estudiosos y teóricos de la construcción naval. Y así fue cómo consiguió superar a todo tipo de compañeros que le doblaban en edad en la Escuela Naval, puesto que además era de los más listos. Jorge Juan es una magnífica representación de lo mejor de la ciencia en España.

P: ¿Qué le parece que su localidad natal, Novelda, esté preparando el programa de actos del III Centenario del nacimiento de Jorge Juan?

R: Pues me parece una efeméride obligada, no solamente en Novelda sino en toda España. Tiene que ser un centenario con repercusión nacional y le garantizo que yo haré todo cuanto esté en mi mano para ayudar. Jorge Juan es un ejemplo de vida sacrificada hacia las ciencias. Hoy en día hablamos de la especialización en el trabajo, y no lo sabemos ni lo dominamos todo. Jorge Juan sí que en cambio lo sabía todo, después de una vida entregada a la causa.

P: ¿Se sumará entonces la Real Academia de la Historia a este programa de actos del III Centenario del nacimiento del marino noveldense?

R: Son años que tenemos la agenda plagada de acontecimientos por conmemorar, y yo soy un miembro más. Sin embargo, en la medida de lo posible, voy a procurar que Jorge Juan esté presente en la Real Academia de la Historia. Sería, además, una estupenda ocasión para que el Museo Naval y la Academia de la Historia colaboraran en un proyecto conjunto.

P: ¿La vida de Jorge Juan es una vida de película?

R: ¡Vaya si lo es! Y se podría hacer mucho más que una película, como un programa de Miguel de la Quadra Salcedo.

P: Ya se hizo uno… 

R: Pues me alegro. Quiero decirle que Jorge Juan pasó todo tipo de situaciones, algunas importantes y otras trágicas. Recordemos el viaje junto a Antonio de Ulloa, con la Academia de las Ciencias de París, para medir la magnitud del grado del meridiano terrestre en el Ecuador. Un viaje importantísimo puesto que con aquella investigaciones se demostró que la Tierra no era totalmente esférica. Fueron experiencias científicas vitales para el pensamiento de la ciencia.

P: Jorge Juan era caballero de la Orden de Malta, que obligaba a seguir los votos de obediencia, pobreza y castidad…

R: No se puede interpretar la figura de Jorge Juan si no se conoce bien su perfil más religioso y militar. Jorge Juan es un héroe de la ciencia, solo pensaba en el servicio a los demás, y mantuvo su celibato como tal. Durante toda su vida. Son gente muy marcada. No es un cualquiera, del montón. Solo unos pocos podían ser así. Y si hay miles de clérigos o religiosos que están en esta misma situación… ¿Por qué no lo iba a aguantar Jorge Juan?

P: ¿Hasta qué punto es importante la biografía que escribió el marino alicantino Julio Guilén Tato sobre Jorge Juan?

R: Desde su más tierna infancia, Julio Guillén Tato oyó hablar de Jorge Juan, un paisano suyo. Tuvo sus vivencias continuamente en el pensamiento, le dedicó una magnífica, una esencial biografía y hasta le puso a su hijo el nombre de Jorge Juan. Eso ya lo dice todo. 

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *