Jorge Juan y Santacilia, el genio matemático y científico de las 10.000 pesetas

Publicado en Información el 12 de octubre del 2008

Para quienes no les suene su cara, recuerden los antiguos billetes de 10.000 pesetas, porque en la parte trasera llevaban su rostro.

Nacido en Novelda (Alicante), Jorge Juan y Santacilia fue jefe de la escuadra de la Armada Real, inventor, historiador, espía y genio científico y matemático. 

En 1734, junto al sevillano Antonio de Ulloa, participó en la expedición organizada por la Real Academia de Ciencias de París para medir un grado del meridiano terrestre en Quito, Ecuador. En la misión se determinó que la forma de la Tierra no es perfectamente esférica y se midió el grado de achatamiento de la Tierra.

Regresó en 1748 de América. Un momento en el que el primer ministro, el Marqués de la Ensenada, quiso recuperar el poderío naval español desaparecido hacía ya décadas, puesto que era fundamental para el tráfico de las colonias y el control de las mercancías. De este modo, el marqués de la Ensenada aprovecha los conocimientos de Jorge Juan y le envía a una misión secreta a Inglaterra. Por el día, el marino noveldense es un gran matemático miembro de la Academia de Ciencia de Londres; por la noche, es un espía que pretende robar la alta tecnología de los barcos ingleses, los más poderosos del mundo.

Así es como Jorge Juan, de noche, contacta con marinos y constructores del país para ofrecerles trabajo en España. Un trabajo delicado con el que se comunica constantemente con el embajador de Londres mediante cartas cifradas. En dos años de trabajo, Jorge Juan trae a España casi 80 constructores ingleses (aunque la mayoría eran irlandeses católicos) que hicieron escala en Oporto hasta más tarde entrar a España y recalar en Ferrol. Por entonces, Jorge Juan, descubierto por la policía inglesa, huye rápidamente a España disfrazado.

Tras la exitosa misión, el Marqués de la Ensenada nombra a Jorge Juan responsable de los tres astilleros más importantes de España (Cádiz, Ferrol y Cartagena) y, con la ayuda de sus nuevos operarios, inicia la primera fase de construcción de los buques. Principio del cambio en una historia que tuvo un solo protagonista: Jorge Juan de Santacilia.

Pese a todo el poder militar que concentró, Jorge Juan recibió del rey Carlos III la misión diplomática de apaciguar los ánimos y sellar un tratado de paz con el sultán en Marruecos.

A su vuelta, en 1773, falleció en Madrid.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *