Azorín, crónicas de guerra en París

El escritor de Monóvar critica en París bombardeado el aislamiento de España y anuncia la emergencia de Estados Unidos como potencia mundial. La obra, realizada por Azorín como enviado especial de Abc en Francia tras declararse la I Guerra Mundial, informa además de las nuevas armas de destrucción. 

Publicado en Información el 19 de enero del 2009

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20090119034

archivosalida_20130131_213711

En 1922 apareció en el diario España un escrito de Miguel de Unamuno dirigido a Azorín: “Nunca se me ha de ocurrir decir lo que de usted, cuando escribió en ese mismo Abc unos artículos en elogio de los Estados Unidos de la América del Norte, dijo un altísimo personaje y fue: ¿cuánto le darán a Azorín los norteamericanos por esos artículos?”.

La controvertida carta remitida por exrector de la universidad de Salamanca al creador de la Generación del 98 se produjo tras la publicación en 1919 de su obra París bombardeado que incluye las crónicas del autor de Monóvar realizadas desde Francia como enviado especial en la I Guerra Mundial. Un libro imprescindible para la historia del periodismo y la prosa castellana, en donde Martínez Ruiz denunció el inexplicable silencio y aislamiento de España en el conflicto bélico, informó de las nuevas armas de destrucción y, además, anunció la emergencia de Estados Unidos como gran potencia, a la que apoyó constantemente. 

Pese a la importancia y relevancia de esta obra en el legado azoriniano, su primera reedición se va a producir este año de la mano del catedrático de la universidad Carlos III de Madrid y miembro del Instituto Cervantes, Jorge Urrutia, quien aseguró a este medio que “los editores de Azorín pensaron siempre que era un libro parcial que había que reintegrar en el conjunto de sus crónicas de guerra y así se hizo, incluso no hace demasiado tiempo. Pero Azorín quiso, precisamente, desgajar este libro de sus crónicas y a su selección le añadió textos nuevos que crean una nueva significación”.

París bombardeado se publicará próximamente con Biblioteca Nueva, y en ella se percibe la firma de un estilo periodístico renovador que rompió con toda la producción anterior. “Azorín fue un gran periodista porque sabía descubrir en la realidad aquello que la definía aunque pareciera permanecer oculto. En un sólo trazo daba a sus lectores la imagen exacta de una situación. Además, escribía una prosa limpísima que para sí quisieran muchos periodistas actuales que, como nos demuestra la experiencia de todos los días, fallan todas las concordancias”, agregó Urrutia.

Azorín, responsable de publicar la primera crónica telegrafiada por un enviado especial español en 1905 con motivo de un viaje a París de Alfonso XII que culminó con un atentado terrorista, redactó las crónicas desde el hotel Majestic, según refleja el escritor alicantino José Ferrándiz en su obra Azorín, la cara intelectual.

Por ese antiguo edificio francés pasó buena parte del exilio español del XIX y, en sus sótanos, Azorín se refugiaba de los bombardeos que un tiempo después ocuparía la Gestapo para sus torturas en la II Guerra Mundial. 

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.