Cuando propusieron a Azorín para el premio Nobel de Literatura

Juan Ramón Jiménez solicitó por carta que el prestigioso galardón literario se le concediera al autor de La Voluntad. 

 

archivosalida_20090911_201919

El libro Juan Ramón Jiménez, 1956. Crónica de un premio Nobel, del investigador Alfonso Alegre Heitzmann, incluye una carta inédita y fechada en 1950, en la que el escritor Juan Ramón Jiménez solicitó a Azorín el premio Nobel de Literatura. Dice así:

“Dejen por ahora ese recuerdo de la revista a mis 50 años de ilusión. No se cumplirán, en todo caso, hasta diciembre. Menéndez Pidal, Azorín, Baroja, son más viejos que yo; Ortega, aunque él se quita años, tiene mi edad, como Pérez de Ayala. El premio Nobel debe pedirse para Menéndez Pidal, Ortega o Azorín”, escribe en la epístola el escritor de Moguer, que finalmente recibió este galardón el 25 de octubre de 1956. Tres días después, vivió hundido en el dolor tras el fallecimiento de su esposa Zenobia.

Según el profesor de Literatura de la Universidad Pompeu Fabra, Domingo Ródenas, “Juan Ramón Jiménez mereció, obviamente, el Nobel porque, con Rilke, Eliot, Valéry, Wallace Stevens y algunos más representa la cumbre del lirismo moderno. Pero su declaración no carece de sentido: Azorín reunía merecimientos para hacerse acreedor a un reconocimiento universal como el premio Nobel”.

El caso es que el impulsor de la Generación del 98, Azorín, jamás recibió tal distinción, aunque quizás mayor enfado le produjo la injusticia literaria que pesó para siempre sobre Gabriel Miró, al que le denegaron su ingreso en la RAE pese a la defensa e insistencia de su amigo Azorín.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *