Ignacio Carrión: “Azorín nos indica el camino a seguir en el periodismo”

Ignacio Carrión es reportero y corresponsal de numerosos medios españoles, como Diario16, ABC, la agencia EFE y El País. Un referente en el oficio periodístico que, desde su casa en Benissa, continúa con su extensa producción de artículos, diarios y obras. Un referente en el mundo periodístico que inauguró el curso  de verano “Azorín periodista”, organizado por la Universidad Miguel Hernández en Monóvar. 

Entrevista publicada en el diario “Información”, el 9 de julio del 2012. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20120709033

archivosalida_20120708_200855

PREGUNTA: Leo algunos artículos de Azorín, y los temas apenas han cambiado: la decadencia de  Europa, la banalización de la cultura, la crisis económica…

RESPUESTA: Es que Azorín es muy actual, y lo digo porque los periodistas pueden mirar en esa prosa de Azorín como la de un maestro que, luego, a parte del periodismo, se ha dedicado a producir una ficción que no es totalmente de mi gusto. Pero no hay que olvidar sus crónicas de viaje,La ruta de Don Quijote, y toda esa obra con la que él va depurando toda su escritura, en contraste con otros autores de la época, muy cursis y complicados. Azorín es el periodista de la palabra exacta.

PREGUNTA: Ya lo dice en su manual periodístico: hay que ser breve, claro y conciso…

RESPUESTA: A mí me gusta mencionar lo de la palabra exacta y justa porque hoy se tiende a decir muchas cosas sin significado, a una palabrería hueca que contamina a la población y contamina el periodismo. Y es que el periodismo está en un muy mal momento. Los periodistas no levantan una puñetera noticia, y los periódicos están a merced de las fuentes informativas cuando abren el grifo. No se hace calle, y se espera en el salón, en el salón de la redacción, cada vez más menguada, más empobrecida.

PREGUNTA: Azorín no se caracterizaba precisamente por su inmovilismo, ¿o sí?

RESPUESTA: Azorín se movió como cualquier buen escritor de la época, incluso con muchos menos medios y facilidades que ahora. Además, eran personas mucho más cultas que las que son hoy sus discípulos.

PREGUNTA: ¿Parte del deterioro del oficio periodístico se debe a Internet?

RESPUESTA: Internet es una herramienta sin más, que puede ser útil. Pero Internet va en contra de la suela de zapatos, y uno no puede llamarse periodista si no gasta la suela de sus zapatos. Azorín era un periodista que se paseaba por los lugares, que no se sentaba solo por las calles, que hacía un periodismo creativo y recreativo. Y no un periodismo cutre como el que se hace ahora en los grandes periódicos. No se hace esfuerzo. Nadie vuelve a la redacción y dice: “Mira lo que traigo”. El periodismo es ir y levantar noticias. Contar bien, y opinar poco.

PREGUNTA: “El arte del periodista es el de saber contar. El de saber narrar los hechos, y el explicar las frases, los matices, los pormenores de un problema político o social”. Eso ya lo decía Azorín…

RESPUESTA: Ahora todos los periódicos fabrican un libro de estilo, que está bien como libro de consulta. Pero creo que eso tira por los suelos lo que ya hicieron otros escritores, que consideramos clásicos, y que lo hicieron mejor que nadie. Ahí está el manual periodístico de Azorín, que nos indica el camino a seguir.

PREGUNTA: En la conferencia inaugural del curso, imagino, aludirá al estilo azoriniano…

RESPUESTA: Mira, puedes abrir por donde quieras en las obras completas de Azorín, en cualquiera de los tres volúmenes. Te pones a leer y te engancha. Hay algo que enseguida conecta con el lector, y yo creo que es porque básicamente no hay tanto artificio. Su singular estilo es llamar a las cosas por su nombre, sin complicaciones. Lo pueden llamar periodismo literario o no, pero es el hecho de narrar, contarlo con frescura y autenticidad.

PREGUNTA: ¿Le faltó a Azorín el premio Nobel para que se hablara más de él?

RESPUESTA: ¿Pero de quién se habla ahora? ¡Si los nombres duran segundos! Si hasta me cuesta recordar el año en que le dieron el Nobel a CoetzeNo creo que Azorín esté más maltratado que otros escritores. Solo que la gente en general no se alimenta de estos grandes escritores. Y solo se habla de los grandes, como Günter Grass, cuando hay un escándalo. Como ahora con Miguel Hernández.

PREGUNTA: ¿Tanto hemos descuidado los reporteros la redacción periodística?

RESPUESTA: Este es un tema importante, porque ya no es que se escriba deprisa, que no haya tanto tiempo… el problema es que hemos bajado la guardia, y no se exige nada en el oficio, en el periodismo escrito. Yo no entro en cómo lo hace la radio, la televisión… Me refiero a que el periodismo escrito tiene unos determinados méritos, funciones y exigencias que hay que cumplir, porque lo contrario es hacer un periodismo mal escrito.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *