José Juan Sánchez: la realidad aumentada va a más

El alicantino José Juan Sánchez es uno de los escasísimos trabajadores de esta tecnología en España, que se abre camino en el mercado editorial y publicitario. FOTO: RAFA ARJONES

Artículo publicado en Información, el domingo 18 de noviembre del 2012

MIRA LA NOTICIA EN PDF: PRIMERA PÁGINA SEGUNDA PÁGINA

juan sanchez  ,proyecto realidad aumentada

 

La realidad aumentada es un nuevo modelo tecnológico que, con apenas tres o cuatro años de vida, ha revolucionado ciertos sectores comerciales, culturales y turísticos. De hecho, no es una casualidad que grandes multinacionales como Ikea, la todopoderosa reina de los muebles, se haya fijado en este sistema para implantarlo en su catálogo del 2013.

¿Pero qué es la realidad aumentada? En resumidas cuentas, no es más que una forma de mostrar información u objetos sobre una referencia u espacio, con la ayuda del teléfono móvil o de nuestra tableta. Es decir, podemos ver y reconocer nuevos datos, apuntando con nuestro teléfono o tableta sobre un indicado elemento.

En España, no hay más de cinco empresas que desarrollen este tipo de tecnología, encaminada a transformar nuestras pautas de consumo en distintos sectores.

En Alicante, José Juan Sánchez lleva meses investigando sobre esta fórmula, al tiempo que prepara las bases de la que será su nueva empresa tras quedarse en paro. Y, de momento, una cosa tiene clara: la realidad aumentada puede multiplicar los efectos multimedia en las páginas de periódicos y revistas, añadiéndoles vídeos o enlaces que aporten más contenido e información a los lectores.

“Se trata de que el lector, con su móvil o iPad, apunte sobre la página de un periódico o revista y, sobre ese contenido, pueda visualizar el vídeo de la noticia, los enlaces de interés, o incluso todas las fotografías disponibles. De este modo, con la realidad aumentada se exprime al máximo el valor de la página, pudiéndose aplicar también sobre un anuncio publicitario que se inserte en ese mismo ejemplar”, afirma Sánchez.

Dicho esto, la realidad aumentada representa también una opción con la que obtener información de los carteles publicitarios que encontramos por calles y salas. Y, de hecho, cualquier transeúnte, con móvil o tableta en mano, puede acceder al tráiler de una película, marcando sobre el cartel del filme, o escuchar el single de un cantautor apuntando sobre el folleto de publicidad que nos anuncia su próximo concierto. Y así es cómo la realidad aumentada se está colando en las grandes marcas comerciales que, como Ikea, muestran en diseños tridimensionales sus muebles, tanto como otras marcas exhiben sus zapatos, cinturones, joyas o zapatillas deportivas.

Sin embargo, la realidad aumentada supone todavía una alternativa más interesante en el proceso de recreaciones de paisajes históricos o edificios desaparecidos. “Imagina el yacimiento de Lucentum. No es que solo pueda reconstruirse, con ayuda de arqueólogos, sino es que además con la realidad aumentada puedes introducirte en los edificios y contemplarlos por dentro. También, por ejemplo, puedes visualizar paisajes que ya no existen, el ayer y hoy, del Puerto de Alicante a como está ahora con la Volvo Ocean Race”, detalla José Juan Sánchez, que actualmente trabaja en un proyecto similar para Valladolid.

En abril, Google presentó sus gafas con tecnología de realidad aumentada. Poco después, Sony aportó otro prototipo, con un dispositivo un tanto voluminoso. Con todo, los hechos son evidentes, y la realidad aumentada está ahí, y va a más.

HABITACIONES LIBRE, O NO
No es Blade Runner, ni Desafío Total, pero con la realidad aumentada podremos estar informados de las habitaciones o plazas disponibles en un hotel enfocando tan solo con la cámara de nuestro móvil. Además, como afirma el alicantino José Juan Sánchez, muy pronto conoceremos lo denominado como sistemas de geolocalización de realidad aumentada. Es decir, con el móvil podremos detectar puntos de audio y de interés de ciudades que, narrados por los mismos turistas, nos darán su opinión sobre tal monumento, edificio o paisaje. Una manera peculiar e interesante que nos permite hacer turismo sin necesidad de llevar pesadas guías en el bolsillo, además de conocer la cultura de otras ciudades, con información que va más allá en este caso de la mera historia.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *