Vicente Pérez: de Alicante a la Tierra Media

El cineasta alicantino Vicente Pérez trabaja en El Hobbit de Peter Jackson desde Los Ángeles, dentro del equipo de producción de contenidos adicionales para la primera parte de la cinta, de reciente estreno en el cine, y las dos próximas que están de camino. (FOTO: ANTONIO SÁNCHEZ)

Publicado en “Información” de Alicante el domingo 22 de diciembre del 2012. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20121223095

archivosalida_20110731_202848 

¿Qué mayor privilegio hay en el cine si tenemos la posibilidad de  estar a las órdenes de los grandes maestros? El cineasta alicantino Vicente Pérez es uno de estos afortunados que, tras viajar a Estados Unidos para buscar nuevas oportunidades en el séptimo arte, con una trayectoria marcada por interesantes documentales hasta entonces, trabaja ahora para el ambicioso proyecto de El Hobbit de Peter Jackson.

Pérez forma parte del equipo de producción de contenidos adicionales de la primera cinta, de reciente estreno en los cines españoles, pero además asumirá esta misma labor en los dos próximos filmes de El Hobbit, previstos para 2013 y 2014. Este trabajo se realiza en Los Ángeles, donde además se recibe todo el material que se rueda a diario en Nueva Zelanda.

«Estos contenidos adicionales son mucho más importantes de lo que a primera vista pudiera parecer, especialmente para una película como El Hobbit, con una gran base de fans ansiosa por recibir información en todo momento. Cuando se piensa en contenidos adicionales, lo primero que nos viene a la cabeza son los “Así se hizo” del DVD, y poco más. Sin embargo, con la cada vez mayor variedad de canales de comunicación (Internet, redes sociales, aplicaciones para dispositivos móviles…) es crucial ofrecer un flujo de contenido regular que genere expectación desde mucho antes del estreno. Es fundamental que el espectador se sienta parte del proyecto. En El Hobbit, Peter Jackson tuvo muy claro desde el principio que los contenidos adicionales eran casi tan importantes como la película en si», afirma Vicente Pérez.

Para el cineasta alicantino, la oportunidad de trabajar en El Hobbit de Peter Jackson es un sueño al alcance de muy pocos. «Cada día que paso en este proyecto es como un año entero de aprendizaje en cualquier academia de cine. No tan sólo por tener la oportunidad de seguir el proceso de trabajo de un talento del calibre de Peter Jackson, sino por compartir experiencias con el equipo extraordinario de gente involucrado en estas películas. Mi objetivo es estar a la altura, y contar las muchas historias detrás de esa historia que se va a poder ver en el cine. Tendemos a pensar que una película se hace casi a solas entre el director y los actores, o que con un gran presupuesto, todo es muy fácil. Nada más lejos de la realidad. Para mí es importante que esto se conozca. Si la audiencia fuera consciente del sacrificio y la ilusión que tanta gente pone en la producción de una película, estoy convencido de que la piratería sería un problema mucho menor», asegura.

Peter Jackson, director de El Hobbit, y autor de la trilogía de El señor de los anillos, que le aupó a los altares del séptimo cine con varios premios Oscar, Globos de Oro y Bafta, representa para Vicente Pérez un renovador del cine de aventuras que, contra todo pronóstico, fue capaz de adaptar al cine las extensas tramas narrativas de Tolkien.

«Ver trabajar a Peter Jackson es fascinante. Realmente vive sus proyectos. Uno de los momentos que más me llamaron la atención fue durante el proceso de creación de los personajes virtuales. En El Hobbit, varios personajes están hechos por ordenador, pero animados por los movimientos de actores reales, cuya interpretación se captura con sensores para luego ser transferida a las criaturas digitales. Lo interesante es que, una vez esos movimientos están capturados en el ordenador, Peter tiene una pequeña cámara con la que literalmente puede moverse alrededor de la escena, viendo los personajes virtuales a través del objetivo tal cual se verán en la película. Y resulta fascinante, porque ahí tienes a Peter Jackson, solo, en una habitación completamente vacía, corriendo de un lado a otro con una cámara no muy diferente a la que cualquiera puede tener en casa,  sonriendo con la misma excitación de un niño que estuviera rodando su primer corto. Ahí es donde puedes ver que, a un lado el presupuesto multimillonario, Peter Jackson sólo tiene una pasión: contar historias», concluye el alicantino Vicente Pérez.

GRANDES MEDIDAS DE SEGURIDAD

Si la imagen de una película, serie o videojuego en postproducción se filtra en Internet, puede echar por tierra toda o gran parte de su promoción. Conscientes de este riesgo, El Hobbit trabaja con altas medidas de seguridad, tal y como explica el alicantino Vicente Pérez: «La seguridad en una producción de estas dimensiones es muy rígida. Cualquiera con acceso a imágenes suele trabajar en ordenadores sin conexión a Internet, y cada copia de la película tiene el nombre de la persona a la que va dirigida escrito en el centro de la pantalla. Y más allá del dinero, hay otros motivos que preocupan cuando se filtra una película. Porque hay mucha gente poniendo todo su esfuerzo para conseguir que el resultado sea excepcional, y no sería justo que se acabe viendo algo a medio cocer», agrega.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *