Azorín, Pío Baroja y los gazpachos

En una ocasión, Pío Baroja visitó Monóvar, y la madre de Azorín le obsequió con un riquísimo plato de gazpachos. Y dicen que cuando acabó el plato, Baroja afirmó: “Esto es comida de tigres”.

La familia de Azorín asegura que aquello fue cierto, tan cierto como que Baroja acabó repitiendo el plato de gazpachos.

Un buen lugar para tomar estos gazpachos monoveros, regado con un buen vino de la tierra, son las bodegas de Salvador Poveda en Monóvar.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *