Luis Buñuel, ¿misógino?

La filóloga Carmen Peña Ardid desmiente la aversión hacia las mujeres del director de Un perro andaluz en el 30 aniversario de su muerte y en un ciclo organizado por los profesores Juan de Mata Moncho (Universidad de Alicante) y Ricardo Matas (IES Jorge Juan)

Publicado en Información el 20 de enero del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 12052CU ALICANTE

UN-PERRO-ANDALUZ

¿Por qué los premios del cine español se llaman Goya y no Buñuel?¿Y a quién corresponde tal honor? Si atendemos a la grandeza de su personaje y sus premios (Palma de Oro de Cannes, Bafta de Londres, los César de Francia, Concha de Oro de San Sebastián o primer español en llevarse un Óscar), no resulta difícil dar con una respuesta sobre este protagonista absoluto del séptimo arte español en el siglo XX al que la censura y el exilio persiguieron durante casi toda su vida.

Pero hipótesis a un lado, lo cierto es que Luis Buñuel continúa siendo hoy un referente cinematográfico 30 años después de su muerte, tal y como asegura la historiadora y filóloga Carmen Peña Ardid (de la Universidad de Zaragoza), invitada al ciclo que se está celebrando estos días en Alicante organizado por los profesores Juan de Mata Moncho (Universidad de Alicante) y Ricardo Matas (IES Jorge Juan).

En una reciente ponencia llevada a cabo en la Sede de la UA en el centro de la ciudad, Peña hizo un amplio repaso de los congresos y seminarios que abordan la poliédrica figura de Luis Buñuel, con datos inéditos que, sobre todo, nos dan una idea de la universalidad de sus películas y del legado que nos ha dejado. Así, en una entrevista con este medio, asegura que «cada año se organizan homenajes, aniversarios y se publican libros en España, Alemania, Francia o México sobre aspectos de su vida y creación. Eso demuestra que no está en absoluto olvidado, y cada año siempre hay una excusa para reflexionar sobre él y su obra».

Sin duda, en la retina de todos los espectadores están las imágenes de Un perro andaluz, aquella película que inauguró el surrealismo y que, por su evidente montaje, composición y estructura onírica, nos traslada a la poesía. Una cinta que marcó un antes y un después, y de la que incluso Dalí se ofreció para trabajar en una segunda parte en 1966. «Es uno de los ejemplos paradigmáticos de cine y poesía, porque se ajusta a una estructura narrativa no tradicional, donde las imágenes son metáforas, simbolismos, contrastes… Y sí, Dalí le ofreció rodar una segunda parte, pero parece ser que no se entendieron. También ocurrió algo similar con otros proyectos, con guión del escritor Gómez de la Serna, pero tampoco llegaron a un acuerdo».

Un perro andaluz despertó el asombro y la admiración de la crítica en todo el mundo, pero al tiempo alimentó el supuesto mito de misoginia y aversión hacia las mujeres de Luis Buñuel. Una cuestión que, lejos de aclararse, se sigue planteando en congresos y ponencias. ¿Por qué los personajes femeninos son maltratados por Buñuel? ¿Realmente fue así, o no es más que una teoría equivocada?

Para Carmen Peña, este ataque a Buñuel no hace justicia ni responde a una realidad, ya que «hay que distinguir entre su obra y la protección o hiperprotección de su mujer y familia en su vida privada. Lo que se habla en las películas de Buñuel es del deseo y la sexualidad, de las obsesiones masculinas. Del fetichismo, del desnudo, pero siempre desde el prisma de los hombres, sin pronunciarse sobre las mujeres. Pero él nunca pudo ser misógino porque estuvo siempre rodeado de mujeres en el campo profesional, sin amoríos, y a las que respetó muchísimo como Iris Barry, que ayudó enormemente a Buñuel en su trabajo en el MOMA de Nueva York».

Pero volvamos a la pregunta inicial. ¿Por qué los premios del cine español se llaman Goya y no Buñuel? Según Carmen Peña Ardid, experta además en las vinculaciones entre cine y literatura, todo se debe quizás a que Goya «sea una figura indiscutible y nada polémica, y cuando se crean los premios Goya, Buñuel sigue siendo todavía una figura demasiado prestigiosa y viva para suscitar el consenso nacional e internacional. Goya después de tres siglos no molesta a nadie, y todo el mundo sabe que es un genio. Con Luis Buñuel, a pesar de que han pasado más de 30 años de su muerte, es un cineasta que había defendido unos valores conflictos y críticos con la sociedad que han llegado hasta hoy».

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *