Pepe Rubianes: un cómico eterno

El profesor Juan Antonio Ríos Carratalá dedica un libro al polémico humorista catalán, referente en compañías emblemáticas como Dagoll Dagom o en artistas como Andreu Buenafuente

Publicado en Información el 17 de junio del 2013

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20130617039

RUBIANES

Pepe Rubianes era polémico y salvajemente divertido en sus intervenciones, capaz incluso de reírse de su propia enfermedad, del cáncer de pulmón que le carcomía por dentro y le dejaba sin vida. “Me están dando quimioterapia, que te baja las defensas, pero no sé qué pasa conmigo que me sube lo otro”, soltaba el actor, en la que fuera una de sus últimas salidas al escenario, en Barcelona, un año antes de su muerte, en el 2008, y a la que tuvo que acudir en ambulancia.

En cierto modo, lo que para otros podía sonar como un relato verdaderamente trágico y triste, Rubianes lo transformaba dotándolo de humor e ingenio. Y para este mismo efecto, Rubianes era único: “Es una situación no deseable para nadie, pero tiene sus puntos curiosos. El otro día me para un señor por la calle y me dice: “no te veo demacrado todavía”. Son cosas que te dan ánimos”, relataba, al tiempo que el público revienta en aplausos y carcajadas.

Pepe Rubianes era un humorista extremadamente sincero, políticamente incorrecto, y un intelectual comprometido en sus funciones y en sus obras. Internet tiene un amplio registro de su trabajo, ya sea vía Youtube, o por los comentarios u entrevistas que todavía se conservan en la red. Algunas no tienen desperdicio, y son pura transparencia de su pensamiento y actitud ante la vida: “A mí, la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás, que se metan a España en el puto culo, a ver si les explota dentro y les quedan los huevos colgando del campanario”, decía en alusión al independentismo catalán.

Referente de compañías emblemáticas catalanas como Dagoll Dagom, y de actores y monologuistas como Andreu Buenafuente o David Fernández (quien encarnó a Rodolfo Chikilicuatre en Eurovisión), Pepe Rubianes es fuente también de estudio en ámbitos académicos como el de la Universidad de Alicante, a través del portal que tiene dedicado en la Virtual Cervantes. Y, ahora, es además objeto de un ensayo titulado Espíritu de mambo: Pepe Rubianes, escrito por el catedrático de Literatura Juan Antonio Ríos Carratalá.

“El libro surge porque le conocí, y porque estuvo en la universidad en tres ocasiones, a raiz también de hacer la biblioteca de autor en la Virtual. Le vi como espectador, vi todas sus obras, y le conocí personalmente. Entablé contacto con él hasta su enfermedad, y he tenido contacto con la gente de su entorno, y de igual modo que cuando falleció Rafael Azcona escribí un libro, es una forma de agradecer esa amistad con esta obra. Además, yo creo que esta gente merece tener un hueco en la universidad. Porque gente que hace reír durante tantos años y a tantas miles de personas, eso es algo a tener en cuenta. Se dedican tesis doctorales a cualquier cosa, y a alguien que hace reír, a algo tan maravilloso como hacer reír, no le dedicamos ni un artículo. Es una de las contradicciones de la universidad”, afirma Ríos Carratalá.

¿Y usted cómo recuerda a Pepe Rubianes, como un humorista polémico o atrevido? “Él no era polémico, sino sincero. Pero si eres sincero acabas siendo polémico. Si lo que piensas lo dices, acabas metido en polémicas porque tienen repercusión en los medios de comunicación. Como en este departamento (habla de Filología en la Universidad de Alicante), si siempre dice uno lo que piensa, acaba siendo polémico, como en cualquier ámbito profesional. Pepe Rubianes no calculaba la repercusión de sus palabras, cuando hay gente que cada vez que habla piensa en el qué dirán, si le favorece o no. Pepe Rubianes no, él decía lo que pensaba, lo que le salía de las narices. Eso es lo que él hacía. Él decía que nunca podía tener a todo su público a favor, a uno les caería bien y a otros mal. Y ya está. Era una forma bastante estupenda de vivir. La gente que es sincera, con independencia de lo que diga, ya merece un respeto”, señala.

El libro Espíritu de mambo: Pepe Rubianes, del profesor Ríos Carratalá,hace un recorrido por la obra de Pepe Rubianes, reflexionando sobre el género del monólogo, de cómo nació a nuestros días, y las distintas vertientes en que derivaron en España, al estilo del más puro Pepe Rubianes, a otros formatos como el de El Club de la comedia, que aún se mantiene hoy. “Él por ejemplo tuvo ofertas muy buenas para hacer El club de la comedia, ofertas tentadoras, pero él nunca quiso porque no veía que fuera su medio, porque no era lo que él deseaba, porque era un humor encasillado y previsible en muchos casos“, explica el autor del ensayo.

Por otro lado, la heredera del legado de Pepe Rubianes, su hermana Carmen Rubianes, intentó paralizar recientemente y vía judicial este nuevo ensayo del profesor de la Universidad de Alicante. “Ha habido problemas en otras iniciativas similares, en homenajes, pero la verdad es que yo no necesito autorización de nadie para hacer un libro sobre Pepe Rubianes, aunque está claro que yo no puedo tener acceso a lo que es propiedad de otra persona”, indica Ríos Carratalá. Con todo, la obra Espíritu de mambo: Pepe Rubianes ya está a la venta y muy pronto se presentará en Barcelona.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *