Reliquias de Juan Pablo II en Alicante

La concatedral de San Nicolás expone un mechón de pelo del que fuera papa, remitido y autentificado por la Santa Sede. Orihuela, en el santuario de la patrona de la Virgen de Monserrate, se celebra una misa cantada con un coro noruego luterano. FOTO: JUAN CARLOS VALDIVIA

Publicado en Información el 28 de abril del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20140428040

fotopracticas_20140427_203519

Alicante, Orihuela y provincia celebraron ayer la canonización y proclamación de santos de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II con distintas eucaristías y actos simbólicos para la ocasión.

De este modo, en la concatedral de San Nicolás en Alicante, y según informó su párroco, Ramón Egío, se expuso al público la reliquia sagrada de un mechón de pelo de Juan Pablo II, que fue remitido y autentificado por la Santa Sede hace ya unos años. Un relicario de plata, donado por una familia alicantina, fue donde se depositó este mechón de cabello que perteneció al que fuera pontífice y nombrado santo ayer por el Papa Francisco. «Junto a la reliquia, también está expuesta la carta de la Santa Sede que se envió, así como la solicitud que se realizó desde la diócesis del obispado», agregó Egío.

La concatedral de San Nicolás en Alicante volteó ayer las campanas a modo de celebración y recuerdo del día tan señalado ayer para todos los católicos, y encendió dos nuevas velas por los santos recién nombrados, Juan Pablo II y Juan XXIII. Según el párroco Ramón Egío, son muchísimos los alicantinos que se acercaron a la concatedral este pasado fin de semana, donde además se bendijo un retablo de Juan Pablo II, obra del artista alicantino Chimo Pérez.

«La reliquia es un mechón de pelo de Juan Pablo II, entretejido, por decírtelo de algún modo, y que debido a su proclamación como santo hemos expuesto en la concatedral para veneración de los fieles. También hemos repartido más de 2.000 estampas que llevan la foto de los nuevos santos, de Juan Pablo II y Juan XXIII», afirmó Ramón Egío.

Por su parte, en Orihuela, el santuario de la patrona de la Virgen de Monserrate, y que cuenta con una capilla dedicada a Juan Pablo II, celebró una misa cantada a cargo de un coro noruego, venido de Oslo, que no son católicos sino luteranos, pero que pese a todo quisieron sumarse a la celebración de la proclamación de santos de Juan XXIII y Juan Pablo II. La eucaristía fue muy seguida, y se llenó de público, según informó José Antonio Martínez. «El acto ha sido organizado por la cofradía de la Virgen de Monserrate, de Orihuela, y estamos encantados por cómo ha quedado todo. La sala estaba llena», agregó Martínez sobre la eucaristía cantada.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *