Azorín y Elia Barceló, la mejor ciencia ficción

Los críticos y expertos Julián Díez y Fernando Ángel Moreno incluyen a los escritores alicantinos Elia Barceló y Azorín en una historia y antología de los autores españoles más representativos sobre el género fantástico

Publicado en Información el 27 de octubre del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 27030CU_Alicante.qxd

Imagen AZORIN.jpg_foto_1

En contra de lo que podamos pensar, la ciencia ficción es un género narrativo muy antiguo. De hecho, parte de la crítica contemporánea lo remonta al principio de los tiempos, porque fue el primero en reflejar un nuevo mundo.

El término de ciencia ficción, tal y como lo conocemos hoy, fue acuñado por Hugo Gernsback, en 1920. Este emigrante de origen luxemburgués, director de la primera publicación estadounidense especializada en el género, Amazing Stories, lo hizo bajo unos parámetros exclusivamente comerciales, que nada tienen que ver por cuánto y cómo ha evolucionado.

Así, la ciencia ficción es uno de los géneros más influyentes en la cultura del siglo XX y lo que llevamos del XXI, casi imposible de definir con precisión y encasillar debido a sus docenas de variantes: relatos con mutantes; postapocalípticos; anacrónicos (un western con pistolas de rayos láser, pongamos como ejemplo); visionarios (1984, de George Orwell); futuristas (Un mundo feliz, de Aldous Huxley) o hasta imaginativos pero que acontecen en un reciente espacio temporal (Parque Jurásico, de Michael Crichton).

La lista podría ampliarse y completar cientos de páginas, aunque los críticos y expertos Julián Díez y Fernando Ángel Moreno abogan por una postura y teoría común: un relato de ciencia ficción muestra uno o varios elementos que se escapan a nuestra realidad, y siendo imposibles en el mundo real, los aceptamos con verosimilitud científica en el escenario de la obra.

Eso viene a decirnos estos profesores solo en una pequeña porción de su extenso ensayo introductorio en la obra Historia y antología de la ciencia ficción española (Cátedra), de reciente publicación, y que ha seleccionado a los escritores alicantinos Azorín y Elia Barceló como algunos de los autores más representativos del género fantástico en España.

Quizás, del periodista y articulista monovero, la sorpresa es mayor aún si cabe. Referente y creador de la Generación del 98, paisajista, maestro del estilo y la prosa lacónica y sencilla, Azorín fue un escritor inquieto que, en sus experimentos, se acercó en muchas ocasiones a desarrollos propios de la literatura fantástica. Además, los críticos Julián Díez y Fernando Ángel Moreno destacan ensoñaciones de Martínez Ruiz en obras a priori tan realistas como Castilla (1912), con relatos ucrónicos como «Las nubes» en su aproximación a La Celestina.

«El fin del mundo» (1901) es el artículo elegido para la ocasión, una viñeta crepuscular, con evidentes influencias de Shopenhauer y Nietzsche, reflejo de la angustia interior que sufría el escritor por aquel tiempo.

«La especie humana perecía. Miles de siglos antes de que extinto el Sol, congelado el planeta, fuese la Tierra inhabitable, ya el hombre, nostálgico de reposo perenne en este perenne flujo y reflujo de la substancia universal, había acabado. La Tierra estaba desierta. Los hombres eran muertos. Poco a poco los mató el hastío de las bienandanzas que la ciencia, la industria y el arte realizaron al trocar en realidad presente el ensueño de pensadores prehistóricos», escribe Martínez Ruiz.

La escritora eldense Elia Barceló es la otra «gran» autora. Y el entrecomillado no es casual, ya que pese a su impecable trayectoria y el éxito de sus relatos, su reconocimiento sigue siendo escaso en España. Barceló vive en Innsbruck (Austria) y su trabajo se publica regularmente en alemán. El cuento adjunto en la antología es «Mil euros por tu vida» (2008), de lectura fugaz y cuya historia y mensaje entra por intravenosa.

Curiosamente editado en España por medio de una colección juvenil, Futuros peligrosos, el relato (que es más bien de corte adulto) fue adaptado al cine en el 2010 por Damir Lukacevic con el título de Transfer, y ganó numerosos premios en distintos festivales.

«Mil euros por tu vida» es, según los expertos Julián Díez y Fernando Ángel Moreno, una muestra de las preocupaciones de la autora de Elda por temas sociales y, por así decirlo, «prospectivos».

«Los denominadores comunes de su producción, eso sí, están en la sensibilidad sin sensiblerías y la vocación de estilo aupada por su dominio del lenguaje», explican.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *