Rubén Bernal Vera: Un peculiar rodaje X

El actor alicantino Rubén Bernal Vera, fichado por el canal estadounidense MTV para la serie Hipsteria, estrena en Madrid la obra teatral Porno Star, una comedia gamberra con toques de erotismo que triunfa entre el público más joven. 

Publicado en Información el 8 de junio del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 08031CU_Alicante.qxd

archivosalida_20150607_195615

Un equipo de rodaje porno acude a un afamado puticlub de la capital para la filmación de una película X. El director busca localizaciones en el burdel; las prostitutas se apuntan a la fiesta; los actores se rebelan; y el trabajo «profesional» se dinamita hasta precipitarse todo al escándalo y al absurdo.

La comedia gamberra, con tintes eróticos, que está triunfando en los teatros de Madrid se llama Porno Star. Proyecto en el que está envuelto el actor alicantino Rubén Bernal Vera, quien encarna el papel de «Rabocop», en esta disparatada, divertida que también ácida trama no exenta de originalidad.

«El proyecto surge con los compañeros de la escuela Work in Progress en nuestro último año de formación. Y como queríamos hacer algo profesional para este proyecto, nos metimos de lleno a ver qué podíamos hacer. Nos juntamos los ocho actores, el director (Darío Facal) y, después de mucha improvisación, hilando una historia con otra, creamos Porno Star», señala el alicantino Rubén Bernal, quien hace un año fichó por el canal estadounidense MTV para la serie Hipsteria. «El caso es que, cuando nos juntamos los actores, salieron muchas historias porno, muchas guarradas, y de ahí nace esta obra atrevida, descarada, llena de conflictos entre los protagonistas», agrega.

Bernal, quien confiesa sentirse especialmente cómodo en el teatro, donde la naturalidad y la viveza del espectáculo prima sobre la caracterización del cine o la televisión, admite que Porno Star está atrayendo a un público especialmente joven. «Hay incluso quien se lleva alguna decepción porque espera ver algo más porno, más carne, pero son unos pocos, la verdad. La mayoría se divierte y ríe, se entretiene con las diversas historias que aparecen, donde las sorpresas son continuas», aclara.

«El teatro es el aquí y ahora, el salir y hacerlo lo mejor que puedas. Sin trampas, donde percibes el calor de la gente, en un marco muy, muy especial. Mi experiencia es súper positiva y me encantaría seguir haciendo teatro, lo vivo mucho y lo paso francamente bien con los compañeros», añade Rubén Bernal, quien tampoco descarta dar un nuevo salto a la pequeña o gran pantalla en los próximos meses.

Porno Star se mueve en la línea del teatro alternativo, y antes de su estreno se puso a prueba con una campaña de financiación por Internet que superaron con creces, alcanzando los casi 3.000 euros que tenían previstos. Dinero que ha ido a parar a los evidentes gastos de vestuario, escenografía, iluminación y cartelería, a lo que ellos han aportado por otro lado grandes dosis de talento e ilusión.

«Cada uno ha asumido una tarea, más allá del papel que tuviera en la obra. A mí, por ejemplo, me ha tocado la escenografía, y al tiempo que preparaba mi personaje me he tenido que ir a comprar varias cosas. Está siendo una experiencia increíble», relata Bernal.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *