Agustín Galiana: entre Roldán y Paesa

El actor alicantino Agustín Galiana trabaja con Alberto Rodríguez (10 premios Goya con La isla mínima) en su último filme, El hombre de las mil caras, donde retrata la corrupción española de los 90.

Publicado en Información el 3 de agosto del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 03035CU_Alicante.qxd (1)

image1 (1)

A Agustín Galiana le sonríe la vida. Llegó casi con lo puesto a París, buscando salidas profesionales, y de un tiempo a esta parte, apenas sin percatarse, anda en lo más alto del cine y las series de televisión. Ahora con Alberto Rodríguez, el afamado director que logró nada menos que 10 premios Goya con La isla mínima; pero también está inmerso en un nuevo proyecto de ficción para la pequeña pantalla con Victoria Abril, que atrapa en la pantalla a millones de espectadores franceses cada semana; y todo eso, sin olvidar su paso reciente por Chefs, del reconocido Clovis Cornillac. ¿Suerte o talento? Trabajo.

El actor alicantino, y concretamente de La Vila Joiosa, reside en París desde hace años y donde precisamente se trasladó el equipo de Alberto Rodríguez hace una semana para el rodaje de su nueva película, El hombre de las mil caras, donde retrata la corrupción española por medio de los casos de Roldán y Francisco Paesa. El filme, con un presupuesto de algo menos de cinco millones de euros, se mueve entre Madrid, Singapur, Ginebra, Bangkok y la capital francesa, y su estreno está previsto para otoño del 2016.

Agustín Galiana se entera de la convocatoria del casting para la cinta de Alberto Rodríguez y acude para allí. Sale sin grandes sensaciones, con un sinsabor de no haberlo dado todo, con más decepción y frustración que otra cosa. Está casi convencido que no le llamarán. Pero suena el teléfono y le anuncian que es el elegido. «Casi no me lo podía creer», cuenta.

El alicantino ejerce de enlace en algunas secuencias de espías, donde interviene José Coronado como asistente de Paesa. «Fue una pasada trabajar con él. Todo con naturalidad y mucha cercanía, como la de Alberto Rodríguez cuando nos explicaba y corregía», señala Galiana, encantado por la labor de dirección de actores que también ejerce Rodríguez. «Me gustan los realizadores que no solo se encargan de dirigir planos y también dirigen actores», detalla.

Corre el verano de 1994 y Roldán, director de la Guardia Civil española hasta descubrirse que chapoteaba en los lodos de la corrupción, baja de un coche donde le acompaña Francisco Paesa, peculiar personaje encargado de esconderle en París. Roldán aún no sabe que Paesa le traicionará al estafarle con 10 millones de euros y pactar su entrega al Gobierno socialista de Felipe González (en la cuerda floja por entonces debido a numerosos casos de corrupción) previo pago de casi dos millones de euros.

«Alberto Rodríguez siempre toca temas candentes. Ya lo hizo en La isla mínima, donde aludió a un tema muy fuerte como los asesinatos de niñas en la dictadura, y también tocó la corrupción, en este caso la policial, en Grupo 7. Aquí ahonda un poco más en la corrupción al abordar el tema político, en lo que es una historia verídica», comenta Galiana, quien califica al realizador Alberto Rodríguez como «un tipo muy normal y cercano» que no parece «haber ganado 10 Goyas» con todo el éxito que eso acarrea.

«Me pareció muy familiar, muy coloquial, siempre respetando lo que estaba haciendo y que te transmite mucha confianza. Es un cineasta que también ama la profesión de actor, eso se nota mucho», añade.

«Alberto Rodríguez se ha rodeado en buena medida del equipo que realizó La isla mínima. Yo conocía algunos de ellos, y son un grupo excelente y muy profesional. Además, te das cuenta de lo potente que es la película con solo ver el vestuario, que era impresionante lo que había para actores y figuración», señala el alicantino.

En una reciente entrevista con la agencia EFE, el director Alberto Rodríguez hablaba sobre lo «polémica» que será esta película, El hombre de las mil caras: «La verdadera historia de lo que ocurrió ahí la saben tres o cuatro personas», dijo. «Han pasado veinte años y está de plena actualidad. Tristemente (respecto a la corrupción), es algo que se va a repitiendo cíclicamente. Es una lacra de nuestra sociedad que no hay forma de librarse de ella», expuso el director sevillano, autor también de Siete vírgenes.

Por otro lado, sin muchos detalles, el actor alicantino Agustín Galiana confirma su próximo trabajo con la actriz Victoria Abril en una serie de TV de alto presupuesto para la pequeña pantalla francesa. La ficción, con varias temporadas ya en marcha, reúne a varios millones frente a la pantalla siendo un gran éxito. Galiana, feliz en los nuevos episodios, se lo toma como uno de los mayores retos de su carrera.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *