Joaquín Baeza: entre el plato y la cámara

El cineasta alicantino Lucas Sempere estrena  el documental Constancia y sal, que reconstruye la trayectoria del chef Joaquín Baeza desde sus inicios culinarios en Alicante hasta hacerse con el premio de Mejor Cocinero del Año en 2014.

Publicado en Información el 6 de julio del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 06035CU_Alicante.qxd (1)

constancia-y-sal-joaquin-baeza-rufete-1024x683

Todo tiene un principio. El anonimato; la falta de financiación; los sueños; las primeras creaciones, algo de experimentación; los sinsabores; los apoyos; el talento y el premio de Mejor Cocinero del Año en el 2014.

La trayectoria del alicantino Joaquín Baeza atraviesa tantos obstáculos como éxitos, en una carrera no exenta de dificultades en un país donde la gastronomía juega siempre en la máxima categoría.

Desde su formación en el CdT de Alicante, a los muchos concursos y su galardón de Mejor Cocinero del Año, tras el chef Joaquín Baeza, ahora con nombre propio y marca de prestigio en las cocinas españolas, había una historia que el cineasta también alicantino Lucas Sempere ha querido retratar y congelar por medio de su cámara cinematográfica. Y así surge un documental, Constancia y sal, que se estrena en los Cines Panoramis de Alicante. 

«Todo empezó con un reportaje que, con el tiempo, se transformó en documental. Ambos somos amigos desde la infancia, y así arranca la historia de este rodaje cuando le acompaño a varios certámenes a los que se presenta Joaquín (Baeza) hasta que obtiene el galardón de Mejor Cocinero del Año en el 2014. Una carrera meteórica la suya, que no ha parado de crecer, y que quise plasmar en este documental», señala Sempere, formado en la escuela de cine de Ciudad de la Luz.

«Es un proyecto muy personal en el que me he sentido también muy a gusto por la libertad creativa que he tenido. Ha sido muy fácil trabajar con el chef Joaquín Baeza, quien también se ha sentido muy cómodo ante la cámara», agrega Lucas Sempere.

Desde el Concurso en la Feria Alimentaria de Barcelona pasando por el certamen internacional de cocina creativa gamba roja de Dénia, Constancia y sal es el camino que recorre Joaquín Baeza hasta que alcanza la gloria, la fama y el reconocimiento.

«Baeza es creativo y detallista, sin que le falte la sonrisa porque le gusta hacer bromas. Es fácil acabar siendo su amigo aunque esté en esos momentos absorbido por el trabajo», comenta Sempere sobre un chef que se adentra en el terreno profesional con la mayoría de edad hasta hacerse solo unos años después con el «Óscar» de la gastronomía en España.

Baeza fue elegido Mejor Joven Cocinero de la Comunidad Valenciana en el 2002; poco después optó al Bocuse d’Or, con el que se quedó a las puertas de la victoria; en 2005 fue subcampeón del concurso Carlos Llorca de recetas con pescado azul; en 2010 se alzó con el Trofeo Carmencita de cocina con Azafrán; y en 2011 quedó subcampeón del Concurso Nacional de Cocina del Ajo Morado.

Su gran premio recayó en el 2014 con un menú no superior a 16 euros compuesto por huevo frito con ajo negro gambas y algas, pichón ahumado con pastel helado de higadillos y un postre de piedras de turrón. «Ahora comenzamos el ciclo de festivales, como en Málaga o San Sebastián, que cuentan con secciones propias de gastronomía», concluye Sempere.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *