Un árbol de vida: 35.000 fotos para un grafiti gigante

El cineasta alicantino Joan Gili toma miles de imágenes para recrear la nueva obra de Alicante Colors sobre un edificio que alcanza los seis pisos de alto. 

Publicado en Información el domingo 28 de junio del 2015 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 28063CU_Alicante.qxd

1

35.000 fotografías. Seis meses para el revelado de las imágenes. Casi un año de montaje y producción. Y una paciencia infinita.

Estas son las bases del titánico esfuerzo a que se ha sometido el cineasta alicantino Joan Gili cuando asumió el desafío de retratar en una pieza audiovisual el grafiti gigante del colectivo Alicante Colors. Una obra de grandes dimensiones, que alcanza los seis pisos de alto, y que Gili quiso aprisionar detalle a detalle con su cámara.

Para ello, el cineasta alicantino empleó la técnica del «time- lapse», que consiste en resumidas cuentas en el disparo de una foto cada 10 segundos, lo que permite recrear y congelar la acción artística con la mayor fidelidad posible. «Es algo que, si hubiera hecho en vídeo, no habría salido igual», explica Gili, consciente de las ventajas de este método.

El objetivo de esta película-fotográfica, con carácter en cierto modo de documental, fue el grafiti de Alicante Colors sobre un edificio de considerables proporciones en el barrio de Benalúa.

Soul, Mad, Rudi, Ramou, Rasta, Piros y Mr Chapu fueron los artífices de este proyecto en el que, ante una fachada blanca y desierta, plasmaron una alegoría a la naturaleza con un colorido árbol central.

«Nada más ver el espacio teníamos claro que se podía hacer algo de medio ambiente, con sus pajarillos y todo, y nos pusimos a ello. Fue algo muy rápido al principio», señala el alicantino Rudi, referente del grafiti en España, que en estos días anda invitado en el Mulafest, el festival de arte urbano y tendencias de Madrid. «Me lo paso pipa dibujando, y si encima me invitan y me pagan, pues mucho mejor», comenta entre risas.

«El sector del grafiti de cara a grandes eventos como éste (en alusión al Mulafest) funciona muy bien, la verdad, no hay queja. Pero sí es cierto que a nivel municipal cuesta mucho. Hay muy poca exhibición y muy pocos concursos en Alicante, cuando de fútbol base o tenis ves por todas partes… Me gustaría que, además del espectáculo, se apostara más por este arte», comenta Rudi, que en breve viaja al norte de Europa para nuevas demostraciones con sus esprais. «A Alicante vuelvo siempre que puedo, con o sin trabajo», añade.

El vídeo-documental de Joan Gili se titula “Un árbol de vida”, y ayer se estrenó en la sala alicantina The October Press acompañada de una exposición con algunos de los dibujos elaborados por los artistas de Alicante Colors en el proceso del grafiti en la plaza donde se ubicaba el antiguo colegio de Benalúa.

«El rodaje duró un mes, y de ahí se consiguieron unas 35.000 imágenes, de las cuales un 80 por ciento del total han servido para el audiovisual donde se ha aplicado la técnica del “time- lapse”», afirma Joan Gili sobre un filme que incorpora música del grupo Flembaz, de Portugal, y su tema «Dogs & Hoofs».

«Cuando me puse a trabajar, tenía un objetivo muy claro: que la gente no perdiera detalle de lo que se ha hecho con el grafiti. Y se ha conseguido», apunta Joan Gili, quien reconoce por otro lado las dificultades de utilizar una técnica como el «time-lapse» «donde la gracia está precisamente en conseguir igualar el color, porque no en todos los días que rodábamos había la misma luz».

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *