Cohetes reciclables en el espacio con PLD Space

La ilicitana PLD Space trabaja en una misión con aeronaves reutilizables que reducen costes y, sobre todo, no generan basura espacial. Sus responsables, Raúl Torres y Raúl Verdú, han recibido el premio de honor de la Asociación Española de Científicos

Publicado en Información el 26 de enero del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 24068CU_Alicante.qxd

archivosalida_20160123_174434

La basura espacial es la chatarra que nos cae del cielo. Trozos de satélites y naves abandonadas entre los 170 millones de fragmentos suspendidos alrededor de la Tierra que un día, no sabemos cuándo, revientan contra el suelo.

Lejos de esta problemática, la ilicitana PLD Space trabaja con cohetes reutilizables en misiones espaciales que no generan residuos que puedan ir a parar a este «basurero galáctico». Es uno de sus principales atractivos cuando recientemente han sido homenajeados por la Asociación Española de Científicos (que, a su vez, ha quedado impresionada por los avances de PLD Space en el sector al crear y desarrollar el primer motor de combustible líquido -keroseno y oxígeno- para este tipo de aeronaves).

«Es una de nuestras propuestas de valor, que el cohete se puede reutilizar, lo que implica menos presupuesto y menor coste para los lanzamientos. Aunque ambas partes, la de subir y bajar del espacio, son tareas muy complejas», señala Raúl Torres, cofundador de PLD  Space, quien detalla algunas claves de este sofisticado mecanismo: «Nuestro cohete utilizará un paracaídas de frenado, en caída libre desde el espacio, que lo estabilizará. Después desplegará un parapente guiado de manera autónoma por ordenador, que lo traerá de vuelta a la base».

El primer vuelo está previsto para 2018. El cohete Arion 1 (10 metros de longitud y 60 centímetros de diámetro) cargará con hasta 100 kilos de peso para pruebas y experimentos en el espacio (todo lo que no se puede ensayar en un laboratorio, que es mucho, hay que lanzarlo allá arriba). Se trata de un servicio comercial que estará a disposición de agencias y empresas privadas (vinculadas sobre todo a nuevas tecnologías y lo aeroespacial). «Aquí no se contribuye con basura espacial porque los objetos que transporta la nave, satélites pequeños, por ejemplo, se queman cuando entran en contacto con la atmósfera», agrega.

Para los más incrédulos, basta con algunos argumentos: PLD Space no tenía base de despegue, por lo que decidieron fabricar la suya propia. «No había ninguna instalación disponible en España, así que hicimos la nuestra en Teruel», apunta Torres. Se solicitaron los permisos al Gobierno, se tramitaron y cumplieron las medidas medioambientales, y se contrató a una aseguradora. «Cuando vino la persona encargada, alucinó», relata entre risas Raúl Torres. Y lo mismo ocurrió cuando tuvieron que someterse a la evaluación en riesgos laborales. «No habían visto nada igual en su vida, y es normal», comenta.

Allí se han efectuado las pruebas de propulsión de un modelo de cohete que sí funciona y sale disparado al espacio. «Somos la primera empresa europea de estas características. Ofrecemos un servicio a la medida de las necesidades del cliente», señala Raúl Torres, socio de PLD Space junto a Raúl Verdú, quienes también se encuentran en una ronda de financiación: «La primera fue de un millón de euros y la cumplimos, con un 60% de capital privado y un 40% del público. Ahora estamos en una nueva de 10 millones de euros», apuntan.

El objetivo de esta empresa ilicitana ubicada en el Parque Científico de la UMH es, de momento, llevar a cabo unos 10 vuelos al año para experimentos científicos. Y algunos más cuando se ponga en marcha el segundo cohete, Arion 2 (de hasta 20 metros, como un edificio de cinco plantas) donde las matemáticas son las mismas (respecto al caso del Arion 1) aunque el tamaño que puede transportar ahora es mucho mayor y ello implica nuevos condicionantes.

Los esfuerzos de PLD Space en materia aeroespacial no son ciencia ficción cuando Estados Unidos acaba de sentar la base legal para explotar comercialmente el espacio en la búsqueda de oro, plata y otros minerales. Porque hay que buscar fuera lo que hemos matado en la Tierra, y empresas y magnates sueñan con enriquecerse ante estas nuevas posibilidades de negocio. Más ciencia, más tecnología, más experimentos, y ahí, por tanto, PLD Space está llamado a asumir un papel principal en Europa.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *