María Moldes: de Instagram a objeto de estudio

El prestigioso comisario F. C. Gundach, hito de la fotografía de moda  en Alemania, selecciona el trabajo de la alicantina María Moldes para  una exposición mundial en Hamburgo sobre vanguardia y referencia de  imágenes tomadas con el móvil.

Publicado en Información el 14 de febrero del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 14076CU_Alicante.qxd

monograficos_20151106_134727

Se trata de imágenes cotidianas que no captan nuestra atención hasta  que son captadas por el filtro de la cámara; instantáneas que  despiertan nuestra curiosidad y que exhibidas en público, en una  exposición, en una muestra, se transforman en objetos de estudio cultural.

El trabajo de la fotógrafa alicantina María Moldes se adentra  precisamente en este contexto cuando sus estampas en la playa, en la  calle, en las casas que en el mar o en la montaña (nuestras vidas,  las vidas de todas las personas) juegan a partes iguales con su  original visión y observación; su perfecta composición; la luz; la  improvisación y la capacidad de sorprender al espectador. Una  combinación que está centrando los focos internacionales de la  fotografía, como ahora en Hamburgo, donde el prestigioso fotógrafo y  comisario F. C. Gundach imparte clases y charlas sobre lo que  significa la vanguardia y referencia en la fotografía móvil con su  ejemplo.

Gundach, hito de la fotografía de moda en Alemania, fundador de la  casa de la fotografía Deichtorhallen en Hamburgo (uno de los centros  expositivos más importantes de Europa, como el Fotografiska de  Estocolmo), es una de las partes activas de esta exposición mundial  en la galería Dear Photography donde se reflexiona sobre la  evolución fotográfica debido al empuje de internet, las nuevas  tecnologías y herramientas que nos proporcionan las cámaras  integradas en los teléfonos móviles. Una muestra que recoge  materiales de Suecia, Italia, Alemania, Gran Bretaña y, de España,  donde podemos encontrar las poderosas que también llamativas capturas  de María Moldes en las playas de Benidorm o Alicante.

«Este mundo (la fotografía móvil) va a una velocidad bestial y  está brindando nuevas posibilidades para la gente que empieza en la  fotografía, y te permite meter el pie y dar a conocer tu trabajo sin  medios porque… ¿cómo hubiera yo llegado aquí hace 10 años?»,  señala Moldes, quien por medio de las estampas que sube a su perfil  de Instagram ha publicado hasta en la primera plana del tabloide The  Guardian. «Es imposible frenar este fenómeno, y quien no haya  querido enseñar sus fotos en internet va a tener que acabar  haciéndolo… porque hay mucha gente reacia, mucho purismo, como que  si publicas tu foto en internet pierde prestigio… pero eso no es  así», agrega.

«Cada vez hay más exposiciones de fotografías de móvil, y hay  galeristas y comisarios, profesionales del arte que están cada vez  más atentos a las redes… colectivos de Instagram de Brasil, Estados  Unidos, Italia que sin conocerse trabajan muchísimos temas de fotos  en conjunto», señala la alicantina María Moldes, muy feliz por la  selección de esta colección fotográfica titulada «Escenas de la  vida radioactiva» y bajo supervisión de la mirada laureada de F. C.  Gundach.

«Tengo una idea clara de lo que quiero en mi trabajo, pero me gusta  buscar la sorpresa cuando salgo con la cámara. Pero reconozco que soy  bastante cuadriculada, que tengo un estilo muy marcado, aunque sea  cuestión de horas encontrar lo que quiero», apunta Moldes sobre su  trabajo, quien confiesa además que se basa en «que pase lo más  desapercibido posible. De hecho, no suelo pedir permiso para hacer  las fotos, me gusta que no se note… a veces sí pido permiso y me  pongo a hablar con la señora y vuelvo a repetir la toma, pero ya no  es tan buena como la primera, tan natural, y me quedo siempre con la  que hice antes. Pero la verdad es que nunca pensé que mis fotos iban  a tener tanta repercusión».

Además de su original y renovadora visión fotográfica, Moldes cree  que un aspecto que llama poderosamente la atención entre los expertos  internacionales es la «luz», la poderosa luz que trasciende en sus  fotos. «No sé si es precisamente este aspecto, pero muchas veces me  lo pregunto. Pero entiendo que es la luz de aquí, entre otras cosas,  lo que les engancha. Porque mis fotos están muy poco editadas, casi  nada… de hecho esa luz y esos colores es lo que precisamente  busco», comenta.

María Moldes, quien trabaja actualmente su último álbum de  instantáneas, cree en la revolución de la fotografía móvil y sus  sucedáneos porque ha dado a todos las mismas oportunidades: «La  fotografía era antes cara, valía mucho dinero… pero ahora estamos  todos con las mismas oportunidades, sin amiguismos, y solo vales por  tu trabajo. Para mí, esto es un verdadero lujo», concluye.

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *