El sueño de «Los Encantados»

La productora y actriz alicantina Ángela Boj estrena su nueva  película después de dos años de trabajo y búsqueda de financiación. Dirigida por Ricardo Dávila, el filme se puede alquilar vía internet  en una experiencia que incluye documental y libro.

Publicado en Información el 14 de marzo del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 14034CU_Alicante.qxd

poster_los_encantados-731x1024

Es la apuesta más arriesgada de la actriz y ahora productora alicantina Ángela Boj después de dos duros años de trabajo. Tiempo de  idas y vueltas a hacienda, la seguridad social, llamadas por doquier  y contratos de aquí y allá. Pero ahora así, Los Encantados es ya una  realidad.

Dirigida por Ricardo Dávila, la cinta esquiva los circuitos  convencionales comerciales en el séptimo arte para aprovechar la  línea recta que conecta internet con los consumidores. De este modo,  la cinta se puede alquilar desde mañana en su web en una experiencia  que se completa además con otros dos productos (documental y libro).

«Es un milagro, una proeza, un sueño hecho realidad y todas esas  frases típicas que puedes imaginar. Nos hemos lanzado a la ilusión  y  a internet, que es el tiempo que también nos ha tocado vivir. Porque  internet nos ofrece una posibilidad amplísima y maravillosa de  autogestión, y buscamos así que sea el público el que pueda elegir,  que dicte si quiere verla o no», apunta Ángela Boj, natural de  Pinoso, respecto a Los Encantados, que cuenta además con las  intervenciones de los alicantinos Joaquín Mollà y Lucía Padilla (de  Novelda) en un rodaje intenso que tuvo lugar durante 11 días en Cunit  (Tarragona).

«La película ofrece una oportunidad única y maravillosa. Estas cintas  no suelen llegar a las salas de cine, y si no existiera internet no  llegaría a su público. Por ese motivo, internet nos brinda que los  espectadores puedan apoyarnos y valorarnos por el precio de dos  euros», agrega Boj, consciente de la dificultad de dar cabida a este  proyecto ante «festivales saturados» y un sistema que da prioridad a  los presupuestos millonarios de Hollywood.

«Este es un proyecto que debía hacerse atendiendo a su propia  naturaleza y a las necesidades que surgieran de su propia evolución.  Todas las respuestas estaban en sus propias raíces, y en ellas fuimos  encontrando las pistas que debíamos seguir para llegar a la meta»,  apunta Ricardo Dávila, director de Los Encantados, en alusión a una cinta donde la imaginación actúa como vehículo principal para  disfrutar la historia con diálogos que buscan cautivar al espectador.

«Es una película escrita con la materia de los sueños, es mi  contribución como artista a la sociedad que actualmente es asaltada e  invadida por una realidad generadora de ansiedad. La imaginación que antes nos salvaba dándonos alas para sobrevolar nuestros  problemas, está agonizando. Creo que el deber del artista es  rescatarla y devolverla intacta a la gente. Cuando la imaginación y  la sociedad se separan, el deber del artista es unirlos», agrega.

Sobre esta aventura, que se inició en el 2012, Dávila concluye que  «estoy convencido que hay un hueco en el tiempo y el espacio donde  podrá sobrevivir la cinta. Si hubiera dudado un solo instante no  hubiera emprendido este viaje ni me hubiera atrevido a invitar a  otros a recorrerlo conmigo. Estoy seguro que hemos dejado en el mundo  algo que puede divertir, distraer e inspirar a más gente».

Junto al largometraje, se ofrece  A propósito de Los EncantadosUn  documental espontáneo sobre una película hecha a mano, donde los  miembros del equipo hablan de la experiencia vivida desde el  nacimiento del guión hasta el último detalle de la postproducción  por medios de las imágenes que fue recopilando Ángela Boj.

El libro, A propósito de los Encantados. Las cartas, es por otro  lado un diario de viaje, el largo y difícil camino que ha ido  atravesando la película en sus distintas fases, desde su creación a  finalización, bajo la mirada de Dávila.

 

Author: JuanjoPaya

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *