Al rescate de Azorín
Ene21

Al rescate de Azorín

Un exhaustivo trabajo de campo realizado por Juanjo Payá recupera 15 cabeceras y 103 artículos inéditos firmados por José Martínez Ruiz, entre los cuales figuran tres que publicó ABC en 1905.

Publicado en el diario ABC para toda España el 8 de enero del 2019. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: ABC 08-01-2019-Página 4-Cultura-MADRID

TEXTO DE ALEJANDRO DÍAZ-AGERO

De sus clases de Derecho se llevó la distracción que le reportaban los periódicos y los libros con los que se armaba para afrontar cada clase. Su vida, lo sabía desde que con quince años mareaba a los editores de los rotativos para que colasen alguno de sus escritos, debía girar en torno al ordenamiento de las letras, la única sopa que toleraba. Tan terco fue su empeño que se le desbordó de las páginas de los principales diarios de la prensa nacional: además de una fecunda carrera como escritor, ingresó en la Real Academia Española y se asentó como uno de los rostros identificativos de la generación del 98. Y aunque no le haya dado para verlo, también acabó parasitando cinco años de una vida, la de Juanjo Payá, que removió cielo, tierra y lo que le permitió su conexión a internet para dar con los últimos rastros humeantes de la vida de José Martínez Ruíz, Azorín.

Es así como Payá ha topado con 15 cabeceras y 103 artículos inéditos que vitaminan el interés en una de las firmas imperecederas del periodismo español. El leitmotiv del asunto, su tesis doctoral «La forja de un periodista. Azorín (1891-1906)», dirigida por el catedrático de Literatura Española de la Universidad de Alicante Miguel Ángel Lozano y que fue calificada con un sobresaliente «cum laude», pone la lupa sobre los años de formación de Azorín. Abarca así tanto la que queda fijada como la primera publicación del autor de «La voluntad» en prensa, un artículo publicado en «La España Artística» de 1892 –hasta este momento, se pensaba que había sido en 1896, en «El País» de Lerroux, cuando había despegado su carrera en prensa–, como el culmen de su consolidación como plumilla de referencia. Esto último se confirma a partir de su desembarco en ABC en 1905, el año en que publica tres de los textos que acaban de ser descubiertos.

Los artículos destapados versan sobre el que fue el punto de partida de los viajes que Azorín hizo por los recovecos de España, a fin de recorrer sus pueblos, monumentos y balnearios, que es como él entendía que deben trazarse los perfiles que protagonizan las crónicas de viajes y culturales que componen el libro «Veraneo sentimental». Este kilómetro cero está en San Sebastián, eje vertebrador de esta crónica telegráfica que acaba de ver la luz.

A ABC había llegado el escritor alicantino rebotado desde «El Imparcial», al frente del cual estaba Ortega y Gasset. «Lo echan porque escribió sobre el Gobierno por el hambre que pasaban los campesinos en Andalucía, pero resultó que en él había familia de Ortega y Gasset. Es entonces cuando Azorín se queda sin sitio y Torcuato Luca de Tena le ofrece entrar en ABC. Era un filón, el mejor fichaje posible. También fue muy recomendado por Manuel Troyano, uno de los periodistas más desconocidos e importantes de España. Desde que llega, cuando publica las crónicas de los viajes de los Reyes, queda claro que es un periodista de primer orden. No sólo informaba. Usaba técnicas literarias, como la mezcla de la primera y la tercera persona de Tom Wolfe. En el atentado contra Alfonso XIII, pone un zapato sobre un agujero hecho por la metralla y dice: “Aquí se está exagerando, no era para tanto”», detalla Payá, quien considera que «no se puede entender a Azorín y su sentido íntegro en la cultura española sin ABC».

De fuentes documentales como la Biblioteca Nacional de España y Francia, el Centro de Memoria de Madrid o la Casa-Museo Azorín (dirigida por su padre) extrajo, además de los artículos que permanecían ocultos, el nombre de cabeceras como «El Alicantino», «La idea libre» (Uruguay) o «Ciencia social», todas ellas bendecidas por la pluma de Azorín. También un nuevo trazo con el que armar el retrato del escritor. Si históricamente se le ha criticado por su tibieza a la hora de juzgar el Desastre del 98, Payá lo refuta: «Se mojó, y muchísimo, defendió constantemente a España». Se le tachó de anarquista por sus ideas de juventud, pero ni de lejos termina militando en esas filas: «Llega un momento en el que dice que no fue más que un sueño de joven. Luego tendió al progresismo. También al federalismo de Pi y Margall, hasta que en 1902 o 1903 escribe en «Diario Vasco» que ya no es «un escritor que va con el paraguas rojo». Y con la misma fijación y acierto que en el resto de retos de su vida, supo cómo acercarse a los intelectuales de su época. «Se gana a Clarín, Baroja, Unamuno, Maeztu, Jacinto Benavente o Bonafox dándoles palos. Incluso se atrevió con Galdós, que en aquella época significaba morir literariamente», explica el autor de la tesis.

¿Y cómo sería, elevando el asunto a un campo imaginario, el Azorín de hoy? «Se pasaría la vida pegado a internet. Manejaría perfectamente Twitter. Él decía que lo más difícil es titular, pues imagínalo haciendo tuits». A Payá, que de tanto buscarlo ha terminado echándolo de menos, estos cinco años con el pico y la pala detrás de su firma le han dejado un regusto a manzanilla, que es como a él le sabe Martínez Ruiz. «Cuando estás empachado, te alivia», remata.

Leer más
Un nuevo Azorín periodista
Nov30

Un nuevo Azorín periodista

Juanjo Payá recupera hasta 15 cabeceras y 103 nuevos artículos, hasta ahora desconocidos, firmados por el escritor de Monóvar en su tesis doctoral, para la que investigó durante cinco años siguiendo los primeros pasos en la prensa del autor de La Voluntad

Publicado en Información el 29 de noviembre del 2018. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20181130054azorín

TEXTO DE CRISTINA MARTÍNEZ

Su primer artículo publicado en Madrid fue en La España Artística en 1892, aunque hasta ahora se pensaba que había sido en El País en 1896. Se escudó tras el seudónimo de Weeper, con el que firmó en el periódico La Federación entre 1897 y 1899, y ahora se han registrado 26 artículos desconocidos que utilizaba para impulsar sus propias obras. También se ha documentado una publicación más en Arte Joven -con el título “La emoción de la nada”, de abril de 1901-, que contaba con un joven Pablo Picasso como responsable de las ilustraciones.

Estas son algunas de las aportaciones que el periodista Juanjo Payá incluye en La forja de un periodista. Azorín (1891-1906), tesis doctoral, dirigida por el profesor Miguel Ángel Lozano de la Universidad de Alicante, que fue calificada con sobresaliente cum laude. Un trabajo de investigación desarrollado a lo largo de cinco años que ha quedado plasmado en 746 páginas que recogen material inédito: 15 cabeceras nuevas en las que publicó y 103 artículos desconocidos hasta ahora. Una aportación a la que suma además una reactualización del listado de artículos del escritor de Monóvar, a partir del trabajo de otros investigadores, como Inman Fox, Christian Mano o José Ferrándiz Lozano.

Archivos y bibliotecas
«Localizar las nuevas cabeceras donde firmó a veces ha sido un poco de suerte, pero sobre todo meterme a fondo en la cuestión», asegura el ya doctor, que trabajó, entre otros, en los fondos de la Biblioteca Nacional de España, la Biblioteca Nacional de Francia, el archivo digital de Levante EMV del grupo Prensa Ibérica, el Centro de Memoria de Madrid, el Arxiu de Revistes Catalanes, el Archivo Histórico Provincial de Alicante, la Casa-Museo Azorín o el servicio de Prensa Histórica del Ministerio de Cultura.

En este último fondo documental encontró material muy valioso. «Me metí en todos los periódicos alicantinos, página por página, y encontré artículos hasta ahora inéditos en La Correspondencia de Alicante, El Alicantino, El Liberal y El Correo, entre otros».

Especial interés tienen sus colaboraciones en el periódico La Campaña de París, donde Azorín pudo darse a conocer fuera de España. «Solicité a la Biblioteca Nacional de Francia que me enviara el periódico escaneado y me encontré con el artículo “El horror de Montjuich”, en el que describe al detalle y en primera persona las terribles torturas a las que fueron sometidos los supuestos culpables del atentado anarquista de Barcelona en 1896».

Para Juanjo Payá, fechar en 1892 la primera publicación del escritor en Madrid, y en un periódico cultural como La España Artística, descubre «a un joven de 15 años que enviaba artículos desde Monóvar a Madrid para que se los publicasen, hablando del teatro en Alicante, de por qué no se representaban las obras en la provincia y que el público tenía derecho a verlas». Eso, asegura, «nos dice que ya era un chaval muy inquieto que se estaba formando como periodista».

Aspectos biográficos
Escarbando en archivos y hemerotecas, el autor de la tesis, que afirma que su referente para este trabajo ha sido su padre, José Payá, director de la Casa-Museo Azorín, también ha conseguido poner luz sobre algunos aspectos biográficos del escritor. Tuvo que afrontar dos duelos a muerte contra compañeros de profesión. También se había dicho que permaneció impasible sobre la debacle del 98, «algo rotundamente falso porque hay docenas de artículos en los que se posiciona contra la guerra con los EE UU». Y cuando le despidieron de El Mercantil Valenciano no fue por sus críticas a Galdós, como se dice, «sino por el cariz anarquista que iban tomando sus artículos».

Cuando llegó a 1906 paró la investigación. «En esa fecha ya se había formado como periodista, yo lo que hago es una reconstrucción de cómo nace y empieza a crecer ese periodista, y en 1905, cuando firma las crónicas del viaje del Rey a Londres, ya tiene estabilidad y se reconoce su firma».

Después de esta ardua investigación, Juanjo Payá destaca su nueva visión sobre el escritor. «Fue un defensor a ultranza de los sectores más desfavorecidos, como el campesinado, y fue quizás el primer periodista en defender la libertad sexual de la mujer y el divorcio». Además, «entendí que era posible hacer un periodismo didáctico».

Leer más
El apogeo del circo en la provincia de Alicante
Sep06

El apogeo del circo en la provincia de Alicante

El arte circense se multiplica en programas culturales, festivales especializados y la creación de escuelas y espacios en Alicante y provincia. Además, se crean escuelas y festivales especializados

Publicado en Información el 2 de septiembre del 2018

MIRA LA NOTICIA EN PDF: PRIMERA PÁGINA    SEGUNDA PÁGINA

Leer más
Álvaro Antolí: «Vivo una oportunidad que se presenta una sola vez en la vida»
Sep06

Álvaro Antolí: «Vivo una oportunidad que se presenta una sola vez en la vida»

De su éxito en Instagram, con más de 210.000 seguidores, el alicantino Álvaro Antolí ha dado el salto al mundo profesional de la moda.

Publicado en Información el 3 de septiembre del 2018

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20180903027

Leer más
El sentido del humo
Sep06

El sentido del humo

El alicantino Alberto Verdú es el único fotógrafo español seleccionado en la London Street Photography Festival con la serie en blanco y negro titulada «Smoke»

Publicado en Información el 6 de agosto del 2018

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20180806029

Leer más
Ante el terror de Al Qaeda
Sep06

Ante el terror de Al Qaeda

El cineasta alcoyano Tirso Calero firma el guión de la película En la oscuridad, que narra la historia real del periodista Antonio Pampliega, secuestrado y torturado por el grupo terrorista en Siria.

Publicado en Información el 20 de agosto del 2018

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20180820030

Leer más