James Cosmo en Alicante: «Nadie se imaginaba el éxito de Juego de Tronos»
Oct17

James Cosmo en Alicante: «Nadie se imaginaba el éxito de Juego de Tronos»

El actor británico, que asistió a la Feria del Cómic y del Videojuego de Alicante, encarna al Lord Comandante de la Guardia de la Noche Jeor Mormont en la serie de HBO. James Cosmo también es el actor de Braveheart, de Trainspotting, de Troya o La última legión.

Publicado en Información el domingo 2 de octubre del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 02066cu_alicante-qxd

2647897-jeor_mormont1

James Cosmo es Campbell en Braveheart y el Lord Comandante Jeor Mormont en Juego de Tronos. Dos géneros, dos formatos, película y serie de televisión, para dos tiempos distintos en el panorama audiovisual. Y que sirven en cualquier caso para explicar la fascinación que despierta un actor que sigue cautivando a generaciones enteras (la de Braveheart, cuando se estrenó en los 90; o bien ahora Juego de Tronos, desde el 2011), donde James Cosmo ha disfrutado de papeles cruciales que han seducido y encandilado a sus fans. Por eso, pese al paso de tiempo, y pese a cómo está cambiando el campo del entretenimiento (con la trasfusión de lo mejor del cine en su paso a series de televisión), James Cosmo sigue despertando interés y expectación. Y de ahí el lógico éxito cuando apareció ayer por el Auditorio de IFA, en la Feria del Cómic y del Videojuego de Alicante, con un lleno absoluto de público.

PREGUNTA: ¿Cómo ha vivido el fenómeno fan de Juego de Tronos? Desde dentro… ¿se podía pensar algo como lo que ha ocurrido?

RESPUESTA: Yo he estado en las tres primeras temporadas, y recuerdo estar en Los Ángeles después de terminar la primera temporada, y hablando con los creadores, Daniel B. Weiss y David Benioff, les pregunté: «¿Creéis que puede haber una segunda temporada? ¿Qué probabilidad hay de que haya una segunda temporada?»… y ellos me dijeron: «No estamos seguros» (risas). Nadie se imaginaba el éxito de Juego de Tronos. Sabíamos que era un buen trabajo, una buena obra artística, pero HBO podría perfectamente haber decidido que no hubiera una segunda temporada. Y ahora cuando miramos para atrás decimos: «¡Oh, Dios mío!». No ha hecho más que crecer y crecer. Y creo que es porque ocurrió en un momento en el que los medios estaban cambiando y de repente la televisión, que era el hermano pequeño de las películas, empezó a acoger las grandes series. Porque el entretenimiento de larga duración, de 12 o 13 episodios, es mucho mejor para contar determinadas historias que las 2 horas de una película. Y la calidad de los directores, actores, de la producción… era tan alta. En Juegos de Tronos hay tres sets trabajando simultáneamente: Croacia, Marruecos e Islandia, y cada unidad es como si fuese una gran película. Así que la calidad estaba allí, y yo creo que ha sido alucinante. Allí donde voy… Nunca he estado en el Tíbet, pero estoy convencido que si ahora pasase por una calle del Tíbet alguien me señalaría y diría: «Hola, Lord Comandante» (risas).

P: ¿Cómo le comunicaron que iba a trabajar en Juego de Tronos?

R: Normalmente el proceso en una producción norteamericana es: vas, haces el casting, la compañía de Juego de Tronos me envía el guión, tengo que ir a otro lado… es decir, es un proceso de muchos síes para llegar hasta allí. Hice el casting, y tuve que hacer todos estos peajes previos antes de empezar… Tres semanas después, me mandó un correo electrónico George R. R. Martin, el creador de las novelas, y me dijo: «Bienvenido al “show”, Lord Comandante». Y ya está. Y eso fue (risas).

P: Juego de Tronos es una serie con docenas y docenas de tramas. Da para mucho, como un «spin-off», donde una nueva serie o película podría recrear y desarrollar todavía más algunas de las historias… ¿Cree que podría realizarse algo ahora que está la serie en su recta final? ¿Le gustaría volver con Lord Mormont a Juego de Tronos?

R: ¡Estaría interesado! Sí lo haría. Sé que están hablando de una temporada más pero no puedo imaginarme que acabe Juego de Tronos como tal… es un conjunto de historias tan amplio… Entonces, si hubiera una precuela, estaría encantado de volver. Pero estoy seguro que cualquier otro actor que ha trabajado en Juego de Tronos te diría que estaría encantado de volver. Puedo ver perfectamente que Juego de Tronos siga con distintas historias.

P: En una ocasión dijo que el Trono de Hierro sería para Jon Nieve. ¿Lo mantiene?

R: Más que nunca (risas). Pensaba que estaba muerto por un tiempo, pero lo han vuelto a traer. Y creo en ello más que nunca.

P: Además de Juego de Tronos, muchos no olvidan su papel de Campbell en Braveheart (Mel Gibson, 1995), todo un clásico.

R: Tienes razón en decir que es una película clásica. Hace nada estaba hablando con unos ilustradores de la convención y me dijeron que, es curioso, hay películas y hay «films». Y Braveheart es un «film». Y creo que por eso ha tenido una vida tan prolongada a su estreno. Y creo que esto se dio por un par de elementos: el primero es porque no había ordenadores para hacer los efectos especiales; había 3.000 extras, las batallas eran tal y como las puedes ver, y esta realidad es la que ha impulsado a la película. Y por otro lado, porque era un filme en el que mezclaba la lucha por la libertad de William Wallace. Y esta es una libertad no solamente para Escocia, sino que el punto central de la película, para mí, era el hecho de la libertad individual. Y por eso resuena todavía en las audiencias actuales, y en todos los países más allá de Escocia. Esta apreciación de los derechos individuales creo que es pertinente incluso a día de hoy, en el que las libertades están bajo asalto constantemente por cambios pequeños… nos convertimos un poco más en autómatas en función de las autoridades. Y por eso Braveheart significa mucho para mí.

P: ¿Viene mucho por España? ¿Qué le parece la Feria del Cómic de Alicante?

R: No hablo nada de español (lo repite en castellano), y he venido recientemente. He empezado a venir hace relativamente poco tiempo. A Sevilla, a Pamplona… a Sevilla a la Feria, a Pamplona a los Sanfermines, a los toros, y estoy descubriendo que me gusta mucho España. La cultura española. Es algo que para los británicos es una cosa desconocida, cuando es una historia tan rica y en parte extraordinaria. Y es como si abriese un cofre del tesoro de cosas maravillosas para descubrir. Así que me encanta venir a España, y venir a convenciones es maravilloso porque todo el mundo que viene aquí viene por los fans. Por los fans que están ilusionados ya no solamente por el encuentro en sí, sino para hablar con ellos de otras películas y de cualquier otra cosa. Por eso me encanta estar aquí.

P: Sabemos de su afición a la tauromaquia, y que está produciendo un documental sobre el diestro Juan José Padilla. ¿En qué fase se encuentra el trabajo?

R: Conocí a Juan José hace unos dos años en una conferencia en Madrid. Y por una extraña razón, él no habla inglés, y yo tampoco español, coincidimos, enganchamos, encajamos. Él me contó cuando perdió el ojo, y me pareció un conferenciante maravilloso. Profundo e interesante cuando hablaba. Y nunca había estado en una corrida. Me invitó, he ido a varias. Y tengo que decir que en Pamplona, en concreto, me dedicó un toro. Para mí ha sido un gran honor. Y entonces le propuse o pregunté si quería hacer un documental. Porque en el resto de Europa la gente no comprende cómo de importante es la corrida. Lo ve de forma muy mala. Y quería explorar el hecho, que es una cosa muy integral en la cultura española, y también la actitud que tiene: «Las corridas son malas», dicen. Y yo quiero decir que tener animales en granjas, en cajas, y alimentarlos y matarlos llenos de antibióticos es de una crueldad terrible. En cambio, vemos una corrida y decimos: «Es malo». No, no lo es. Y es algo sobre lo que quería hablar. Y le pregunté a Padilla si quería estar en el documental, y sé que voy a tener muy mala prensa…. pero estoy en una edad en la que me importa una mierda.

Leer más
Entrevista a la actriz Ana Milán
Sep19

Entrevista a la actriz Ana Milán

Uno de los rostros más populares de la pequeña y gran pantalla. Ana Milán, modelo, presentadora y actriz alicantina, ha publicado recientemente el libro Sexo en Milán (Ediciones MR). Una obra “de chicas, para chicas, que deberían leer los chicos”, en el que colaboran otras caras conocidas del mundo de la farándula como Imanol Arias, Santi Millán, Malú o Patricia Conde, entre otros. Sexo en Milán versa sobre el amor, la pareja y las relaciones entre las mujeres y hombres, a veces tan sencillas y casi siempre tan complicadas. FOTO: CRISTINA DE MIDDEL

Publicado en Información el 31 de octubre del 2011

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20111031040

“Alguien que te hace reír puede hacerte feliz toda la vida”

LA ACTRIZ ANA MILLÁN EN EL HOTEL HESPERIA DE ALICANTE

P: Le leo una frase de la escritora Isabel Allende que aparece en su libro Afrodita. Dice en alusión al sexo: “El viernes se supone que es el día de la mujer, los otros seis pertenecen al hombre”. ¿Qué le dice?

R: Nunca me atrevería a contradecir a Isabel Allende, porque me parece una maga de las palabras que a mí me ha hecho soñar con la Literatura. Pero, personalmente, los siete días de las semana deberían ser los siete días de la pareja.

P: ¿Sigue siendo útil regalar un bonito ramo de flores, o queda uno mejor si le regala un iPhone o un iPad?

R: Sigue siendo útil y bonito regalar un ramo de flores. Absolutamente. Más que útil. De hecho, si te soy sincera, hace escasa media hora me han regalado una orquídea. Y no me cabe la sonrisa en el cuerpo.

P: Lo decía porque en estos tiempos en los que vivimos obsesionados por las nuevas tecnologías, parece que uno queda mejor regalando un iPhone…

R: Depende también del momento. Pero el iPhone, aunque puede ser un regalo maravilloso, nunca va a causar el mismo efecto que un ramo de flores.

P: ¿Es la risa un excelente afrodisíaco?

R: La risa es el afrodisíaco por naturaleza. Y nada es tan sexy en un hombre como la sonrisa, o una mujer que haga reír. La risa es un afrodisíaco, de liberación lenta, y que puede durar toda una vida. Porque alguien que te hace reír puede hacerte feliz toda la vida. No importa que haya cogido tres kilos, que le hayan salido algunas arrugas… La risa lo repara todo.

P: La ciencia ha probado que el deseo amoroso empieza por la nariz, por las feromonas… ¿Cree en ello o es pura teoría científica?

R: He de reconocer que el olfato para mí sí tiene un sentido muy erótico. Porque si el que te gusta huele… al final es como la comida, que no te apetece probarlo. Porque te digo otra cosa, además, la mezcla del perfume de un hombre con su piel… es súper erótico.

P: ¿Cree en el amor a primera vista?

R: Yo creo en el amor a primera vista y, si no te ha sucedido, tienes que volver a pasar delante de él. (Risas) Sobre todo creo en la atracción a primera vista. Porque el amor… el amor son palabras mayores que, en primer lugar, te tiene que encantar el chico o chica y, en segundo punto, te tiene que seguir encantando. En el amor se necesita más tiempo.

P: ¿O más trabajo por parte del chico?

R: ¿Trabajo? ¡En absoluto! Se trata de que te conquisten, porque eso es otra parte del amor, lo bonito de saber conquistar. Si la gente se diera cuenta de lo bonito que es una cena romántica, una nota escondida en una chaqueta antes de que se vaya al trabajo, cocinar la pareja los dos juntos… Son cosas que alegran nuestra vida.

P: ¿Y es más sexy un hombre que sabe cocinar?

R: Más sexy no, pero más útil sí. (Risas)

P: ¿Música clásico o música rock para tener sexo?

R: Ufff. (Se queda pensativa). Sí, música también, pero… ¿Sabes una cosa? Es que aquí mi marido y yo tenemos un problema, porque no coincidimos en ningún gusto musical. Es casi una tragedia. Pero hay músicas que nada más escuchar te incitan al sexo, claro.

P: Que un chico o una chica le recite una poesía a su pareja… ¿Es una cursilería o un buen comienzo para una noche pasional?

R: A mí me da un poco de pereza. En mi caso, muy bien lo tiene que hacer para que no me dé la risa. No me atrevería a criticarlo, ojo, porque cada uno es cada uno con sus cosas. Pero yo, uf, me daría un poco de risa. La poesía es un acto muy íntimo. Pero aplaudo también a los hombres que hayan tenido las santas narices de recitarle una poesía a sus parejas. ¡Olé sus huevos!

P: ¿Qué ocurriría si pudiéramos los hombres leer las mentes de las mujeres, como en esa película de Mel Gibson titulada En qué piensan las mujeres?

R: Bueno, bueno… sería una guerra mundial. Acabaríamos fatal. Y los hombres acabarían bastante acomplejados, la verdad. No, no, prefiero que no sea así.

P: Estamos hablando de todo pero… ¿Puede recomendarle el libro a un amigo, quiero decir, a los hombres?

R: Te lo contesto con una situación. Ha habido un montón de chicos que, en la presentación del libro, me han dado las gracias porque, según me dijeron, “ahora empiezo a enterarme de qué va la cosa”.

P: ¿Y su marido le ha dado la razón?

R: Mi marido se sabe el libro de memoria. Y le encanta. “Hacía falta que a los hombres nos lo contaran así de claro”, me ha dicho muchas veces. Porque, que yo sepa, no tenéis ninguna bola de cristal.

Leer más
Entrevista a Salvador Távora, fundador de la compañía teatral “La Cuadra”
Sep19

Entrevista a Salvador Távora, fundador de la compañía teatral “La Cuadra”

Si a los escritores les gusta definirse por las novelas que han realizado, algo así nos ocurre en el caso de Salvador Távora. Siendo una de las firmas más prestigiosas de nuestro teatro, su nombre y obra está cosido a la compañía “La Cuadra”, que fundó hace ya 40 años. Y por ella han pasado algunos de sus montajes más revolucionarios, con los que ha intentado recalcar constantemente su objetivo de modernizar el teatro, introduciendo elementos en movimiento e incluso animales sobre el escenario, para que el teatro sea lo más parecido a la vida y a la realidad que nos rodea. Salvador Távora huye del conformismo, y cada montaje se le presenta como un nuevo reto con el que hacer soñar o reflexionar al espectador. Sus trabajos y sus méritos reciben ahora el reconocimiento y homenaje de la XIX Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos de Alicante.

Publicado en Información el 6 de noviembre del 2011  

MIRA LA ENTREVISTA EN PDF: 20111106088

“El teatro jamás debe acomodarse en lo habitual ni en lo convencional”

Távora

P: La transformación y la renovación en el teatro. ¿Son sus dos grandes obsesiones?

R: Para mí hay una cosa fundamental en el teatro, y es que el cambio y la transformación ha de producirse en la misma medida que el espacio. Es decir, salir del espacio convencional para hacer espectáculos abiertos, por ejemplo… Todo esto forma parte del proceso que tiene que llevar el teatro para cambiar.

P: Pero en tiempos de crisis, el riesgo teatral y su experimentación es casi una quimera. Ya nadie se la juega…

R:  Nosotros siempre hemos ido buscando y hemos propuesto nuevas maneras, porque el teatro jamás debe acomodarse en lo habitual ni en lo convencional.

P: Podemos una obra suya dedicada a Rafael Alberti. ¿Para cuándo una inspirada en Miguel Hernández?

R:  Toda la vida y obra de Miguel Hernández la he tenido en mi cabeza, pero no sé porqué… La verdad es que no soy muy partidario de dedicarle algo a un poeta en su año (en 2010 se celebró el centenario del nacimiento de Miguel Hernández) porque luego se olvidan. He trabajado con obras de muchos poetas, pero jamás he hecho algo por orden superior. De todos modos, creo que algún día haremos algo sobre Miguel Hernández, porque me inspira un gran ejemplo de persona, forma de pensar, hacer teatro y literatura.

P: ¿Ha muerto el teatro del compromiso?

R:  En nosotros, no. En parte, porque es la espina dorsal de nuestro trabajo. Y el compromiso, si no sale en el montaje está en el lenguaje. El compromiso de Picasso no fue por pintar de otra manera, sino por modificar las formas de expresarlo. Con la obra de teatro de Alberti mostramos el fiel compromiso de un poeta comunista, que es algo que escasea en estos tiempos. “La Cuadra” siempre ha llevado el compromiso, a veces con una austeridad de medios grandísima, pero lleva el mismo compromiso desde 1972.

P: ¿Se puede entender el teatro sin las ayudas de instituciones públicas?

R:  Las ayudas son para mantener la creación o para facilitar a desarrollar ideas. Pero sin las ayudas, todo sería mucho más difícil, porque la actividad teatral no es rentable. Y hasta con ayudas económicas te hacen llegar al límite para mantenerlo.

P: Atraer al público joven al teatro. ¿El reto pendiente?

R:  En el caso de “La Cuadra”, el público es inclasificable. Tenemos de todo, y se cubre un amplio abanico. Gente o no del teatro ha venido a nuestras representaciones por el flamenco o por la introducción de máquinas o incluso caballos que ha sorprendido a gente que no es habitual del teatro y luego ha repetido… Porque el único problema del teatro es que si cae en la intelectualidad y el aburrimiento, la gente no vuelve más.

P: ¿Hasta qué punto pueden ayudar o dañar las nuevas tecnologías al teatro?

R:  Al teatro no le hacen daño las nuevas tecnologías. Porque es el último arte donde la comunicación persona a persona es posible. Es como cuando los olores se apoderan del escenario o escuchas los sonidos o diálogos en directo: eso no lo puede dar ningún otro arte.

P: Fuera del teatro. ¿Ha seguido el movimiento de los indignados? ¿Puede ser el título de una nueva obra?

R:  Todo movimiento que nazca de la necesidad de tener una sociedad mejor me parece muy importante.

Leer más
Entrevista a Xavier Nieto, director de ARQUA
Sep11

Entrevista a Xavier Nieto, director de ARQUA

La provincia de Alicante cuenta con numerosos rincones en el fondo del mar donde yacen restos arqueológicos de gran valor cultural. En las aguas de Villajoyosa, Calpe, la isla de Tabarca… son muchos los puntos donde hoy es posible encontrar un trozo de nuestra historia. El alicantino Xavier Nieto, director de ARQUA, es consciente de todas estas riquezas y, quizás muy pronto, puedan estar disponibles para el turismo con inmersiones abiertas al público. Es una de las opciones que se baraja, después del buen funcionamiento del Plan Nacional de Protección del Patrimonio Subacuático, que ha logrado reducir el número de expolios de ladrones y piratas en aguas españolas. FOTO: PEDRO MARTÍNEZ

Publicado en Información el 26 de junio del 2011

MIRA LA ENTREVISTA EN PDF: 20110626088

“Nuestro trabajo no es solo rescatar tesoros, también es recuperar la historia”

archivosalida_20110625_171529

P: Tras pasar por la dirección del Centro Subacuático de Cataluña… ¿Es éste su mayor reto?

R: Es un reto más, ni el más complicado ni el más difícil. Un reto muy agradable. Nos hemos marcado como objetivo lo que fija la normativa: la defensa y protección de las riquezas subacuáticas, encuentren donde se encuentren, ya sea en Asia, África o América. Debemos conservarlo para las generaciones futuras.

P: ¿Cómo trabaja ARQUA en coordinación con otros tantos centros dependientes de su mismo trabajo, como el Centro Subacuático de la Comunidad Valenciana?

R: ARQUA es el Museo Nacional de Arqueología Subacuática y tiene, por tanto, sus propias responsabilidades. Pero tampoco debemos olvidar que ciertas competencias se trasladaron a las comunidades autónomas. Aún así, se colabora en asesoramiento o medios técnicos, por ejemplo.

P: Según algunos expertos, la carta arqueológica subacuática en la costa alicantina, que tiene localizado medio centenar de pecios, ha quedado anticuada porque se hicieron los cálculos a 30 metros de profundidad, cuando se pueden encontrar nuevos “tesoros” a prospecciones más profundas. ¿Qué opina?

R: Una carta arqueológica es, por definición, una obra inacabada porque hay constantemente nuevas informaciones y avances técnicos que nos pueden permitir inmersiones más profundas. Y respondiendo a tu pregunta, las cartas arqueológicas se han hecho a esas profundidades, que es donde los submarinistas pueden moverse. Pero para alcanzar mayor profundidad es necesario otros y más medios técnicos como vehículos. ¿Y descubriremos nuevos restos? Es posible. Pero lo cierto es que esta es nuestra asignatura pendiente.

P: ¿Están cerca las inmersiones turísticas a centros arqueológicos subacuáticos? ¿O sería una manera peligrosa de dejar al descubierto nuestro patrimonio?

R: Yo creo que hay que abrir parques arqueológicos subacuáticos. Es una demanda social y una posibilidad para el sector. El primer parque se abrió hace 10 años en Cataluña y ha funcionado muy bien. El problema es que no todos los espacio arqueológicos subacuáticos se pueden abrir por el riesgo de expolio. Hay que definir, por tanto, cuáles están bien y cuáles hay que descartar porque, por ejemplo, puede existir un barco con objetos que pueden ser robados.

P: ¿Está la Guardia Civil y la Armada custodiando los centros arqueológicos subacuáticos?

R: El Ministerio de Cultura firmó unos convenios con la Armada y la Guardia Civil para estos cometidos. No te puedo decir por evidentes razones en qué consisten sus trabajos y cómo desarrollan sus tareas. Pero se está cumpliendo todo.

P: ¿Y se ha conseguido detener el número de expolios en España con la nueva legislación?

R: Eso es muy difícil de evaluar porque intervienen muchos factores y no hay números. En primer lugar, porque el expolio es secreto pero, bueno, el día a día de la profesión te permite saber que ya no estamos en la situación de los años 80 y 90 con expolios masivos. Esto también se nota por el número de piezas que aparecen en los comercios clandestinos, donde cada vez es más difícil ver piezas de procedencia ilegal. Esto no quiere decir que no exista. Pero seguro que hay menos.

P: En la costa alicantina se ha hablado del posible hallazgo de restos de navíos de la Guerra Civil Española… pero nunca se ha descubierto o mostrado nada.

R: No es que se haya encontrado nada de la Guerra Civil, lo que ocurre es que si esa información ya la tenemos en los archivos… ¿Para qué vamos a gastar enormes cantidades de dinero en extraerlo? No se trata únicamente de rescatar restos, objetos o tesoros, sino de recuperar la historia. Ése es nuestro verdadero fin.

P: ¿Conoce la historia de un submarino nazi hundido en Calpe?

R: Sí, pero personalmente no tengo documentación y no sé si realmente existe.

P: Señaló en una ocasión que su deseo es que los tesoros del caso Odissey viajaran por España…

R: El día que vuelvan las monedas, imagino que serán para el disfrute del público.

P: ¿Y tiene España proyectos subacuáticos en Asia, África o América?

R: Estamos realizando trabajos y c0laboraciones con los equipos que están trabajando en esas zonas. Además, nosotros tenemos algo muy importante, y son los archivos que aportan la información para esos trabajos de investigación.

P: Dígame. Si este verano salgo a bucear y me encuentro con una enorme barco que puede pertenecer a un tesoro arqueológico español… ¿Qué hago?

R: No tocarlo, dejarlo en su sitio y llamar al museo arqueológico más cerca del lugar.

P: ¿Qué le parece el trabajo que está realizando el MARQ, el museo arqueológico de la provincia de Alicante, desde su puesta en marcha?

R: Yo creo que el MARQ de Alicante es una institución museística de referencia desde su inauguración, tanto en la calidad museográfica como por su elemento de difusión y aproximación al público. Para mí, el MARQ marca una época, es un antes y después de la museografía en la arqueología española.

P: ¿Se han planteado algún tipo de exposición conjunta o bien una futura colaboración?

R: ARQUA está abierta a una futura línea de colaboración con ellos. Y también te puedo decir que nuestras relaciones son magníficas.

P: ¿Es ARQUA, museo ubicado en Cartagena, una gran desconocida en la provincia de Alicante? ¿No tiene esa sensación?

R: ARQUA tiene un estudio de mercado, y acapara un marco geográfico que es sobre todo Murcia, Alicante, Albacete y Almería. Y ahora, para potenciarla, estamos trabajando con la idea de organizar futuras excursiones de escolares al museo y, de este modo, con el boca a boca, pueda llegar el interés también a los padres. Somos conscientes de la situación, y la provincia de Alicante tendrá más presencia en el museo.

P: ¿Por qué cuesta tanto difundir la figura de marinos alicantinos tan distinguidos como Jorge Juan o Julio Guillén Tato?

R: No es un problema de difundir, sino más bien de interés social por la investigación en España porque… ¿Cuántos españoles no conocen a los investigadores de Bioquímica o Matemáticas en España? ¿Quién conoce esos trabajos? Nadie.

Leer más
Entrevista a Santiago Grisolía, presidente del Consell Valencià de Cultura
Ago19

Entrevista a Santiago Grisolía, presidente del Consell Valencià de Cultura

Guarda respuesta para casi todo porque de casi todo se ocupa el Consell Valencià de Cultura. El prestigioso científico e investigador Santiago Grisolía, discípulo de Severo Ochoa, está al frente de esta institución que vela por los intereses de la cultura en la Comunidad al mismo tiempo que asesora a la Generalitat. Una labor nada fácil en estos tiempos difíciles de los que nadie se salva: Ciudad de la Luz, los legados de la CAM, el Marq, el Teatro Principal… El Consell Valencià de Cultura, quién lo iba a decir, tampoco se ha librado de esta era de recortes e incertidumbre.

Publicado en Información el 29 de enero del 2012

MIRA LA NOTICIA EN PDF: PRIMERA PÁGINA SEGUNDA PÁGINA

“La Generalitat debe dinero al Marq y al Teatro Principal, pero a nosotros también”

GRISOLÍA RECLAMA ACCIONES JUDICIALES PARA MEJORAR LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

P: ¿Qué línea de investigación o trabajo le ha supuesto mayor esfuerzo en el Consell Valencià de la Cultura?

R: La más importante fue el tema de la lengua valenciana. Por aquella época, le hablo de hace unos 12 años, las cosas estaban verdaderamente mal y se utilizaba la lengua desde el punto de vista político. Por entonces, Zaplana era el presidente de la Generalitat y Camps, que tanto sale en los periódicos, era el conseller de Cultura. Trabajamos mucho, tanto que recuerdo que a Zaplana le iban a operar en Alicante y me decía por teléfono: “Hasta que me anestesien, cuénteme”. Fíjese cómo estaban las cosas que yo he salido de este edificio (del Consell Valencià de Cultura) custodiado por la policía porque había una serie de energúmenos ahí en frente con sus banderas tratando de hacer daño. Recuerdo que fueron varios meses de trabajo, pero al final se llegó a un acuerdo importante, y como consecuencia de nuestro dictamen se consiguió la formación de la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Algo que algunos de estos energúmenos no me perdonan. Ahora se les ha pasado un poco, pero cuando llega el 9 d’octubre, el día más importante de la Comunidad Valenciana, todavía me insultan y me tiran dinero. Afortunadamente no eran monedas grandes, sino pequeñas (risas).

P: ¿Y cuál es ahora su mayor preocupación en el Consell Valencià de Cultura?

R: El empleo de los estudiantes universitarios. Nos preocupa el paro en todos sus aspectos, pero sobre todo el paro en los jóvenes estudiantes. Por ese motivo, actualmente, estamos elaborando un estudio con entrevistas a universidades de toda Europa, como la de Luxemburgo, para conocer el problema. De este modo, queremos conseguir un documento que pueda servir a las universidades. Porque tenemos que proteger a los jóvenes de la crisis.

P: ¿Y podemos proteger la cultura en estos tiempos de recortes e incertidumbre?

R: La cultura y la ciencia son las dos áreas que peor lo pasan en tiempos de crisis. ¿Y sabe lo que pasa Pues que la ciencia es el futuro y siempre va a estar ahí porque habrá alguien con nuevas ideas… Lo que ocurre es que la ciencia tarda años en dar sus frutos. Por eso la cultura y la ciencia no la tienen en consideración los políticos que, generalmente, solo piensan en persistir y ganar votos.

P: ¿Y les dice eso a la cara?

R: Escribo cartas constantemente. Hago continuamente lo que puedo. Hay que ser repetitivo y repetirlo muchas veces. Pero es cierto que, en cuanto metes la política de por medio, lo estropeas. ¿Un ejemplo El Centro de Investigación Príncipe Felipe.

P: Alberto Sols, médico de Sax y Premio Príncipe de Asturias, era muy amigo suyo. ¿Qué recuerdos guarda de él?

R: Era una persona muy interesante. ¿Usted sabe que fue el número 13 del Opus Dei Luego se salió y a los del Opus le sentó muy mal… Teníamos como 20 años cuando nos conocimos. Después yo me marché a Estados Unidos a trabajar y Alberto vino después. Era un gran trabajador y un gran científico. Nos teníamos un gran cariño.

P: Y cuánto hizo por la investigación, y qué rápido nos hemos olvidado… ¿no?

R: ¿Y quién se acuerda de don Severo Ochoa La memoria de los científicos es muy corta, pero para mí Alberto Sols sigue vivo. Si no fuera porque algunos científicos seguimos existiendo… Está claro que se podría dar más. De todos modos, hay un importante instituto de investigación que lleva el nombre de Alberto Sols y, en Sax, su pueblo natal, también hay una casa-museo.

P: Severo Ochoa, el Nobel de Medicina español, tengo entendido que también le apreciaba mucho.

R: Tanto que, cuando falleció Alberto Sols, don Severo Ochoa cogió en Asturias un coche él solo y, con sus más de 80 años, se vino a Alicante para asistir al funeral. Lo hizo solo por estar en su última despedida.

P: ¿Y cómo se llevaba usted con el poeta alcoyano Juan Gil-Albert, el primer presidente del Consell Valencià de Cultura?

R: Gil-Albert fue nombrado por Ciprià Ciscar en enero de 1984, pocos meses antes de constituirse el Consell, y estuvo hasta su muerte en 1994. Fueron años en los que el Consell no tenía mucha actividad pero, como es lógico, por aquí se le respetaba muchísimo. Fue un premio a su labor y reconocimiento. Pero lo cierto es que estaba muy mal y muy mayor, y necesitaba ayuda para seguir las reuniones.

P: Volviendo a la crisis, hay entidades como el Marq o el Teatro Principal de Alicante que tienen problemas de financiación debido al dinero que les adeuda la Generalitat… ¿Ha valorado el Consell Valencià de Cultura esta situación?

R: La Generalitat debe dinero al Marq y al Principal, pero a nosotros también nos deben dos años. Y vivimos de lo poco que tenemos ahorrado.

P: ¿Y qué hacer entonces?

R: Aquí hemos planteado muchas veces y sin éxito la Ley de Mecenazgo. Sería, como en el sistema americano, una manera de desgravarse con la condición de gastar o invertir un porcentaje de tu dinero en una fundación. Así se beneficia el Estado y se beneficia la persona. En Francia, uno se puede desgravar hasta el 80%. Si eso ocurriera en España, con la obligación de gastar un porcentaje todos los años, se daría un salto importante. Sería una alternativa a la crisis actual de las cajas de ahorros.

P: Hablando de cajas de ahorros, recientemente el Consell Valencià de Cultura mostró su preocupación por los legados de Carlos Arniches, Azorín, Gabriel Miró u Óscar Esplá que conserva Caja Mediterráneo. ¿Cree usted que todo esto ha mejorado con la absorción del Banco CAM con el Sabadell?

R: Hay que proteger esos papeles y lo más importante es que el Sabadell los tome en consideración. Porque los legados no pueden ser importantes 300 años después como solemos hacer, sino tienen que serlo ahora. Se necesita para ello que estén en manos alicantinas. Uno de nuestros consejeros, el profesor Francisco Moreno Sáez, nos ha insistido mucho en este tema e, incluso, hemos pensado en dirigirnos al Sabadell para que tengan en cuenta y sepan la importancia de estos legados.

P: ¿Va con frecuencia al cine?

R: Tanto como puedo. La última, El discurso del rey.

P: ¿Y qué le dice el caso de Ciudad de la Luz, los platós de cine en Alicante ¿Nos equivocamos con su construcción?

R: Sí, totalmente. Además, cada vez se utiliza menos este tipo de platós. Fue un error cultural y fue mi compañero Berlanga quien insistió y ahora se está intentando vender… Es como todo, y todos nos equivocamos. Yo quiero mucho a Berlanga y a toda su familia, pero creo que le sucedió lo que me pasa a mí con mis hijos: pienso lo que me gastaba cuando era joven y no entiendo lo que se gastan ellos ahora con ciertas cosas tan caras.

P: Callosa del Segura tiene un instituto con su nombre y también hay un jardín en Ibi que le rinde homenaje… La provincia de Alicante siente un gran cariño por usted.

R: Yo también siento un gran afecto por Alicante y su provincia. Es más, tengo hasta una palmera con mi nombre en el Huerto del Cura en Elche y, todos los años, por el mes de diciembre, me mandan los dátiles de la palmera. Todos excepto uno, que fue el año en que muró don Severo Ochoa, y me mandaron los suyos.

P: Me decía que conoce muy bien Dénia.

R: Mi padre fundó el primer banco de Dénia. Debía tener unos siete años cuando mi padre dejó de ser profesor para iniciar una nueva vida como banquero en el Banesto. Los muebles que tenía eran muy bonitos, los hacían en Granada, y mi hermano incluso los intentó comprar. No le dejaron, claro, porque eran muy espectaculares. Imagino que todavía estarán por allí.

P: ¿Y le gustan los toros a Santiago Grisolía?

R: Me gustan, pero no los bous al carrer. Sabe usted que por aquí, sobre todo en Castellón, se hacen miles en verano. Y es muy peligroso. Pero por aquí hay adoración. Sin embargo, para mí, las corridas de toros son más llamativas, aunque es muy raro ver una corrida muy buena últimamente. Por eso, mi propuesta es que sean de cuatro toros y, al mejor o peor torero, darle el cuarto astado.

P: ¿Y peligra la Fiesta como en Cataluña?

R: No, no creo que ocurra lo mismo.

P: ¿Y siente predilección por algún torero?

R: Bueno, recuerdo cuando conocí a Manolete. Fue en el barco que nos traía a Estados Unidos, cuando era un becario. Él venía a hacer la gira sudamericana, y la verdad es que era una persona más abierta de lo que parecía y decían.

Leer más
Entrevista a Sami Nair en Alicante
Ago18

Entrevista a Sami Nair en Alicante

¿El mundo, tal y como lo entendemos hoy, tiene los días contados? Para Sami Nair, influyente pensador, filósofo, articulista, politólogo y sociólogo, estamos asistiendo al nacimiento de una nueva civilización y una nueva conciencia mundial, en una época de luchas que, ante la desesperanza, siempre tiene cabida la esperanza. Nair cerró ayer el III Foro Social de Éticas y Espiritualidades con una conferencia en el Paraninfo de la Universidad de Alicante. El encuentro, que ha contado con la colaboración del Club INFORMACIÓN, ha registrado más de 60 actividades con la intervención, a su vez, de más de 70 ponentes. FOTO: CRISTINA DE MIDDEL

Publicado en Información el 20 de mayo del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: PRIMERA PÁGINA SEGUNDA PÁGINA

cmiddel_20100128_140834

P: ¿Son días de barbarie, como dejó escrito Sampedro?

R: Estamos en una época de barbarie, de transición, pero también estamos en una época de muchos progresos que se están desarrollando en distintos sectores. Y, al mismo tiempo, estamos asistiendo progresivamente al nacimiento de una nueva civilización, de una nueva conciencia mundial. Estamos en una época de luchas y, como en todas las luchas, no podemos ver la realidad con un sólo ojo, porque donde hay desesperanza también tiene cabida la esperanza. No podemos ver únicamente la realidad a través de la barbarie, hay que ver los dos lados.

P: ¿Y está agotado el sistema?

R: Estamos viviendo el fin de un ciclo histórico, el ciclo, digamos, del capitalismo civilizado, de la civilización basada en el humanismo, y estamos buscando un nuevo mundo pero no sabemos dónde vamos. No sabemos qué nuevo sistema se va a asentar los próximos 50 años. Lo cierto es que vivimos muy rápidamente, y en el marco de diez años, se han producido multitud de acontecimientos. Desde entonces, se ha producido todo de una manera caótica y vamos camino de un nuevo ciclo. Eso está claro.

P: Los ciudadanos miran con desconfianza a la política, y hay quien asegura que son tiempos más que nunca para la política. ¿Usted con quién se queda?

R: Hay una desconfianza cada vez más importante, pero no tanto en la política sino en los políticos. Porque los políticos han demostrado su incompetencia, y una profunda complicidad con un sistema que es intolerable. Del mismo modo le puedo decir que lo de la izquierda, en estos últimos años, es decepcionante, porque no hicieron nada para ofrecer a la ciudadanía una alternativa frente al sistema salvaje. Yo diría, por tanto, que hay una crisis no de la política sino de los políticos, una crisis frente a la práctica y el modo de actuar de algunos políticos. La profesionalización de la política ha transformado a los políticos en funcionarios del poder. Y aquí está la esperanza de los movimientos sociales.

P: El político italiano Beppe Grillo ha aconsejado al movimiento 15M entrar en política este pasado sábado…

R: A mí, que diga eso Beppe Grillo, me parece un consejo un poco irresponsable de su parte. El problema aquí es cómo entrar en política, y yo no lo aconsejo como los partidos hoy, como los políticos funcionarios. La fuerza de estos movimientos radica en cómo plantean los problemas, articulados con la demanda de la sociedad, y tienen que encontrar una manera de acceder a la política flexible, basándose siempre en la relación con las demandas sociales. Pueden presentarse a unas elecciones, pero no bajo un modelo clásico en el que los políticos prometen el paraíso y, al día siguiente, se olvidan. Este modelo no puede seguir, y hay que proponer una reforma del sistema, y hacer que la alternativa social pueda organizarse.

P: Hay casos de inmigrantes que no son atendidos en hospitales y centros sanitarios… ¿La crisis es la excusa?

R: La justificación es la crisis, los recortes, pero la realidad es que la cobertura del Estado de Derecho a los inmigrantes, a los jóvenes y a las mujeres se ha demostrado que es muy frágil. En el caso de los inmigrantes, se confirma el lema que conocemos muy bien de los años 90: cuando les necesitábamos abríamos la puerta, y cuando no les necesitábamos les echamos fuera, porque no son considerados humanos, sino mera mercancía.

P: No solo hay una crisis económica, sino una crisis de la competencia, y los españoles hoy ocupan puestos de trabajo antes no deseados, como los del campo.

R: La crisis crea una situación insolidaria, la crisis desarrolla lo que podemos llamar la lucha de todos contra todos, y los españoles que no querían antes trabajar en el campo ahora lo hacen y dicen que es suyo. Mire, esto no es una crisis de los inmigrantes, es una crisis técnica que viene de la política de austeridad puesta en marcha por las élites dominantes a nivel europeo, incluidas las élites españolas. Los responsables de esta crisis no son los inmigrantes, son los banqueros.

P: Pues desde que estalló la crisis, en el 2008, el único banquero que ha ingreso en la cárcel en España fue hace apenas unos días…

R: Yo es que no entiendo lo que está pasando en España. Cuando estalló la crisis propuse, por medio de unos artículos, la reorganización de las políticas en el Banco Europeo. Y, en contra, ellos han tomado una serie de medidas contraproducentes que han incrementado los efectos de la crisis en la política del euro. Pensaban que el mercado iba a solucionar sus propios problemas, y eso ha provocado millones de parados más. Y todos esos banqueros que han actuado así no han sido cuestionados y tampoco se les ha castigado. Terminan su mandato y se van sin más, sin problemas y con grandes sueldos. Ninguno de estos banqueros ha rendido cuentas a la Justicia.

P: El historiador Fernando García de Cortázar se pregunta dónde están los intelectuales en España, y porqué están callados…

R: Tampoco entiendo su silencio, como tampoco entiendo los que dedican su tiempo a hablar de cosas de poco interés cuando la ciudadanía sufre. Con todo, no se puede generalizar, porque hay periodistas y economistas metidos en la batalla, que con sus artículos defienden una salida a la crisis. Pero en lo que se refiere a los intelectuales, a los que trabajan con las ideas, hay algunos que se movilizan pero la mayoría está silenciada. Y no solamente está silenciada, porque el problema verdadero es que el intelectual no ha hecho el trabajo de crítico lo suficientemente. Y quizás eso se deba a que hay intelectuales que se han acercado de manera peligrosa a los partidos políticos, y se han acercado de una manera un poco problemática al poder. El mejor intelectual es el que sabe mantener la distancia con los políticos y del poder, pero está claro que esto no siempre es fácil. No es siempre fácil, decía, porque hay intelectuales que no dependen solo de su trabajo, sino de la difusión de sus ideas en los medios de comunicación.

P: ¿A usted le ha decepcionado Obama?

R: Sí, me ha decepcionado, porque se ha integrado en el poder, y para quedarse en el poder hizo concesiones que no debería haber hecho. Pero no lo condeno por ello, porque uno tiene que saber cómo funciona el sistema norteamericano. Un sistema políticamente bárbaro, despiadado, basado en la dominación de Wall Street… Obama, digamos, no podía cambiarlo todo, y no ha solucionado en absoluto todos los problemas. Pero sí es cierto también que ha desarrollado políticas sociales para millones de personas.

P: ¿Es posible otro mundo?

R: Por supuesto que es posible, porque la historia nunca se acaba, y porque la historia es el deseo de cambiar las condiciones de existencia para mejorarlas, y eso es siempre posible. La esperanza es posible en otro mundo, que supere al que existe hoy en día. Y eso, la esperanza, ningún sistema, ningún político puede quitársela al hombre, porque lo que caracteriza al hombre es la voluntad de cambio, de querer cambiar el mundo y de quererlo cambiar para bien.

Leer más