Agustín Galiana: de éxito en Francia
Mar06

Agustín Galiana: de éxito en Francia

El actor alicantino Agustín Galiana bate récords de audiencia en el estreno de la séptima temporada de Clem con casi cinco millones y medio de espectadores

Publicado en Información el 9 de enero del 2017

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20170109027 galiana

galiana

Clem es la serie del momento en Francia y que, en el estreno de la séptima temporada, sigue batiendo récords con un registro de más de cinco millones y medio de espectadores. Una ficción que emite TF-1, la cadena más vista de Europa, con señal en Francia, Bélgica, Luxemburgo, Suiza y Andorra, de la que es protagonista la afamada Victoria Abril junto al actor alicantino Agustín Galiana.

«Estamos muy satisfechos y, de hecho, sabemos que la temporada 8 está en escritura, aunque de momento no hay confirmación. Pero no creo que haya dudas para seguir con la ficción dados los buenos resultados», señala Galiana, natural de La Vila, quien destaca las señas de identidad de una ficción «especialmente dramática con un tema muy candente».

Sobre todo, en lo que atañe a su papel, ya que el actor alicantino encarna al hijo no reconocido de la gran protagonista, Victoria Abril, quien en Clem viaja hasta tierras francesas 33 años después para dar con ella.

Leer más
Agustín Galiana y Victoria Abril, protagonistas de la serie «Clem»
Feb01

Agustín Galiana y Victoria Abril, protagonistas de la serie «Clem»

El actor alicantino interviene en la sexta temporada de esta exitosa ficción francesa que congrega audiencias millonarias y que emite la cadena pública TF1. Galiana comparte papel principal con quien fuera «chica Almodóvar», estrella del cine y la TV en Francia

Publicado en Información el 31 de enero del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 31070CU_Alicante.qxd

image2 (1)

Clem es en Francia lo que Cuéntame en España. Y el símil no es casual si atendemos a sus rasgos comunes: Clem se emite en horario de máxima audiencia; congrega audiencias millonarias; anda ya por su sexta temporada (se trata de un producto cultural de largo recorrido); y se emite en la televisión pública (en este caso, la gala TF1).

Clem es el diminutivo de Clementina, ficción en la que Victoria Abril interpreta a Carolina, una madre protectora y familiar que debe afrontar el embarazo precoz de su hija adolescente. Una historia en la que las complicaciones familiares se suceden cuando ahora, en su sexta temporada, se producen nuevos acontecimientos con la llegada de un joven de 33 años, sevillano, llamado Adrián (que encarna el alicantino Agustín Galiana) que busca en París a su madre biológica (Victoria Abril).

«Trabajar junto a Victoria Abril, una actriz de esa eminencia, ha sido como una continua clase magistral de interpretación. Una “masterclass” constante. Y encima si es una actriz que admiro, de la que he visto casi todas sus películas, y alguien que ha hecho personajes que han marcado la historia del cine… ¡qué te voy a decir!», señala Agustín Galiana, natural de La Vila, residente en París, que se hizo con el papel protagonista de esta sexta temporada de Clem tras varias fases de casting. «Pasé algunas pruebas y aquí estoy, envuelto en este maravilloso e ilusionante proyecto», agrega.

Clem se estrena el próximo 30 de marzo en Francia, incluido un preestreno con pantalla de cine en las instalaciones de la cadena TF1. Y arranca con el capítulo titulado «Hola, mamá», con el que se presenta Adrián, el personaje que cobra vida con el actor alicantino Agustín Galiana. «Siento que ha habido mucha química con Victoria Abril en un trabajo de mucha escucha, del aquí y ahora. Un trabajo muy honesto, y del que me siento muy orgulloso», apunta Galiana respecto a un rodaje de seis meses, con hora y media por capítulo. «Ha sido una experiencia estupenda. Y me considero muy afortunado. Te ves en un país que no es el tuyo, y te dan un personaje tan complicado pero tan bonito como éste», matiza.

Clem, que cuenta además con la realización de Joyce Buñuel (mujer de Juan Luis Buñuel), ya se ha podido ver en Suiza y Bélgica (por compra y cesión de derechos). Galiana, por su parte, confiesa que ya ha visto la serie y está especialmente feliz por su calidad en un final además muy abierto. «Es el trabajo más grande que he hecho, y es mi personaje más importante», recalca el alicantino. «Me veo defendiendo un personaje complicado, oscuro por momentos, en una producción y guión impresionantes», apunta.

Para ello, Agustín Galiana ha estado en todo momento junto a Victoria Abril, residente también en París, y estrella del cine y la televisión francesa desde hace muchos años.

«Chica Almodóvar», Abril fue musa del director manchego desde finales de los años 80 y principios de los 90, en películas como ¡Átame!, Tacones lejanos y Kika. Y es una de las más destacadas intérpretes de la historia del cine español, en una carrera donde afloran grandes galardones como la Concha de Plata de San Sebastián (la primera fue en 1987 por El Lute, y la segunda con Bajo la órdenes, de Díaz Yanes) y un Goya a la mejor interpretación gracias a Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, en 1995.

Con su actuación también en Amantes, de Vicente Aranda, obtuvo en 1991 el Oso de Plata a la mejor interpretación en el Festival de Cine de Berlín.

Leer más
Agustín Galiana: entre Roldán y Paesa
Ago16

Agustín Galiana: entre Roldán y Paesa

El actor alicantino Agustín Galiana trabaja con Alberto Rodríguez (10 premios Goya con La isla mínima) en su último filme, El hombre de las mil caras, donde retrata la corrupción española de los 90.

Publicado en Información el 3 de agosto del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 03035CU_Alicante.qxd (1)

image1 (1)

A Agustín Galiana le sonríe la vida. Llegó casi con lo puesto a París, buscando salidas profesionales, y de un tiempo a esta parte, apenas sin percatarse, anda en lo más alto del cine y las series de televisión. Ahora con Alberto Rodríguez, el afamado director que logró nada menos que 10 premios Goya con La isla mínima; pero también está inmerso en un nuevo proyecto de ficción para la pequeña pantalla con Victoria Abril, que atrapa en la pantalla a millones de espectadores franceses cada semana; y todo eso, sin olvidar su paso reciente por Chefs, del reconocido Clovis Cornillac. ¿Suerte o talento? Trabajo.

El actor alicantino, y concretamente de La Vila Joiosa, reside en París desde hace años y donde precisamente se trasladó el equipo de Alberto Rodríguez hace una semana para el rodaje de su nueva película, El hombre de las mil caras, donde retrata la corrupción española por medio de los casos de Roldán y Francisco Paesa. El filme, con un presupuesto de algo menos de cinco millones de euros, se mueve entre Madrid, Singapur, Ginebra, Bangkok y la capital francesa, y su estreno está previsto para otoño del 2016.

Agustín Galiana se entera de la convocatoria del casting para la cinta de Alberto Rodríguez y acude para allí. Sale sin grandes sensaciones, con un sinsabor de no haberlo dado todo, con más decepción y frustración que otra cosa. Está casi convencido que no le llamarán. Pero suena el teléfono y le anuncian que es el elegido. «Casi no me lo podía creer», cuenta.

El alicantino ejerce de enlace en algunas secuencias de espías, donde interviene José Coronado como asistente de Paesa. «Fue una pasada trabajar con él. Todo con naturalidad y mucha cercanía, como la de Alberto Rodríguez cuando nos explicaba y corregía», señala Galiana, encantado por la labor de dirección de actores que también ejerce Rodríguez. «Me gustan los realizadores que no solo se encargan de dirigir planos y también dirigen actores», detalla.

Corre el verano de 1994 y Roldán, director de la Guardia Civil española hasta descubrirse que chapoteaba en los lodos de la corrupción, baja de un coche donde le acompaña Francisco Paesa, peculiar personaje encargado de esconderle en París. Roldán aún no sabe que Paesa le traicionará al estafarle con 10 millones de euros y pactar su entrega al Gobierno socialista de Felipe González (en la cuerda floja por entonces debido a numerosos casos de corrupción) previo pago de casi dos millones de euros.

«Alberto Rodríguez siempre toca temas candentes. Ya lo hizo en La isla mínima, donde aludió a un tema muy fuerte como los asesinatos de niñas en la dictadura, y también tocó la corrupción, en este caso la policial, en Grupo 7. Aquí ahonda un poco más en la corrupción al abordar el tema político, en lo que es una historia verídica», comenta Galiana, quien califica al realizador Alberto Rodríguez como «un tipo muy normal y cercano» que no parece «haber ganado 10 Goyas» con todo el éxito que eso acarrea.

«Me pareció muy familiar, muy coloquial, siempre respetando lo que estaba haciendo y que te transmite mucha confianza. Es un cineasta que también ama la profesión de actor, eso se nota mucho», añade.

«Alberto Rodríguez se ha rodeado en buena medida del equipo que realizó La isla mínima. Yo conocía algunos de ellos, y son un grupo excelente y muy profesional. Además, te das cuenta de lo potente que es la película con solo ver el vestuario, que era impresionante lo que había para actores y figuración», señala el alicantino.

En una reciente entrevista con la agencia EFE, el director Alberto Rodríguez hablaba sobre lo «polémica» que será esta película, El hombre de las mil caras: «La verdadera historia de lo que ocurrió ahí la saben tres o cuatro personas», dijo. «Han pasado veinte años y está de plena actualidad. Tristemente (respecto a la corrupción), es algo que se va a repitiendo cíclicamente. Es una lacra de nuestra sociedad que no hay forma de librarse de ella», expuso el director sevillano, autor también de Siete vírgenes.

Por otro lado, sin muchos detalles, el actor alicantino Agustín Galiana confirma su próximo trabajo con la actriz Victoria Abril en una serie de TV de alto presupuesto para la pequeña pantalla francesa. La ficción, con varias temporadas ya en marcha, reúne a varios millones frente a la pantalla siendo un gran éxito. Galiana, feliz en los nuevos episodios, se lo toma como uno de los mayores retos de su carrera.

Leer más
Agustín Galiana: en la serie “Chefs” de la TV francesa
Ene19

Agustín Galiana: en la serie “Chefs” de la TV francesa

El actor alicantino Agustín Galiana trabaja junto al reconocido Clovis Cornillac en la ficción Chefs, que se estrena en breve en la televisión pública francesa. Fue además seleccionado en el programa de talentos musicales Rising Star, del canal M6. FOTO: CARLOS ARANGUREN

Publicado en Información el lunes 12 de enero del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 12030CU_Alicante.qxd

4 - corto

Agustín Galiana es un artista poliédrico que, en los últimos tiempos, se ha movido especialmente entre el cine, la televisión, la música y, en menor medida, el teatro. Nacido en Alicante, aunque ha pasado toda su vida en Villajoyosa, Galiana marchó a Madrid a ganarse la vida y, tras su participación en el filme francoespañol Rose et Noir, de Gerard Jugnot (actor y director, les sonará su película Los chicos del coro, del 2004), decidió dar el salto al país vecino. Así, con algunas nociones de francés, y llevado también en cierto modo por el amor, Agustín Galiana se instaló en París y, desde entonces, no le ha ido nada mal.

De hecho, en apenas un mes, la televisión pública francesa France 2 estrena la serie Chefs, en la que ha trabajado Agustín Galiana junto a otro reconocido intérprete como Clovis Cornillac (que rodó, dicho sea el dato por curiosidad, Astérix en los Juegos Olímpicos en los estudios alicantinos de Ciudad de la Luz). Una experiencia, la de esta serie, que le ha valido a Galiana para colocarse en un lujoso escaparate, dentro de un panorama audiovisual atractivo y potente como el francés.

«Ha sido muy gratificante, todo un reto y muy emocionante. Chefs supone mi primera participación en la televisión francesa y ya sabes que las primeras veces son esa mezcla de nervios, excitación, miedo y felicidad, además de la presión de actuar en una lengua que no es la tuya. Se estrena en poco más de un mes en el canal France 2, y para mí ha sido un honor poder compartirlo con actores de la talla de Clovis Cornillac en un producto de esta calidad. Espero que sea la primera de muchas», señala.

Galiana, que también ha intervenido en series españolas como Yo soy Bea o películas como Círculo rojo o 20 centímetros (con Lola Dueñas y Rosi de Palma), le ha servido también este debut en la televisión pública francesa para establecer diferencias en la producción de uno y otro país. De hecho, al actor alicantino le sorprende, tanto como le cautiva, lo que se mima y cuida en Francia a los actores.

«Se trabaja de una forma muy parecida, aunque también es verdad que en Francia las producciones cuentan con un material audiovisual que quitan el hipo. Otra cosa que es interesante en el ámbito artístico en Francia es lo que se llama “l’intermittent du spectacle”. Esto significa que si cubres una serie de horas, tienes derecho a una especie de paro especial porque se entiende que el trabajo de artistas y técnicos del cine, teatro y el audiovisual son “intermitentes”, es decir, temporales. Hablo de unas leyes que protegen los derechos de artistas y técnicos. Cosa que en España ni siquiera se llega a pensar en nosotros. Ahí estriba la diferencia», afirma Agustín Galiana.

En cualquier caso, Galiana no cree que el cine francés esté por encima del español (aunque nadie puede poner en duda que cada uno de ellos contiene su firma inconfundible, especialmente en determinados directores y cineastas), aunque hay acciones (como las del ministerio de Cultura francés) que muestran su vivo interés por acercar el séptimo arte a los espectadores. Algo que, de momento, parece inconcebible en España.

«Son simplemente industrias diferentes. En los dos países se hace cine de mucha calidad, aunque sí es cierto que en Francia se produce más. Ahora bien, el que goza de más libertad y tiene más facilidad para acceder al cine es el público francés. De hecho, yo tengo un abono mensual que me permite ver todo el cine que quiero (incluso puedo ver varias pelis al día) en más de 600 salas por todo París por tan solo 20€. ¿Te imaginas? En España esto es impensable, vas dos veces al cine y ya has pagado lo mismo que yo pudiendo ver todo lo que quieres. Si lo hicieran estarían también las salas a rebosar, como aquí, y habría menos piratería y menos descargas ilegales», reflexiona.
Sea como fuere, Galiana no es un artista conformista y, por su faceta camaleónica, es posible encontrarle con un micro en mano cantando; o bien sobre el escenario de un cabaret o teatro.

Y tanto es así que, hasta ahora, su trayectoria musical le ha cosechado muchos éxitos y alegrías, partiendo de su nominación a artista revelación de RTVE en el 2010. Un bonito viaje que sigue su curso cuando, recientemente, fue seleccionado en el programa de talentos musicales Rising Star, de la canal privada francesa M6, donde alcanzó los cuartos de final.

Pero su carrera musical no se limita a un espacio televisivo, sino que en Francia ha fundado su propio grupo, The Garbo, al que crítica y público especializado le han otorgado muy buena nota, con canciones y letras que combinan sus dos culturas: la francesa y española.

«The Garbo es un estilo ecléctico, una mezcla que va desde el pop al cabaret pasando por el jazz. Es provocación, complicidad y sensualidad. Es ternura y elegancia. Supongo que a la vez mi música inspira en la gente buen rollo y alegría o al menos eso me dicen. Mi último disco, Sobre los tejados de París, que salió a la venta en septiembre, es pop español mezclado con la melancolía de los acordeones franceses, y podríamos llamarla una “triste alegría” cantada por un canalla bonachón», concluye Galiana.

 

Leer más