Un árbol de vida: 35.000 fotos para un grafiti gigante
Ago16

Un árbol de vida: 35.000 fotos para un grafiti gigante

El cineasta alicantino Joan Gili toma miles de imágenes para recrear la nueva obra de Alicante Colors sobre un edificio que alcanza los seis pisos de alto. 

Publicado en Información el domingo 28 de junio del 2015 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 28063CU_Alicante.qxd

1

35.000 fotografías. Seis meses para el revelado de las imágenes. Casi un año de montaje y producción. Y una paciencia infinita.

Estas son las bases del titánico esfuerzo a que se ha sometido el cineasta alicantino Joan Gili cuando asumió el desafío de retratar en una pieza audiovisual el grafiti gigante del colectivo Alicante Colors. Una obra de grandes dimensiones, que alcanza los seis pisos de alto, y que Gili quiso aprisionar detalle a detalle con su cámara.

Para ello, el cineasta alicantino empleó la técnica del «time- lapse», que consiste en resumidas cuentas en el disparo de una foto cada 10 segundos, lo que permite recrear y congelar la acción artística con la mayor fidelidad posible. «Es algo que, si hubiera hecho en vídeo, no habría salido igual», explica Gili, consciente de las ventajas de este método.

El objetivo de esta película-fotográfica, con carácter en cierto modo de documental, fue el grafiti de Alicante Colors sobre un edificio de considerables proporciones en el barrio de Benalúa.

Soul, Mad, Rudi, Ramou, Rasta, Piros y Mr Chapu fueron los artífices de este proyecto en el que, ante una fachada blanca y desierta, plasmaron una alegoría a la naturaleza con un colorido árbol central.

«Nada más ver el espacio teníamos claro que se podía hacer algo de medio ambiente, con sus pajarillos y todo, y nos pusimos a ello. Fue algo muy rápido al principio», señala el alicantino Rudi, referente del grafiti en España, que en estos días anda invitado en el Mulafest, el festival de arte urbano y tendencias de Madrid. «Me lo paso pipa dibujando, y si encima me invitan y me pagan, pues mucho mejor», comenta entre risas.

«El sector del grafiti de cara a grandes eventos como éste (en alusión al Mulafest) funciona muy bien, la verdad, no hay queja. Pero sí es cierto que a nivel municipal cuesta mucho. Hay muy poca exhibición y muy pocos concursos en Alicante, cuando de fútbol base o tenis ves por todas partes… Me gustaría que, además del espectáculo, se apostara más por este arte», comenta Rudi, que en breve viaja al norte de Europa para nuevas demostraciones con sus esprais. «A Alicante vuelvo siempre que puedo, con o sin trabajo», añade.

El vídeo-documental de Joan Gili se titula “Un árbol de vida”, y ayer se estrenó en la sala alicantina The October Press acompañada de una exposición con algunos de los dibujos elaborados por los artistas de Alicante Colors en el proceso del grafiti en la plaza donde se ubicaba el antiguo colegio de Benalúa.

«El rodaje duró un mes, y de ahí se consiguieron unas 35.000 imágenes, de las cuales un 80 por ciento del total han servido para el audiovisual donde se ha aplicado la técnica del “time- lapse”», afirma Joan Gili sobre un filme que incorpora música del grupo Flembaz, de Portugal, y su tema «Dogs & Hoofs».

«Cuando me puse a trabajar, tenía un objetivo muy claro: que la gente no perdiera detalle de lo que se ha hecho con el grafiti. Y se ha conseguido», apunta Joan Gili, quien reconoce por otro lado las dificultades de utilizar una técnica como el «time-lapse» «donde la gracia está precisamente en conseguir igualar el color, porque no en todos los días que rodábamos había la misma luz».

Leer más
Poliplex: adiós a un grande del cine
Jun15

Poliplex: adiós a un grande del cine

Poliplex, histórico videoclub instalado en el corazón de Alicante a finales de los años 80, cierra tras el fallecimiento de su fundador, Norberto García Críticos y cineastas recuerdan el trato familiar del comercio y su impresionante biblioteca de clásicos. FOTO: HÉCTOR FUENTES

Publicado en Información el 31 de mayo del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 31051CU_Alicante.qxd

videoclub poliplex

Poliplex era lo más semejante a un museo en el que, al adentrarnos, se emprendía un viaje al pasado y presente del séptimo arte. Un icono cultural, un punto de encuentro obligado para cinéfilos y menos expertos, que albergaba en su interior hasta 15.000 títulos. Un local con espacios especialmente particulares, muy entrañables, donde el usuario acudía a sus estanterías atestadas por docenas y docenas de películas entre un impresionante archivo que difícilmente volverá a repetirse.

Así fue Poliplex, un comercio de un cuarto de siglo que cierra tras la triste pérdida de su fundador, el alicantino Norberto García, que se desvivió por él prevaleciendo los intereses culturales sobre los económicos. De hecho, Poliplex no cayó víctima de la virulenta crisis económica; ni por la brutal competencia de franquicias como el Cinebank o el Blockbuster; ni por la guadaña mortal que porta la piratería en aguas de Internet. Poliplex baja la persiana porque su dueño y visionario, Norberto García, ya no está. Y, con ellos, se arranca un pedazo de la historia del cine de esta ciudad, que también de esta provincia, porque a Poliplex acudían aficionados de todos los pueblos interesados por hacerse con una cinta de complicado hallazgo. Poliplex (y así lo recuerdan muchos) se había transformado por entonces en un refugio para buscadores de películas imposibles.

«Es el videoclub que ha traído las películas de calidad y que no iban a ningún otro lado, y que las desechaban por no ser comerciales. Norberto (García) las compraba para sus clientes. Un cliente que tenía más nivel de lo habitual, de la gente más interesada por el séptimo arte. Norberto nos ha facilitado las mejores películas, que también las más difíciles de encontrar, y era un estandarte del buen cine en Alicante», señala Antonio Dopazo, crítico de INFORMACIÓN.

Augusto Fco. González, crítico de La noche en corto, de INFORMACIÓN TV, agrega en este aspecto que Poliplex destacaba por su «trato amable en un negocio familiar donde Norberto era el “alma mater”. Era un lugar muy bueno, céntrico, accesible, que era referente no solamente por los estrenos comerciales, de los que tenía muchas copias, y que eran lo que más recaudación le daban, sino por su gran biblioteca de clásicos. Tenía montonazo de películas clásicas, y no había dificultades para encontrar otras, porque se las pedías y punto. Cine mudo, de los 60, 70… tenía ese encanto para el aficionado».

Poliplex fue además un amplificador de la cultura en el campo del séptimo arte, que atrajo a muchos jóvenes curiosos que, un tiempo después, han acabado dedicándose al celuloide.

«Recuerdo que todos los viernes de mi adolescencia iba con un par de amigos a buscar cuatro o cinco películas para nuestros maratones cinematográficos de fin de semana. El Poliplex siempre tenía lo que buscabas. Y lo que no conocías. Y lo que ni sospechabas que estuviese editado. Todo lo encontrabas en sus innumerables catálogos temáticos, guardados en aquella habitación del fondo: inverosímil de tan pequeña, de tan completa, de tan reducto casi mágico para los amantes del cine, que nos criamos en habitaciones empapeladas de arriba a abajo con los carteles que nos regalaba Norberto. Eso le debemos al Poliplex, que vistiera nuestros sueños: que los llenara de cine», relata Raúl García, coordinador del Aula de Cine de la Universidad de Alicante.

El alicantino Norberto García, un emprendedor que recicló su tienda de electrodomésticos para deparar una «filmoteca» histórica en el corazón de la ciudad, no limitó su labor exclusivamente al comercio y se comprometió culturalmente con numerosas actividades y colectivos. Proyectos que también se extendían a la rama educativa (con colegios) y solidaria (colaboración con centros penitenciarios). Así lo atestigua el crítico Luis López, productor del programa de radio El camarote de los hermanos Marx:

«Norberto nos apoyó siempre poniendo publicidad en nuestros fanzines, que creábamos un grupo de aficionados, y nos pagaba permitiéndonos alquilar películas gratis. En esto consistía su apoyo, pero era un apoyo fundamental para nosotros que jamás olvidaremos. Ahora, su pérdida, es un golpe muy triste y muy duro», apunta López, quien agrega que «la relación del cliente-propietario era magnífica en el Poliplex. Era como “un templo” para nosotros».

«Casi toda la gente de Alicante y provincia ha pasado por allí. Como los Astoria para el cine de Alicante, el Poliplex era en lo referente al videoclub para Alicante», añade Gonzalo Eulogio, crítico de la Cadena SER.

Si en estos días han transitado la calle vía directa al Teatro Principal, se habrán topado con su cartel de despedida. Y allí, en la parte inferior sobre la puerta metálica, permanece una pequeña ranura: por ahí cuelan los antiguos clientes las películas alquiladas del quizás último establecimiento de barrio que mantuvo vivo el interés por el cine.

 

Leer más
Rodolfo Llopis: pacifista y ecologista
Jun15

Rodolfo Llopis: pacifista y ecologista

La profesora Adelina Sirvent, autora de la primera y única tesis  doctoral en España sobre Rodolfo Llopis, donde aborda aspectos hasta ahora  desconocidos del docente alicantino, publica nuevo libro con prólogo  de José Bono y ultima otro sobre su ideario pedagógico. FOTO: HÉCTOR FUENTES

Publicado en Información el 18 de mayo del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 18035CU_Alicante.qxd

adelina sirven escritora

Adelina Sirvent es la autora de la primera y única tesis doctoral hasta ahora realizada en España sobre el distinguido político y pedagogo alicantino Rodolfo Llopis. Un trabajo de investigación que le llevó casi 14 años de dedicación, y que ahora está desembocando en una línea de publicaciones especialmente interesantes que ahondan en el perfil de Rodolfo Llopis, asombrosamente desconocido hoy para la gran mayoría del público pese a su inmensa contribución en la educación española.

De este modo, Sirvent ha publicado recientemente Rodolfo Llopis y el PSOE en el exilio (Uno editorial), con prólogo de José Bono, expresidente del Congreso de los Diputados. Aunque ahí no queda todo ya que Sirvent ultima nuevo libro, que llevará por título El ideario pedagógico de Rodolfo Llopis (IAC Juan Gil-Albert), que viene a sumarse a un año especialmente prolífico en lo que se refiere a estudios y proyectos sobre el pedagogo alicantino, con un documental en marcha (con guión y dirección de Francesc Picó) y el reciente homenaje que le brindó Toulouse al bautizar una calle con su nombre.

Respecto a El ideario pedagógico de Rodolfo Llopis, Sirvent analiza dos aspectos especialmente relevantes en la biografía del que fuera secretario general del PSOE y presidente de UGT, hasta ahora prácticamente desconocidos, como son su carácter pacifista y ecologista, y que fueron igualmente fundamentales para Llopis en su renovación del anquilosado sistema docente español al que se enfrentó.

De este modo, según apunta Sirvent, «Llopis intentó siempre educar desde la paz, ya que él estuvo muy afectado por las consecuencias de la I Guerra Mundial. En varios de sus escritos se puede ver todo esto, era un pacifista por naturaleza, y lo intenta transmitir a sus alumnos. Quería que tuvieran un espíritu pacifista, pero también crítico, en un mundo donde hay que luchar para que la gente tenga justicia y libertad, porque sin eso no puede haber paz. Además, era plenamente consciente de la necesidad de internalizar España, de crear lazos afectivos con otras naciones para saber respetarnos con otros pueblos».

Por su parte, Rodolfo Llopis fue un profesor también volcado en la defensa del medio ambiente, preocupado por inculcar estos valores ecologistas y de amor por la naturaleza en sus alumnos. El alicantino, que impartía clases como profesor de Geografía en Cuenca, organizaba salidas al campo y parques donde enseñaba a sus alumnos a investigar, e incluso motivó distintas iniciativas para la protección del patrimonio de esta ciudad en su pasión por el arte y la arquitectura.

«Todos estos pilares de la educación con la paz, la igualdad, el ecologismo o el arte, que se recogen en las leyes educativas de 1991, son plasmadas por primera vez en la II República por Rodolfo Llopis, quien los utiliza de forma natural en las aulas. Son los elementos transversales que ahora le damos una gran importancia en los colegios, y que cuando ningún programa oficial los atendía, fue Llopis quien los incluyó», señala Adelina Sirvent, quien asegura que fue Llopis el autor de la primera guía turística de España, que apareció publicada con prólogo de Pío Baroja.

Para Sirvent, Rodolfo Llopis es un intelectual increíblemente anónimo que revolucionó el sistema educativo desde que asumiera la dirección general de Enseñanza en el Gobierno de la II República. Un pedagogo de la escuela nueva, que absorbía y permanecía atento a los avances de esta misma materia en Europa, deseoso de introducirlos en España, que bebía además de las fuentes de la Institución Libre de Enseñanza.

«Fue artífice, y ahí se notan especialmente sus cambios, en la escuela primaria. Se afanó por mejorarla y para que la educación se extendiera a todas las clases sociales. Su política socialista es la de que todos los españoles tengan la opción de la enseñanza primaria y se crean así muchas aulas en las partidas rurales, olvidadas en el régimen anterior. Y, por otro lado, se interesa no solo por crear escuelas para erradicar en analfabetismo, sino que emprende una profunda reforma de las escuelas intermedias para que los docentes salieran lo mejor preparados. Y así, se organizan cursos de formación para maestros que habían terminado la carrera. Se eliminaron las oposiciones y se impartían cursos con los mejores pedagogos. Había un compromiso con la educación de calidad», afirma Sirvent.

Llopis (nacido en Callosa d’en Sarrià en 1895, y fallecido en Albi, 1983) es una pieza clave para la compresión de nuestra reciente historia, que también la francesa y por ende la europea, y que con mayor significado ha contribuido en la educación española en los últimos 100 años. Y, junto a su aportación fundamental para la definición de los artículos sobre la educación en la Constitución republicana, cabe recordar su importante participación en la evacuación de exiliados al término de la Guerra Civil de las comitivas socialistas de Alicante y Valencia a Orán, al estar en contacto con los colectivos y federaciones sindicales francesas que inyectaban los fondos necesarios. Maestro de maestros, Rodolfo Llopis fue elegido diputado por Madrid y Alicante, y se codeó con las más altas instancias del Gobierno en España y Francia.

Leer más
Rodolfo Llopis: Maestro de maestros
Nov24

Rodolfo Llopis: Maestro de maestros

La Fundación Indalecio Prieto publica un libro en el que reivindica la memoria del político y pedagogo alicantino Rodolfo Llopis, presidente del Gobierno de la República española y secretario general del PSOE y de UGT en el exilio durante casi 30 años

Publicado en Información el 16 de noviembre del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 16059CU_Alicante.qxd

4.1.1

Rodolfo Llopis, pedagogo y político, libro de reciente publicación bajo el sello de la Fundación Indalecio Prieto, viene a reconocer, recordar y rescatar la memoria y legado del dirigente político alicantino que, con mayor significado, ha contribuido en la educación española de los últimos 100 años.

Con investigaciones y artículos de los profesores Bruno Vargas Azemat y Alfredo Liébana; Beatriz García (Fundación Pablo Iglesias); y Alonso J. Puerta (presidente de la Fundación Indalecio Prieto), esta publicación aborda distintos aspectos de Rodolfo Llopis como su activa colaboración con la prensa de la época para la divulgación pedagógica; su papel decisivo en la eliminación del analfabetismo y su aportación fundamental para la definición de los artículos sobre la educación en la Constitución republicana; sus relaciones y amistades con las altas instancias del Gobierno, como Indalecio Prieto, Largo Caballero, Manuel Azaña, Negrín o los ministros Fernando de los Ríos y Marcelino Domingo (con los que trabajó cuando asumió la dirección General de Educación); su importante participación en la evacuación de exiliados al término de la Guerra Civil de las comitivas socialistas de Alicante y Valencia a Orán, al estar en contacto con los colectivos y federaciones sindicales francesas que inyectaban los fondos necesarios; y, por supuesto, la coordinación y gestión política cuando es designado presidente del Gobierno de la República española y secretario general del PSOE y UGT en el exilio durante casi 30 años.

«Él tenía la absoluta convicción de qué necesitaba el país, y era además un hombre muy práctico cuando otros apuntaban a la teoría. No consiguió una solución total, pero sí un avance importantísimo sobre una idea: la educación es una herramienta de construcción de ciudadanía», señala el investigador y profesor Alfredo Liébana, autor de uno de los artículos que integran este libro.

«Fue una persona capaz de organizar y liderar un gremio tan difícil como el de las escuelas, e hizo un trabajo extraordinario porque se rodeó con gente que había estado en Europa y tenía claro por dónde llevar a España: de hecho, España se pareció más a Europa por su trabajo que en cualquier otro momento», agrega.

Rodolfo Llopis, maestro de maestros, fue elegido diputado por Madrid y Alicante (por entonces, se podía optar a más de una circunscripción) en 1931, 1933 y 1936, aunque finalmente renunció a la capital para mantenerse ligado a su ciudad y provincia natal. Decisión que, en absoluto, no le impidió codearse con los dirigentes del Gobierno y los primeros puestos políticos de relevancia, al tiempo que trabajaba con los colectivos y federaciones más cercanas.

«Cuando llegó a la dirección General de Educación, tenía un amplio conocimiento de lo que se había hecho en otros países por una beca de estudios en Francia, con la que estuvo dos años. Por eso, para él, fue muy fácil hacer en poco tiempo lo que había funcionado en otros países, tanto en la construcción de escuelas como en las reformas del magisterio», apunta Liébana, quien destaca además su colaboración en los periódicos como articulista y periodista: «Ayudó en traducciones y mediaciones para que pedagogos de habla francesa publicaran en España».

En 1947, Llopis fue nombrado presidente del Gobierno de la República en el exilio, «porque era en quien más confianza tenían, y porque había trabajado con Fernando de los Ríos, Indalecio Prieto y Largo Caballero, los tres grandes líderes del socialismo, siendo su mano derecha. Y se enfrentó a Negrín, aunque formó parte de su grupo parlamentario».

Pese a su amplia trayectoria en el mantenimiento de la democracia como secretario general del PSOE y presidente de UGT en el exilio en Francia, en coordinación además con otros centros y grupos españoles como el de Mexico, además de todo lo hasta aquí anotado, Rodolfo Llopis continúa siendo hoy un dirigente político y pedagogo apenas reconocido.

«Cuando estamos en una situación de confusión política como la actual, no está de más comprender lo que ha costado hacer cada una de las cosas que tenemos a nuestro alrededor. Porque muchas veces no somos conscientes de las cosas que hay por el camino, como Llopis, porque los dirigentes comunistas tuvieron un homenaje en el proceso constituyente y Rodolfo Llopis, en cambio, estuvo totalmente alejado de aquello y fue injusto», concluye Alfredo Liébana.

Leer más
Artistas a domicilio en la provincia de Alicante
Sep19

Artistas a domicilio en la provincia de Alicante

La crisis transforma el perfil laboral de los ilustradores alicantinos, volcados en un trabajo más personalizado del cliente, llegando a dibujar desde paredes de casa a retratos por encargo. FOTO: VCROWN

Publicado en Información el 3 de octubre del 2011

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20111003044

Manuel-Galdón-Mural-de-la-Plaza-del-Doctor-Balmis

Son artistas a domicilio. Profesionales del dibujo y la ilustración que, por unos 700 euros, son capaces de dibujarte a la carta cualquiera de las paredes de tu casa. Retratan a tu pareja, a tu mascota o tu paisaje preferido para que, a modo de un tatuaje, los recuerdes para siempre cómodamente sentado desde tu sillón. Son los nuevos tiempos de un oficio que se ha transformado por la crisis y la falta de oportunidades, donde cada vez son menos frecuentes las exposiciones, y las ilustraciones o trabajos por encargo forman parte ya de su oferta laboral.

El alicantino Roberto Picó López reconoce pasar por este “nuevo proceso de adaptación” por el que atraviesa la ilustración. “Todo el sector en parte lo estamos haciendo”, comenta. Y lejos de hundirse, Picó es capaz de cubrir de arte, con pincel en mano, lo que antes era una pared vacía y sinsentido. “Pintar y dibujar las paredes de una casa es como tener un cuadro gigante, solo que éste no se mueve”, apunta. Esta moda impulsada principalmente por la obsesión de personalizar nuestros objetos también se extiende a cafeterías o peluquerías. Negocios que aprovechan estas nuevas tendencias para aportar una firma o sello único a sus empresas, añadiéndoles además un factor diferenciador de su competencia.

Manu Galdón, uno de los artistas más consagrados de la provincia de Alicante, y quien fuera uno de los dibujantes de Disney para películas tan conocidas como Tarzán, también ha trabajado en esta personalización del arte, que es otra de las alternativas por las que pasa la ilustración en estos tiempos difíciles.

Pero más allá del arte de la ilustración, Internet se presenta como una ventana abierta al mundo para los artistas alicantinos. De hecho, muchos de ellos, como el alicantino Roberto Picó, acuden a la red para cerrar nuevos contratos que no están nada mal remunerados. Se trata, sobre todo, de los encargos que reciben desde el sector de los videojuegos, donde los dibujantes e ilustradores se encargan de dar vida a los sueños e ideas de guionistas y programadores cuando tejen la trama principal de cualquier videojuego.

“Se trata de navegar y acceder a estas páginas webs donde existen todo tipo de ofertas de empleo. En una de ellas, hace poco, contacté con un programador turco que estaba preparando un juego de iPhone para subir al “app store” (así se conoce el mercado donde es posible comprar los videojuegos desde esta plataforma). Y el caso es que él me envió lo que quería, siempre en inglés claro, que es como se trabaja todo esto, y le envié los primeros bocetos. Le gustaron, recibí el primer dinero y luego se acabó. Yo hice los dibujos de los personajes, traté de moldear ese mundo que él quería a su gusto, corrigiendo algunos detalles que no pudiera tener claros. Luego, una vez termina la parte de la ilustración y el diseño, queda ya todo en sus manos”, apunta Roberto Picó.

Este negocio, y esta nueva salida para los ilustradores alicantinos, puede representar un jugoso negocio si se atiende a un solo dato. Recientemente, Google informó que mil millones de personas utilizan habitualmente su teléfono móvil para acudir a las redes sociales u otros dispositivos (como videojuegos). Pues bien, “si subimos un juego, a un euro como precio, basta con vender un millón para llevarte un millón de euros. Así de sencillo”, explicaba Picó, quien ha optado por la especialización laboral en este sector con sus estudios en Escuela Superior de Arte y Tecnología en Valencia. “Ahora he preparado y diseñado otros personajes para un futuro juego que aparecerá para Xbox 360 y Play3. Pero aquí, a diferencia de los videojuegos para móvil, los procesos son mucho más lentos y el trabajo es mucho mayor”, agrega.

VIDEOMAPING
¿Se imaginan paredes con imágenes en movimiento? ¿Ladrillos con pantallas LED, como el de las televisiones de alta definición, que proyectaran todo tipo de figuraciones incluso en tecnología 3-D sobre una fachada? Pues existe, es el futuro, y se llama videomaping. Se trata todavía de una técnica un tanto precoz, pero que poco a poco se abre paso entre las agencias de publicidad, discotecas y centros culturales. Y aviso para todos aquellos artistas que buscan trabajo y aún no se han decantado por alguna especialización: existen empresas, sobre todo las de publicidad, que se matan por encontrar a técnicos de videomaping. Lo dice el alicantino Javi Sala, uno de los pocos estudiosos de esta rama audiovisual. “El concepto es animar objetos inanimados. Eso es el videomaping. Proyectar sobre fachadas imágenes en movimiento, aportándoles una nueva estética. Una técnica poco conocida pero que, desde el 2010, se ha disparado. Ahora el videomaping se experimenta más en discotecas y zonas de fiestas, pero su objetivo es que se realice en edificios que puedan ser “videomapeados”, como un museo o un centro cultural”, afirma.

Leer más