El cine en Alicante en días de dolor, muerte y bombas
may02

El cine en Alicante en días de dolor, muerte y bombas

El profesor eldense Fran Cerdà cataloga más de 2.000 películas, carteles y programas de mano del séptimo arte alicantino durante la Guerra Civil Española. El riguroso estudio, fruto de su tesis doctoral, constata el espectacular aumento de asistentes a las salas cinematográficas cuando estalla el conflicto en 1936.

Publicado en Información el 1 de mayo del 2016 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 01072CU_Alicante.qxd

Programas mano Ideal (1)

En los días de muerte y bombas, cuando el hambre y el agotamiento más apretaban, en marzo de 1939 y al final de la Guerra Civil Española, las salas de cine de Alicante continuaban atestadas de público. Así, en los días de dolor y sufrimiento, decíamos, cuando el terror y la soledad asaltaban con mayor frenesí, la sociedad alicantina se refugió en la magia que aflora en el séptimo arte para combatir la brutal realidad de los sonidos de balas y metralla que perforaban carreteras y casas.

«El cine introducía un elemento de normalidad en unas vidas que no tenían nada de normales debido a las terribles condiciones de una vida de hambre y privaciones. Los alicantinos se habían emocionado, reído y conmovido viéndose reflejados en sus sueños en unos temas, unos modos de representación, unos personajes y una música que sentían como propias. Eso no se lo podía quitar nadie, ni tan siquiera la guerra. Por ello, durante la Guerra Civil Española, los alicantinos siguieron asistiendo a los cines para sentir, aunque fuera por unas horas, cómo eran ellos y cómo eran sus vidas antes de la guerra», asegura el profesor eldense Fran Cerdà, autor de la tesis doctoral Historia del cine en Alicante durante la Guerra Civil Española (1936-1939), presentada recientemente en la Universidad de Murcia.

Este es un trabajo titánico, de rigurosa investigación y dedicación, que ahora ve la luz tras escudriñar durante años en los numerosos centros documentales de la provincia públicos y privados (Fundación Caja Mediterráneo, Archivo Municipal de Alicante, Archivo Fotográfico de la Diputación, el Archivo Histórico Provincial de Alicante -de la Generalitat Valenciana-, así como en las colecciones de Paco Huesca, la Familia Portes o la Familia Martínez, entre otros).

De este modo, Fran Cerdà ha catalogado más de 2.000 películas, carteles y programas de mano del séptimo arte alicantino durante la contienda «incivil», lo que indica el consumo y respaldo absoluto de Alicante hacia el cine y sus programaciones en unos tiempos donde, por paradójico que pueda parecer, ni la guerra, ni sus sangrientas y crueles consecuencias, paralizaron la vida cultural de la ciudad.

«La guerra propició un espectacular aumento de la asistencia a los cines, sobre todo durante los meses en conflicto de 1936 y durante todo 1937», apunta Cerdà, quien agrega que: «El cine era para los alicantinos un mero espectáculo. El cine era el cine y la guerra la guerra. Entrar al cine significaba evadirse de los problemas y poder soñar un rato. Los sueños eran una cosa y la realidad otra y esa era una asociación mental profundamente consolidada desde las brillantes temporadas cinematográficas anteriores a la guerra. Los alicantinos continuaron asistiendo a los cines no solo a ver el mismo tipo de películas sino que, llegado el momento, también asistían a ver “las mismas películas”».

Todo este éxito del séptimo arte cabe insertarlo, además, en un «eje de ocio» alrededor del Teatro Principal de Alicante con salas renovadas y modernizadas ante la implantación del cine sonoro. Un marco de ensueño, y que nunca más volvería a repetirse en nuestra historia, con Grandes Salones Central Cinema, Ideal Cinema, Monumental Salón Moderno, Salón España, Salón Granados (en el barrio de Benalúa), el Cinema Carolinas, el Salón Antinea, el Salón Babel, El Cinema La Florida, El Cine Altamira, Cine Los Ángeles y hasta el Cine Público Paseo de Soto para el verano, entre otros.

«Esta extensión del fenómeno cinematográfico y del parque de salas alicantino junto a su temprana sonorización en relación al contexto español se nos antoja espectacular al compararla con la de otras zonas como Valencia o Murcia», resalta Cerdà.

Otras notas de interés de la tesis doctoral del profesor Cerdà recaen sobre los gustos y temas cinéfilos de los alicantinos, que curiosamente se alejaban de la propaganda política, bien comunista o bien anarquista, decantándose por las producciones españolas (y republicanas) que se imponían a las de Hollywood (lo que sería una utopía en la actualidad).

«La evolución de la guerra hizo que las levas para el Ejército Popular estuvieran compuestas por hombres cada vez más jóvenes y maduros, lo que generó una progresiva feminización de la sociedad alicantina, fenómeno al que la cartelera dio respuesta de manera muy evidente desde los últimos meses de 1937 hasta el final de la contienda en forma de géneros como el melodrama y films donde el protagonismo caía del lado femenino», matiza Cerdà.

En este sentido, y frente a las pantallas alicantinas, circulaban especialmente nombres españoles, canciones y temas con el que se sentían identificados, con Imperio Argentina, Miguel Ligero, Angelillo, Rosita Díaz o Catalina Bárcena contra la competencia bestial venida del mercado norteamericano con pesos pesados como Marlene Dietrich, Greta Garbo, Barbara Stanwyck, Franchot Tone, Bette Davis, Joan Crawford y Nancy Carroll, Paul Muni, James Cagney, Gary Cooper, Fred Astaire, los Hermanos Marx, Popeye, Mickey Mouse o Bety Boop.

«La guerra no varió los gustos cinematográficos de los alicantinos que siguieron viendo el mismo tipo de cine que veían antes del conflicto pese a los esfuerzos del aparato de propaganda comunista por modelar ese gusto mediante la programación continuada de aleccionadores films soviéticos durante los primeros meses de 1937», apunta Cerdà respecto a una tesis doctoral que tiene visos de trasladarse, próximamente, en formato documental.

Al menos, hay base de sobra para ello, documentación a raudales, y unos resultados de interés que vienen a contribuir al conocimiento de la Guerra Civil en la provincia de Alicante.

Leer más
El sueño de «Los Encantados»
may02

El sueño de «Los Encantados»

La productora y actriz alicantina Ángela Boj estrena su nueva  película después de dos años de trabajo y búsqueda de financiación. Dirigida por Ricardo Dávila, el filme se puede alquilar vía internet  en una experiencia que incluye documental y libro.

Publicado en Información el 14 de marzo del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 14034CU_Alicante.qxd

poster_los_encantados-731x1024

Es la apuesta más arriesgada de la actriz y ahora productora alicantina Ángela Boj después de dos duros años de trabajo. Tiempo de  idas y vueltas a hacienda, la seguridad social, llamadas por doquier  y contratos de aquí y allá. Pero ahora así, Los Encantados es ya una  realidad.

Dirigida por Ricardo Dávila, la cinta esquiva los circuitos  convencionales comerciales en el séptimo arte para aprovechar la  línea recta que conecta internet con los consumidores. De este modo,  la cinta se puede alquilar desde mañana en su web en una experiencia  que se completa además con otros dos productos (documental y libro).

«Es un milagro, una proeza, un sueño hecho realidad y todas esas  frases típicas que puedes imaginar. Nos hemos lanzado a la ilusión  y  a internet, que es el tiempo que también nos ha tocado vivir. Porque  internet nos ofrece una posibilidad amplísima y maravillosa de  autogestión, y buscamos así que sea el público el que pueda elegir,  que dicte si quiere verla o no», apunta Ángela Boj, natural de  Pinoso, respecto a Los Encantados, que cuenta además con las  intervenciones de los alicantinos Joaquín Mollà y Lucía Padilla (de  Novelda) en un rodaje intenso que tuvo lugar durante 11 días en Cunit  (Tarragona).

«La película ofrece una oportunidad única y maravillosa. Estas cintas  no suelen llegar a las salas de cine, y si no existiera internet no  llegaría a su público. Por ese motivo, internet nos brinda que los  espectadores puedan apoyarnos y valorarnos por el precio de dos  euros», agrega Boj, consciente de la dificultad de dar cabida a este  proyecto ante «festivales saturados» y un sistema que da prioridad a  los presupuestos millonarios de Hollywood.

«Este es un proyecto que debía hacerse atendiendo a su propia  naturaleza y a las necesidades que surgieran de su propia evolución.  Todas las respuestas estaban en sus propias raíces, y en ellas fuimos  encontrando las pistas que debíamos seguir para llegar a la meta»,  apunta Ricardo Dávila, director de Los Encantados, en alusión a una cinta donde la imaginación actúa como vehículo principal para  disfrutar la historia con diálogos que buscan cautivar al espectador.

«Es una película escrita con la materia de los sueños, es mi  contribución como artista a la sociedad que actualmente es asaltada e  invadida por una realidad generadora de ansiedad. La imaginación que antes nos salvaba dándonos alas para sobrevolar nuestros  problemas, está agonizando. Creo que el deber del artista es  rescatarla y devolverla intacta a la gente. Cuando la imaginación y  la sociedad se separan, el deber del artista es unirlos», agrega.

Sobre esta aventura, que se inició en el 2012, Dávila concluye que  «estoy convencido que hay un hueco en el tiempo y el espacio donde  podrá sobrevivir la cinta. Si hubiera dudado un solo instante no  hubiera emprendido este viaje ni me hubiera atrevido a invitar a  otros a recorrerlo conmigo. Estoy seguro que hemos dejado en el mundo  algo que puede divertir, distraer e inspirar a más gente».

Junto al largometraje, se ofrece  A propósito de Los EncantadosUn  documental espontáneo sobre una película hecha a mano, donde los  miembros del equipo hablan de la experiencia vivida desde el  nacimiento del guión hasta el último detalle de la postproducción  por medios de las imágenes que fue recopilando Ángela Boj.

El libro, A propósito de los Encantados. Las cartas, es por otro  lado un diario de viaje, el largo y difícil camino que ha ido  atravesando la película en sus distintas fases, desde su creación a  finalización, bajo la mirada de Dávila.

 

Leer más
Nueve bares: lo nuevo de Ángel Puado
feb01

Nueve bares: lo nuevo de Ángel Puado

Tras el premio del Festival de Cine de Liverpool, el director alicantino Ángel Puado estrena su último largometraje, Nueve bares, una comedia en la que intervienen hasta 23 actores alicantinos

Publicado en Información el 21 de enero del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 18030CU_Alicante.qxd

archivosalida_20160117_185150

El alicantino Ángel Puado es el paradigma de cómo producir y dirigir un largometraje sin morir en el intento. Es más, su anterior trabajo, El perro naranja, ha concluido el circuito de certámenes cinematográficos con un notable éxito de galardones y críticas al recibir recientemente el premio de Mejor Película del Festival de Cine de Liverpool y Nueva Delhi (India), a un lado otras tantas nominaciones cosechadas: «Es curioso, pero la película ha funcionado mejor fuera que dentro de España. Aquí me decían que se quedaba fuera porque habían escogido una de Hugo Silva u otro actor famoso, cintas de un millón de euros de presupuesto, y en cambio en el extranjero, como competía de tú a tú con otras, sin rostros famosos, ha funcionado muy bien», comenta.

Tres años después de esta producción, Puado está a punto de estrenar la película Nueve bares donde asume producción, dirección y guión, casi todo, liderando un equipo técnico formado además por alumnos del Taller de Cortometrajes de la Universidad de Alicante.

La película cuenta con un amplio elenco de hasta 23 actores, la mayoría de Alicante y provincia (Damián Varea, Abraham Arenas, Fele Pastor, Toni Ferri, Enric Francés, Santi Avendaño, Sergio Brotons, Alex Spiksma, Fran Palacios, Kike del Río, Elena Candela, Adriana Gil, Moran Blasco, María Ruiz, Pedro García, Xavier Monzó, Àngela Soler, María Mas, David Soriano, María Cabrera, Tomás Mestre, Cristian López y Alberto Abril) en un comedia que depara nueve historias donde, entre copas, dan rienda suelta al humor, la crítica social y el amor.

«Ha sido un rodaje muy complicado y muy rápido, nada que ver con el tiempo que pudimos trabajar con la anterior película. Nueve bares sigue mi línea de guión, diálogos rápidos, graciosos y naturales con historias más personales, más amor, historias que se mezclan unas con otras, con secuencias rápidas, dos o tres minutos como máximo», explica Puado, quien reconoce en su filmación cierto paralelismo con la celeridad con que funciona un capítulo de serie de televisión.

«También aquí ha sido obligado por las circunstancias. Porque nunca me he planteado la situación de un rodaje normal, y porque tampoco pude disponer de los actores todo el tiempo que quisiera», subraya.

La cinta, que se estrena el próximo 19 de febrero en la sala de proyecciones de la facultad de Educación de la UA, se ha rodado en distintos locales conocidos de Alicante (Chicago, Clan Cabaret, Frontera en San Juan, Soda…) y se estudia también exhibir la cinta en los cines Panoramis.

¿Y para cuándo su visión en internet? «No tengo miedo a internet, pero sí es cierto que los festivales exigen cierta exclusividad cuando tie
nes que enviarla para optar a los premios. Y por supuesto que también eres consciente que el pirateo es fácil y eso puede hacer daño… Cuando se acaba el recorrido de festivales, como ahora con El perro naranja, pues sí que me planteo subirla a internet para que todo el mundo pueda disfrutarla», asegura.

Leer más
Jesús Navarro, de especias Carmencita al cine
sep28

Jesús Navarro, de especias Carmencita al cine

El empresario alicantino Jesús Navarro, de Carmencita, debuta como productor en el documental Sueños de sal, que se estrena en Novelda. Rodada en dos años, y con un coste de 120.000 euros, ha sido nominada a los «Hollywood Music Awards»

Publicado en Información el 14 de septiembre del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 14030CU_Alicante.qxd

IMG_4863

Primero fue el nacimiento de la productora, Condimenta Films, que venía al pelo. Después, la financiación, 120.000 euros tocando a este y al otro, de allí y de allá. Luego, el tiempo de rodaje, dos años, lo normal en el cine, demasiado en la vida. Y por fin un equipo, con los cineastas Alfredo Navarro y Óscar Navarro en cabeza, y una recompensa que no se ha hecho esperar con la nominación a los «Hollywood Music in Media Awards».

Jesús Navarro, el conocido empresario de especias Carmencita, debuta como productor cinematográfico con Sueños de sal. Y lo hace aparentemente tranquilo, con las pausas que marca su hilo de voz a través del teléfono, aunque realmente esté atacado por los nervios. ¿Pero quién no lo estaría? Navarro afronta su proyecto cultural más ambicioso, en el que tanto o más se ha volcado.

«No temo a las críticas, porque el espíritu es absolutamente positivo. Y las críticas serán bienvenidas, como lo han sido en todas las facetas de mi vida. Aquí no hay ningún interés en beneficiarme. Es más, todos los beneficios son para Cruz Roja y Cáritas», explica Jesús Navarro sobre el documental que narra cuatro historias de superación, cuatro sueños no imposibles de alcanzar en un contexto de crisis y adversidades. «Porque todo parece imposible hasta que se hace», como nos dejó escrito Mandela.

«El mayor sufrimiento fue al inicio. Eran dudas muy grandes. No soy técnico de cine, pero gracias a Alfredo y Óscar, director y compositor, cerramos el planteamiento y apostamos por gente real y no actores. Queríamos que fuera lo más real posible para emocionar. El cine es crear, lo más parecido a la realidad, y nosotros hemos tenido que luchar por ello», agrega Navarro respecto a Sueños de sal, que reconstruye el relato de Mariano, quien no arroja jamás la toalla por ser una estrella de rock a sus 64 años; o Irene, una joven que vence a la enfermedad y a sus limitaciones físicas al conseguir un trabajo y su ansiada emancipación; o Comino, que se hace con un billete para competir en Tailandia en el muay thai cuando los ahorros no se lo permitían; o Alejandro, el niño ciego que toca el piano como los ángeles, y que juega al fútbol con los amigos cuando un día se cita lleno de felicidad con los jugadores del Real Madrid.

«Si quieres ser universal, habla de tu pueblo», comenta Jesús Navarro respecto a esta cinta con protagonistas de Novelda y con buena parte de las localizaciones rodadas en la misma localidad.

«No pensé nunca en hacer una película de superación, pero vino la crisis, el pueblo asume un paro enorme, muchos jóvenes se tienen que marchar al extranjero y es muy difícil dar con algún puesto de trabajo incluso con estudios y carrera… Y la esencia de la película va encaminada en ese aspecto, en sembrar la semilla de los sueños». Y añade: «Los Sueños de sal son el espíritu de un pueblo que, pese a tener un río salado, ha sabido reinventarse en cada crisis y levantarse a cada tropiezo».

La repercusión mediática de Sueños de sal ha transitado por buenos derroteros. Y a la vista está cómo se ha difundido el documental en los Informativos Telecinco edición fin de semana; en el magazine matinal de Radio Nacional de España; en medios especializados como Caimán, cuadernos de cine; o incluso vía la agencia de noticias EFE. Las redes sociales también hierven y con todo ello quizás, ahí, el objetivo también se haya logrado: identificar a muchos pueblos con la historia ocurrida en otro pueblo. Tan sencillo como eso.

De cualquier modo, el trabajo hasta aquí no ha resultado fácil. Se rodaron secuencias con hasta 1.000 extras, y nadie del equipo, ni los profesionales a bordo, han recibido un céntimo de euro. La financiación, el principal obstáculo en el campo del séptimo arte, se solventó no sin un encomiable esfuerzo por buscar y convencer a patrocinadores y colaboradores. Porque el cine, si es algo, es caro.

«He aprovechado lo posible en la empresa y de todos los colaboradores que hay a mi alrededor. Y luego entró Gonzalo Castelló, de Tártaros, un empresario de mucho éxito que creyó en el proyecto desde el primer momento. Y se ha volcado», agrega Navarro.

Sueños de sal no es un capricho empresarial. Surge por necesidades y planteamientos, dudas y cuestiones, y tras él se suceden un borbotón de preguntas inesperadas. Como en el mejor cine.

Leer más
Xavi Cortés, desde Alcoy con la mejor ciencia ficción
sep28

Xavi Cortés, desde Alcoy con la mejor ciencia ficción

Los festivales de Miami, Berlín y Bilbao seleccionan Sunset, la nueva webserie del alcoyano Xavi Cortés. La televisión pública francesa y una plataforma alemana compran los derechos de su anterior trabajo, Desenterrados, para su doblaje y emisión.

Publicado en Información el 31 de agosto del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 31027CU_Alicante.qxd (1)

xavi

Las webseries son un género cada vez más asentado en el terreno audiovisual, y de eso responden en buena medida la cantidad de festivales que nacen y se extienden por todo el mundo. Así, algunos de ellos, y de relevancia internacional como el Miami Web Fest, el Webfest Berlín o el Bilbao Web Fest (el más conocido y de proyección en España) han seleccionado el último trabajo del cineasta alcoyano Xavi Cortés.

Sunset, que así se conoce la webserie, entra a concurso en estos prestigiosos escaparates audiovisuales que vienen a ser un nuevo reconocimiento para el director alcoyano, que ya alcanzó el éxito con su anterior creación, Desenterrados, al obtener el premio a la mejor fotografía del Hollyweb Festival de Hollywood. Serie que, además, le ha dado nuevas alegrías ya que recientemente la televisión pública francesa y una plataforma audiovisual de pago alemana han adquirido sus derechos para su posterior doblaje y emisión.

«Para nosotros esta noticia es muy importante porque con este tipo de plataformas lo que conseguimos es comercializar el producto de alguna manera en un entorno, el de internet, donde funciona el gratis total. Con esta adquisición internacional, se estimula la producción», señala el cineasta Xavi Cortés, quien agrega que estas menciones y premios «es un indicativo sin duda de que vamos por el buen camino, porque tú nunca sabes qué aceptación tendrá el producto en su salida».

Sunset, con apoyo de Canal 9 (antes de su desaparición) y con Visual Producciones, se ha rodado íntegramente en la provincia de Alicante, y concretamente entre localizaciones de Alcoy y Biar principalmente. El equipo, de unas 25 personas, vuelve a lucir un producto con especial esmero en la iluminación con una trama donde Xavi Cortés se encuentra especialmente cómodo entre la ciencia ficción, el terror y el misterio.

«Desenterrados funcionó muy bien, y me apetecía seguir en la misma línea, siempre en un territorio libre, que es una temática muy adecuada en internet», afirma Cortés, en un rodaje, Sunset, realizado íntegramente en valenciano.

En este sentido, respecto al alto interés que está despertando las webseries en los últimos años, Xavi Cortés comenta que «los festivales se están multiplicando, y eso es el mejor termómetro y estado del género. Hay festivales por toda Europa, Estados Unidos, Canadá, España y no paran de multiplicarse. Eso también hace que la competencia sea más alta, porque cada vez somos más en el género, por lo que es muy difícil ser elegidos y seleccionados y ahora estar en Berlín, Miami y Bilbao nos ilusiona mucho».

El guión de Sunset también está firmado por Xavi Cortés, quien ha confeccionado una historia con dos tramas paralelas: el encuentro de dos hermanas separada s, y los efectos de la radiación solar en la vida en la Tierra. «Al mezclarlos fue una situación extrema que se vierte en la serie», explica.

¿Pero cómo recuperar la inversión en proyectos culturales donde Internet, en España, es sinónimo de piratería y no pagar? “Una manera de valorar la cultura es pagar por ella, igual que pagas por otros servicios y productos. Creo que vamos a ir tarde o temprano, puede que nos cueste más, porque en este país somos más reticentes a admitir las reglas del juego, pero tarde o temprano llegará igual que ocurrió con otros países”, apunta Cortés, quien considera la vuelta de Canal 9, la televisión pública valenciana, como fundamental para resurgir el mercado audiovisual alicantino y de la Comunidad. “Para un territorio con su lengua y cultura propia, es fundamental”, concluye.

Leer más