Tom Rock: leyenda viva del grafiti en Alicante
May23

Tom Rock: leyenda viva del grafiti en Alicante

El alicantino Tom Rock, uno de los pioneros del arte urbano en España en la década de los 80, regresa con los sprais después de un parón de casi diez años. FOTOS: JOSE NAVARRO. 

Publicado en Información de Alicante el 14 de mayo del 2013

MIRA LA NOTICIA EN PDF: PRIMERA PÁGINA SEGUNDA PÁGINA

Tom Rock, grafitero referente en la provincia
El ser humano pinta en las paredes desde la Prehistoria. Y los niños lo hacen casi en cualquier parte, como los pintores y artistas, por la mera necesidad de expresarse y abrirse al mundo. Así pues… ¿Por qué entonces se duda del grafiti?

El alicantino Tom Rock es un referente entre los creadores callejeros, del grafiti, y uno de los pioneros del arte urbano en la década de los 80 en España. A él le vino la inspiración por el cine, el brake dance y las notas del hip-hop, ante un fenómeno cultural que Alicante absorbió y sirvió de punto de encuentro de igual forma que Madrid o Barcelona.

“Yo vivía en un barrio chungo, en Juan XXIII, y todo lo que tenía alrededor eran delincuentes. De hecho, el que no está en la cárcel ahora mismo está muerto de sida porque se metía más de la cuenta. Y cuando no estaba ahí, estaba en un internado. Yo mismo he estado ocho años en uno, hasta los 15, porque mi madre estaba separada y no podía mantenerlo todo. Y por circunstancias de que no tenía libros y, ni puto caso, me puse a dibujar”.

Luego vinieron la mili, las peleas, las chicas, las rivalidades, las bandas, el trabajo con las cajas de pescado congelado, la venta de hielo, un parón de casi diez años sin tocar ni un bote y la decoración, ya que “lo que más pinto son puticlubs y discotecas. Y es curioso, pero cuando termino el ciclo de puticlubs empiezo otra vez por el principio. No sé, imagino que el dueño ganará mucho dinero y le interesa más renovar todo el club que pagarle a Hacienda”.

Tom Rock, grafitero referente en la provincia

¿Y qué hace cuando se queda sin faena? “Me lío a dibujar grafitis. Así es cuando salen los mejores. Pero hasta que no tenga un parón, no dibujo por la cara”.

Tom Rock tiene 44 años y maldice los concursos, siempre con límites y extrañas cláusulas. ¿Pero es que el arte entiende de edad? También Tom Rock se ha interesado por la juventud, las nuevas generaciones, que pintan ahora en la calle a escondidas como él mismo lo hizo. “Alguna vez el ayuntamiento me ha pagado por dar clases, pero son pocas horas y al final es un desastre. A los chavales los dejas con los botes y se vuelven locos y te dejan una mierda en la pared. Es el problema de no tener mucho tiempo con ellos, y no se puede hacer nada. Aprenden poco, la verdad. Otra vez trabajamos sobre un diseño mío y quedó guapa la cosa, y la gente se divirtió”.

Todos ellos son artistas de ciudad y pintar en la calle es su escuela. De hecho, las ciudades hablan. Bueno, siempre lo han hecho, como a través del grafiti o a través de las descripciones que de ellas nos han dejado escritores de toda índole en sus libros. Las ciudades y sus muros hablan pero… ¿qué papel ocupa el grafiti, y cuáles son sus reglas? ¿Es o no un arte?

El “bombardeo” (que así es como se entiende la campaña brutal de firmas en la calle) “es una guarrada”, aclara Tom. “Y no lo veo bien porque es algo que me perjudica. De hecho, he estado pintando últimamente por aquí y me han llamado la atención, pero es que la gente tampoco tiene ni idea. Yo también me he visto afectado por el mal oficio, y reconozco que he “bombardeado”. Luego, con el tiempo, te das cuenta de que eso no está bien, que el arte urbano es otra cosa”.

Lo cierto es que sobre este asunto predomina cierta hipocresía. Por un lado, ayuntamientos e instituciones convocan exposiciones y concursos; y, por otro, se persigue con dureza al infractor. ¿Existe pues término medio? Tampoco se puede ignorar las cifras que cuestan esta guerra, con miles de euros invertidos para tareas de limpieza. ¿Son por tanto delincuentes, artistas o gamberros?

“El que está empezando quiere pintar como sea, eso es lo que ocurre. A mí me gusta pintar donde la gente lo pueda ver. Por eso mis grafitis están en las principales calles. Pinto con permisos, y hasta si hace falta me ofrezco gratis. A precios especiales. Si a un tipo le cuesta 200 euros una valla de publicidad, yo lo hago gratis. Y ésa es mi mejor marca”.

Tom Rock no tiene la sensación de ser un tipo afamado del arte callejero, del mural y la decoración. No le molesta tampoco cuando aluden a él como un “papá del grafiti”, y que los libros le definan como una leyenda que no ha abandonado los botes y los sprais. Lo suyo se lleva con cierta modestia y, porqué no, también cierta profesionalidad.

Tom Rock, grafitero referente en la provincia

“Cuando empecé no éramos más que unos poquitos en Madrid, Barcelona y Alicante. Con algunos sigo en contacto, y otros lo han dejado”. ¿Y eso es algo que se le pasa por la cabeza? ¿La retirada? “¡Pero cómo voy a dejar de pintar si me lo estoy pasando bomba! A mí me anima, me reanima mucho esto. El trabajo que hago me encanta, me pagan por ello y disfruto. Y cuando no tengo faena pues salgo con cuatro colegas, hacemos un mural de puta madre, te lo pasas bien y el resultado es espectacular”.

El garaje de Tom Rock, lugar de la entrevista, está ubicado en el barrio de Tómbola y a primera vista simula un laboratorio. Un laboratorio de ideas y proyectos, con figuras de Hogueras, un camión gigante a medio pintar, botes por doquier y trastos que cubren suelo y paredes. ¿Quién es el niño de la fachada? “Mi hijo, de 10 años”. ¿Y le sigue? “Al principio sí, ahora solo estudia. Está muy aplicado. Yo hice lo que quise, ahora que él haga lo que quiera”.

Leer más
Entrevista al oriolano Antonio Luis Galiano Pérez, presidente de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales
May23

Entrevista al oriolano Antonio Luis Galiano Pérez, presidente de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales

No cobran, sin conflictos internos, designaciones consensuadas y un cargo actual y necesario. Eso es, según Antonio Luis Galiano Pérez, lo que define a los de su gremio. FOTO: CARLA CORTÉS

Publicada el 13 de mayo del 2013 en Información de Alicante. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20130513045

“Ejercer como cronista oficial nos cuesta dinero”

archivosalida_20121020_215853

 

¿Qué puede hacer un cronista oficial que no puede hacer un historiador?

El cronista oficial es el día a día, el historiador es el estudio del pasado. El cronista oficial da cuenta de lo que está ocurriendo en ese momento, sin embargo el historiador debe remontarse ya al hecho histórico. Me explico. Yo como cronista puedo decirte que el día 23 de marzo se inaugura en Orihuela la biblioteca municipal María Moliner siendo alcalde Monserrate Guillén, concejala de Cultura Ana Más y para aportar libros se crea una cadena humana llevando libros desde el Ayuntamiento hasta la nueva biblioteca. Y hasta ahí llega el cronista, no entrando en la valoración de si debía hacerse antes o después la inauguración; o si ha sido correcta o no; o si el movimiento ciudadano ha sido positivo o negativo.

¿Queda deslegitimado el cronista oficial que cobra de las arcas públicas de cualquier ayuntamiento en estos tiempos de crisis? 

El cronista oficial no cobra nada. La única remuneración, la única compensación que puede tener es si, a tenor de las funciones que se le encomiendan, le compensen los gastos que pueda tener. Me explico. Me nombraron en una comisión a inventariar inicialmente el archivo de Justo Soriano, que actualmente está en Orihuela. Yo estuve en Madrid dos días, y me pagaron la comida y los días de hotel. O bien que pueda pedir una ayuda para un congreso, puesto que voy en representación de la ciudad. Es lo único, pero cobrar un sueldo es una auténtica falacia. Al contrario, al cronista le cuesta dinero y eso lo puedo decir con la boca muy llena.

Hay ciudades importantes de la provincia que no poseen cronista oficial, como Alcoi, Elche o Elda… ¿A qué se debe?

Estamos potenciando que se creen en muchos municipios, porque al ayuntamiento no le cuesta dinero el cronista oficial. No cuesta un duro. A lo sumo de compensaciones de gastos de un señor que envíes a un sitio, o que le envíes a un congreso.

¿Se debe esto a que la figura del cronista oficial queda un tanto desdibujada, anacrónica quizás, en la sociedad de la información, en la era de Internet, de los blogs, de las redes sociales y en pleno siglo XXI?

De entrada, no es una figura desdibujada. Es una figura actual y actualizada, que tiene sus funciones, como las tiene el archivero, aunque hay muchos cronistas que son archiveros. Para mí no es una figura desdibujada, es totalmente actual. Y no está en decaimiento, porque hay una incorporación prácticamente al día en muchos pueblos de España. El pasado día 30 de abril se nombró en Granja de Rocamora, hace 10 días en AsturiasÉ en lo que llevamos de año hay 15 o más nombrados en toda España. Es una figura totalmente actualizada, que trabaja con el ayuntamiento, y estamos ayudando, actuando de asesores sin cobrar ni un duro, que a lo mejor le hacemos la competencia a los asesores. El ser cronista es un compromiso con el municipio, y es un compromiso con la sociedad. Cosa que otras personas que puedan depender del ayuntamiento no pueden o no deben de hacerlo, porque están bajo deÉ Y el cronista está al servicio de la corporación que esté en esos momentos. No hay un signo político. Debemos ser asépticos e imparciales.

Otra de las críticas es precisamente esa, que los cronistas oficiales son elegidos a dedo por el gobierno local de turno…

Eso hasta cierto punto, y depende de cada ayuntamiento. Yo lo que sí aconsejo es que sea por unanimidad, consensuado, porque lo que se hace en algunos sitios es concurso de méritos y a mí no me gusta.

¿No es el concurso de méritos la manera más justa de acceder al cargo?

¿Hasta qué punto? Yo particularmente no lo comparto. Es que no es una oposición. Yo veo muy bien que si es una oposición que conlleva remuneración, pues que hagan lo que quieran. ¿Pero una cosa honorífica? El cargo de cronista va a recaer normalmente sobre la persona con cierta trayectoria en la historia de su pueblo, las costumbres…

Leer más
Cronistas oficiales: ¿Un cargo político más?
May23

Cronistas oficiales: ¿Un cargo político más?

Más de 30 poblaciones de la provincia cuentan con este puesto histórico y vitalicio, designado a dedo por el gobierno local y que, en ocasiones, recibe retribuciones de las arcas públicas.

Publicado en Información de Alicante, el 13 de mayo del 2013. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20130513044

El cronista oficial es un cargo de tradición histórica, honorífica y vitalicia que se repite en más de 30 municipios de la provincia de Alicante. En principio, este puesto recae en personas que se distinguen por su labor de estudio e investigación en el campo de la historia, sobre todo desde el ámbito local o del pueblo y ciudad donde ejerce su cometido. Aunque es el mismo cronista el que fija sus objetivos, en la mayoría de ocasiones desempeña el cargo de asesor en materia histórica con el ayuntamiento, actuando siempre de manera imparcial y desplazándose, si fuera necesario, a congresos y encuentros en los que representa al municipio.

Estas son las funciones esenciales de un cronista oficial, aunque la teoría no siempre coincida con la práctica. De hecho, el cronista oficial es un cargo histórico, honorífico y vitalicio, recordamos, que no siempre ha estado exento de cierta controversia. Primero, por su elección. El cronista oficial es nombrado por pleno ordinario o extraordinario en el ayuntamiento, una oficialidad que en realidad maquilla la elección a dedo de este cargo por el político o gobierno local de turno. De este modo, sin que exista un concurso de méritos o cualquier otro filtro para aspirar al cargo, en una especie de vacío legal, los políticos quitan y ponen al “cronista oficial” que sea más de su cuerda o afín.

En segundo lugar, el cronista oficial es un cargo no remunerado pero sí remunerable. ¿Qué quiere decir? Pues que el cronista oficial no goza de un contrato laboral, de una nómina del consistorio, pero sí cobra los gastos derivados por la coordinación de un ciclo o, incluso, la asistencia a un congreso en el que representa a la localidad. Gastos que, según las fuentes consultadas, pueden ascender a miles de euros, y que motivan principalmente la crítica a este colectivo en un contexto de crisis tan sensible como el actual.

Finalmente, queda saber hasta qué punto historiadores y cronistas oficiales se solapan quehaceres. Porque… ¿qué les diferencian? ¿Su carácter localista, el estudio histórico o el acercamiento o distanciamiento de los poderes públicos? ¿Se compenetran o se hacen la competencia? ¿Dónde empieza la labor de uno y termina la del otro?

Esto pone también en entredicho el cargo de cronista oficial, desaparecido en las ciudades más importantes de la provincia, en Alicante, Elche, Alcoi o Elda, y que en cambio se mantiene en pequeñas poblaciones como Granja de Rocamora, Muro, Novelda, Cox, Orihuela y Torrevieja, siendo estos últimos los casos más excepcionales. Pero la pregunta sigue en pie: ¿Tiene verdadero sentido el cargo de cronista oficial en pleno siglo XXI, en la sociedad de la información, en la era de Internet, los blogs y las redes sociales?

A FAVOR Y EN CONTRA

Para Miguel Ors, historiador ilicitano y director de la Cátedra Pedro Ibarra de la Universidad Miguel Hernández de Elche, la figura del cronista oficial carece totalmente de valor en la actualidad. “En el siglo XXI no tiene sentido porque, felizmente, somos algunos, no muchos, los que nos dedicamos a la investigación histórica y lo único que nos faltaba es ser cronistas oficiales. No están tampoco los tiempos para la lírica. Un cronista pagado por el Ayuntamiento sería absolutamente estúpido. Acabaría siendo el cronista del PP, del PSOE o del que fuera”, afirma.

Para Ramón Baldaquí, profesor de Técnicas Historiográficas de la Universidad de Alicante, no conviene alejarnos de las costumbres, de las tradiciones, y apuesta por mantener el cargo de cronista oficial. “Ellos escriben la historia oficial, ni más ni menos. La historia desde el punto de vista suyo. ¿Y qué sentido tiene mantenerlos? Sería por conservar una tradición, la publicación oficial de un ayuntamiento, de un municipio para entendernos”. Con todo, Baldaquí reconoce que la preparación académica de los cronistas oficiales es “muy dispar”, puesto que los hay doctores y los hay sin estudios, y matiza sus presuntas distinciones: “Hay quien sale en las procesiones con la corporación, y a lo mejor hay alguien al que le dedican una calle cuando se muera. Pero no creo que hayan muchas más distinciones que eso“.

Finalmente, el catedrático de Historia de la Universidad de Alicante, Salvador Forner, agrega sobre este mismo asunto que “la figura del cronista oficial tiene una larga tradición como narrador objetivo de hechos que por su interés deben registrarse en la historia de una localidad. El desarrollo de los medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales, ha quitado relevancia a esta tarea de registro de acontecimientos y hechos relevantes con lo que hoy en día el valor de la institución es fundamentalmente simbólico y de representación”. Y, en este sentido, Forner alude también a la formación de los cronistas oficiales, ya que no suelen “pertenecer al mundo académico” debido a que “en la actualidad la especialización profesional del historiador no resulta muy adecuada para cubrir los conocimientos generales y estrictamente locales de la historia”.

Leer más
El alicantino Valentín Martínez Pillet, nuevo director del Observatorio Solar Nacional, en Estados Unidos
May08

El alicantino Valentín Martínez Pillet, nuevo director del Observatorio Solar Nacional, en Estados Unidos

Liderará el telescopio más grande del mundo para el estudio del Sol, ubicado en Hawai, y las próximas misiones internacionales. (TEXTO: R. FENOLL Y J. PAYÁ FOTO: CRISTINA DE MIDDEL). 

Publicado en Información de Alicante, el 29 de abril del 2013. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF20130429040

cmiddel_20080526_183241

El alicantino Valentín Martínez Pillet, director de proyectos del Instituto de Astrofísica en Canarias, es el nuevo máximo responsable del Observatorio Solar Nacional (NSO, las siglas en inglés) en Estados Unidos. Martínez Pillet, que ocupará el cargo desde el próximo 1 agosto, sustituirá al Dr. Steven Keil, que ha estado al frente de esta institución desde abril de 1999.

El Observatorio Solar Nacional (NSO) se encarga de avanzar en el estudio y conocimiento del Sol, tanto desde el punto de vista astronómico como por las posibles repercusiones que puede tener la estrella sobre la Tierra. De hecho, la NSO no solo se centra en investigaciones solares, sino que además trabaja en pronósticos meteorológicos, erupciones y, en definitiva, en cualquier impacto que la estrella pueda causar sobre materiales espaciales o sobre la red eléctrica o los sistemas de comunicación de nuestro planeta.

Según fuentes oficiales, Valentín Martínez Pillet tendrá también que gestionar, desde su nuevo cargo, el denominado Advanced Technology Solar Telescope (ATST), el telescopio más grande del mundo para el estudio del Sol. Ubicado en Hawai, y todavía en construcción, se trata de un impresionante observatorio con el que se podrán realizar unas mediaciones muy precisas sobre la estrella más luminosa de nuestro sistema planetario.

Junto a estas responsabilidades, el astrofísico alicantino estará ahora al frente de una entidad que sirve además como enlace para toda la comunidad internacional, y que anda inmersa en distintas investigaciones sobre el Sol.

Valentín Martínez Pillet ha sido designado por la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA), un consorcio de 39 instituciones de Estados Unidos y siete filiales internacionales que operan los observatorios astronómicos de todo el mundo. Cuando se dio a conocer su nombramiento, William Smith, presidente de AURA, afirmó que «Martínez Pillet es un científico reconocido a nivel internacional, que va a aportar toda su experiencia en el Observatorio Solar Nacional. Por eso él es la persona idónea para liderar este proyecto en los próximos años, dentro de las importantes misiones científicas que se van a llevar a cabo».

Por su parte, el profesor Dan Clemens, de la Universidad de Boston y miembro también de AURA, añadió que «Martínez Pillet ayudará a impulsar el Observatorio Solar Nacional, y especialmente el proyecto del telescopio ATST, con descubrimientos espectaculares y una mejor compresión de nuestro Sol».

El alicantino Valentín Martínez Pillet, director de proyectos del Instituto de Astrofísica de Canarias, recibió un premio «Importante» de INFORMACIÓN en el 2009 por lanzar con éxito desde Suecia, dentro de la misión «Sunrise» de la Agencia Espacial Europea en colaboración con la NASA, un magnetógrafo para estudiar el Sol, suspendido en un globo. El experimento liderado por España y Alemania fue un gran éxito, ya que tomó imágenes de la estrella a gran resolución.

Recientemente, el astrofísico alicantino trabajaba en un nuevo envío, para 2017, de un satélite a Mercurio que se pondría a dar vueltas alrededor del Sol. El objetivo de este experimento es predecir la meteorología espacial. «Las tormentas solares son cada vez más importantes y afectan a la tecnología. Hay que desarrollar la capacidad de predicción de estas tormentas y medir el campo magnético del Sol para saber cuándo se producen las explosiones y apagar los satélites con el fin de que no se cortocircuiten», señalaba Martínez Pillet a este medio hace unos meses.

Leer más
La soprano eldense Ana María Sánchez: 30 años de profesión, y 20 desde su debut en Alicante
Abr16

La soprano eldense Ana María Sánchez: 30 años de profesión, y 20 desde su debut en Alicante

La suma de escenarios y propuestas, como la Sociedad de Conciertos, el Teatro Principal, el Aula CAM y, por supuesto, el ADDA, lo que viene a ser el Auditorio de la Diputación de Alicante, han configurado un panorama atractivo para la música clásica y la ópera. Una nueva vía cultural a la que está al tanto Ana María Sánchez, por lo que la soprano eldense pide tiempo y paciencia. Porque quizás lo mejor esté todavía por llegar.

Entrevista publicado en Información, el lunes 14 de abril del 2013

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20130415039

LAS PALMAS 22-01-09

“Hay que darle tiempo al ADDA (Auditorio de la Diputación de Alicante)”

P: ¿Cree que el ADDA ha cumplido con su papel de elevar la música clásica en la provincia o tiene, por el contrario, una asignatura pendiente con la ópera?

R: Creo que cuando se diseñó nuestro Auditorio no se planteó como teatro de ópera. Para hacer ópera hay que dotar el espacio con un foso de orquesta y con unas dimensiones de escenario mucho más grandes donde tengan cabida coros, decorados, iluminación, espacio interno para cambios, salas de ensayo, etc… Esto no quiere decir que no se pueda hacer ópera en versión de concierto, y como ejemplo más cercano, tenemos el del Palau de la Música de Valencia en el que yo he hecho tantas óperas e incluso estrenos mundiales. Yo, más bien veo al ADDA como un lugar magnífico para la música, que ha venido a complementar los espacios de que disponía Alicante. Además tiene una buena acústica. Ahora hay que darle tiempo para que siga creciendo poco a poco, proponiendo una programación ecléctica que pueda satisfacer las expectativas del público alicantino y, a la vez, atraiga a personas que buscan una buena oferta cultural.

P: ¿Piensa entonces que quizá lo más efectivo fuera que el ADDA, el Teatro Principal y la Sociedad de Conciertos, entre otros escenarios y propuestas, uniesen sus fuerzas para organizar actos con mayor impacto en la provincia?

R: Yo creo que el Teatro Principal y la Sociedad de Conciertos son entidades con un recorrido y una personalidad propias. Llevan muchos años acercando la cultura a los alicantinos. El Teatro ofrece muchas cosas importantes, además de música, y la Sociedad de Conciertos es una joya de la que tenemos que sentirnos orgullosos porque pocas asociaciones de este tipo, en España, han resistido y han mantenido una programación musical de calidad como la que ellos proponen. El ADDA irrumpe con la fuerza y el ímpetu de lo novedoso y tiene la oportunidad de ser único y de encontrar su camino. Creo que entre todos pueden hacer de Alicante una ciudad con una intensa actividad cultural que sea el reclamo para las personas que quieran venir a conocer nuestra tierra.

P: Enhorabuena por sus dos cumpleaños: 30 años de profesión y 20 desde su debut en Alicante. ¿Qué recuerdos le vienen ahora a la mente?

R: Básicamente recuerdo los años felices de preparación en el Conservatorio y en la Universidad, y la ilusión por conseguir que mi vocación se convirtiera en mi profesión. El canto me permitió unir mis dos pasiones, la música y la literatura, y Alicante me dio la oportunidad de dar mis primeros pasos en los escenarios.

P: ¿Teme a Internet y la piratería, o este es un fenómeno que no es aplicable a la música clásica, y sirve en cambio para su difusión y conocimiento?

R: Internet está contribuyendo más de lo que pensamos a la difusión de la música clásica. Hay incluso interpretaciones descatalogadas, a las que nos sería imposible acceder si no existiera este medio. En cuanto a la piratería, no es un fenómeno que afecte a la música clásica tanto como a otros tipos de música, pero las discográficas harían bien si empezaran a pensar en cómo llegar a los potenciales clientes de otro modo y, precisamente, sirviéndose de Internet.

P: ¿Se ha imaginado alguna vez retirada y solo dedicada a la docencia?

R: Conservo intactas mis ganas, mi energía y mi ilusión para seguir haciendo música ante el público. Por ahora puedo hacer las dos cosas a la vez, aunque sí es cierto que el curso pasado decidí dejar la docencia que también impartía en el Conservatorio Superior del Liceo de Barcelona, porque me estaba quitando demasiado tiempo para seguir en los escenarios. En cuanto a dedicarme solo a la docencia, no es que me lo haya imaginado, es que es el final lógico de una carrera en escena. Llegará el momento y seré igualmente feliz.

Leer más