Emxys: de Alicante a destruir un asteroide
Oct16

Emxys: de Alicante a destruir un asteroide

La Agencia Espacial Europea da luz verde al nanosatélite de la alicantina Emxys para esta misión

Publicado en Información el 3 de julio del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 03080cu_alicantea-qxd

photo80

Nada de ciencia ficción, ni cine ni mera literatura: se trata de la primera misión espacial en la que el ser humano intentará destruir y estudiar un asteroide (llamado Didymos) ante un hipotético caso de impacto con la Tierra en 2022. Y es, con toda seguridad, una de las misiones más ambiciosas donde no se han escatimado esfuerzos hasta el punto de intervenir, mano a mano, la Agencia Espacial Europea y la NASA. De hecho, es la misma Agencia Espacial Europea, una de las entidades más prestigiosas del mundo (a un lado el pujante interés de los chinos e indios), quien ha dado luz verde recientemente al nanosatélite de la alicantina Emxys en el propósito de desviar y entender este asteroide perteneciente al cinturón de Apolo, donde se agrupa todo un conjunto de meteoritos potencialmente peligrosos para la Tierra. Un exitoso resultado después de años de investigación y esfuerzos, muchos esfuerzos, para convencer a la comunidad científica de la utilidad y eficacia de esta tecnología alicantina en el espacio.

«Estamos muy satisfechos por haber podido asegurar nuestra participación en esta misión, lo que consolida el papel de Emxys en los grandes programas de exploración espacial, además de tener la oportunidad de comenzar a desarrollar la tecnología requerida para actividades con gran potencial de futuro como las relacionadas con la minería espacial», señala José Antonio Carrasco, gerente de la empresa ubicada en el parque científico de la UMH.

La plataforma de satélite de la alicantina Emxys se integrará junto con otras sondas similares dentro de la nave AIM de la Agencia Espacial Europea, y será desplegada sobre el asteroide Didymos con el fin de realizar un estudio detallado del mismo e incluso aterrizar en él (lo que puede sentar un precedente científico ya que nunca antes se ha realizado algo igual). Y todo este proceso continuará con la posterior destrucción y choque de la nave DART (que controla la NASA) con el asteroide, lo que servirá nuevamente para que el nanosatélite alicantino actúe para verificar los cambios de Didymos en su trayectoria así como profundizar en los conocimientos y análisis de este tipo de objetos.

Por todo ello, y para entender la complejidad de esta misión, algunos datos: el nanosatélite de Emxys cruzará barreras de 200 grados (cuando esté del lado del sol) a menos 100 (sombra) lo que, en resumidas cuentas, planteó un auténtico desafío para este dispositivo desarrollado por los alicantinos.

De este modo, tal y como apunta Francisco García de Quirós, Director Técnico de Emxys, «esta misión supone un salto cuantitativo y cualitativo en el desarrollo de instrumentos espaciales que hemos venido desarrollando durante nuestros diez años de actividad en el sector aeroespacial, fundamentalmente por el reto tecnológico que suponer garantizar la supervivencia de la electrónica en entornos de radiación y temperatura tan agresivos como los de la superficie de un asteroide».

Emxys -que participa en esta misión junto a un consorcio formado por el Instituto Superior Aeroespacial de Francia (ISAE), Antwerp Space y el Observatorio Real de Bélgica- afronta ahora la preparación previa experimental en unas pruebas que se realizarán a baja altura, en baja órbita, en el Centro Europeo de Tecnología Espacial (ESTEC) en Noordwijk, Holanda.

«En cualquier caso, esto será solo un estudio aproximado, porque los datos que manejamos no son ni mucho menos los mismos. Hay que tener en cuenta que la protección de la atmósfera y otros factores hacen que sea imposible trabajar con las mismas situaciones que nos vamos a encontrar en el espacio», matiza García de Quirós.

El proyecto de Emxys se presenta en forma de pequeño cubo (cubesat) de 10x10x30 centímetros y 3,5 kilogramos de peso. El satélite está dividido en dos secciones, la de control (con el módulo de servicio) y la de carga (donde se alojan los experimentos).

«Les hemos convencido (a la Agencia Espacial Europea) de que esto puede hacerse y debe hacerse así. Les ha gustado, y mucho, nuestros avances, como el alto aislamiento técnico que hemos creado», comenta Francisco García de Quirós, quien agrega que: «El nanosatélite que se envíe será el primero interplanetario».

Un objetivo añadido, de alto interés potencial para empresas como Emxys, es el desarrollo tecnológico de plataformas espaciales para viajar y caracterizar asteroides de cara a evaluar su alto rendimiento para futuras actividades industriales de minería espacial. En efecto, el potencial de estos cuerpos para proveer de elementos susceptibles de ser utilizados en actividades industriales como el hierro, el cobre, platino, el indio y muchos otros, así como el agua para realizar reaprovisionamientos de combustible en futuros viajes espaciales, es un tema de gran interés y fuente de enormes inversiones de las empresas mineras en los últimos años por su potencial a medio y largo plazo.

Leer más
Emxys: A máxima temperatura
Ago16

Emxys: A máxima temperatura

La alicantina Emxys lidera un programa de la Agencia Espacial Europea que trabaja en un sensor térmico de última generación para motores a propulsión de cohetes y vehículos espaciales.

Publicado en Información el 5 de julio del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 05076CU_Alicante.qxd

propulsion-espacial

La Agencia Espacial Europea ha financiado un sensor térmico de última generación de la alicantina Emxys para motores a propulsión de cohetes y vehículos espaciales.

El artefacto, compuesto de fibra óptica y encargado de controlar las altas temperaturas que registran este tipo de aparatos hasta la combustión que dispara sus cuerpos, fue presentado con gran expectación en el I Congreso de Ingeniería Aeroespacial de Madrid.

«Es importante este tipo de sensores para saber si se está trabajando en buenas condiciones, o si se está funcionando dentro del rango adecuado. Es como un sistema de vigilancia de las temperaturas. Los actuales, lo que teníamos hasta ahora, son metálicos, están fabricados con metal, y eso conlleva una serie de problemas como su peso (que es bastante), cableado (que es más complejo) o su compatibilidad eléctrica. Nuestro sensor, que es de fibra óptica, soluciona en gran parte todos estos problemas en cuanto es ligero y es inmune a las fluctuaciones electromagnéticas. Es una tecnología que cuenta además con otras muchas ventajas, ya que no se oxida», explica Francisco García de Quiroz, de la alicantina Emxys.

El producto, el sensor término, atraviesa ahora su tercera y última fase de materialización, siempre financiada por la cobertura económica y de investigación de la Agencia Espacial Europea, y está prevista su salida al mercado en el 2017.

SATÉLITES
Por otro lado, Emxys también ha desarrollado un sensor de posición angular sin contacto para satélites. El sistema, nuevamente financiado por la Agencia Espacial Europea, va encaminado a precisar la posición de satélites o panales solares (pongamos por caso), tratando así de cosechar el máximo rendimiento en el apuntado.

Una tecnología especialmente útil en apartados como el meteorológico o seguridad nacional, donde un giro cuasi imperceptible de grados aporta valiosa información según el empleo buscado.

Emxys, con 10 años de trayectoria desde su campo de operaciones en el parque científico de la UMH, continúa a la vanguardia en misiones y proyectos aeroespaciales. En este sentido, García de Quiroz apunta que, tras un recorte espectacular de los fondos en los dos pasados años, se asoman nuevos y esperanzadores tiempos que vienen marcados por la apuesta de Inglaterra (con su propia agencia espacial), la fuerte inversión de Francia e Italia y la enorme competencia de China y La India.

Leer más
Marte, más cerca de Alicante
Ago01

Marte, más cerca de Alicante

Francisco García de Quiros y José Antonio Carrasco, de la alicantina Emxys, lideran un programa de la Agencia Espacial Europea para la exploración del planeta rojo. Diseñan un sistema de navegación a distancia porque en el espacio «no hay GPS». FOTO: ANTONIO AMORÓS

Publicado en Información el 23 de febrero del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 23096CU_Alicante.qxd

empresa Emxys agencia espacial exploracion a Marte,ELCHE.Foto:Antonio Amoros

Francisco García de Quiros y José Antonio Carrasco, de Emxys, empresa ubicada en el parque científico de la UMH (Universidad Miguel Hernández), lideran un consorcio español para la Agencia Espacial Europea en la exploración de Marte. El proyecto consiste en enviar una nave a Marte que, instalada en su órbita, lance una cápsula robótica que recoja muestras del planea rojo para estudiarlas posteriormente en la Tierra.

Los ingenieros de esta empresa alicantina están diseñando un sistema de navegación a distancia, con alcance hasta 3.000 kilómetros, que se encarga de dar los datos y coordenadas exactas a la nave de dónde se encuentra la cápsula robótica que está tomando las muestras en Marte para así poder capturarla y traerla de vuelta a la Tierra. Hay que tener en cuenta que en el espacio no hay GPS y, por tanto, la creación de estos expertos afincados en Elche y Alicante es fundamental para el éxito de la misión.

«Se trata de un programa de la Agencia Espacial Europea en la que hay muchos equipos involucrados, y nosotros somos uno más. En nuestro caso, consiste en capturar una cápsula que, imagínate, es como un balón de playa. Un balón de playa que, desde Alicante, tendría que localizarse más o menos desde El Cairo. Con el sistema que estamos trabajando se calcula la dirección y otros datos de forma muy precisa, para que el robot vuelva al contenedor con las muestras dentro», señala García de Quiros, ingeniero formado en la Politécnica de Valencia.

Emxys, que se nutre de estudiantes en prácticas de la UMH y de otros alumnos con preparación de la provincia, lidera este consorcio español en el que también colabora la empresa madrileña GMV, encargada de las antenas de comunicación, y otra valenciana, Aurora Sat, que mide las distancias por medio de un filtrado de algoritmos.

¿Y hasta qué punto es peligroso traer a la Tierra muestras de Marte? ¿Podría producirse algún tipo de contaminación? «Curiosamente, cuando se habla de contaminación, lo que se teme es justamente lo contrario. Somos nosotros lo que contaminamos la muestra, a través de bacterias y microorganismos. Respecto a la búsqueda de vida en Marte, ya es algo muy descartado, y hay un porcentaje de seguridad asumido. No hay posibilidad, pero sí se puede encontrar algunos rasgos de vida arcaica antigua. Entonces, claro, el hecho de que nosotros podamos llevar microorganismos u otros compuestos a estas muestras de Marte, puede alterar su química, y llevarnos a resultados erróneos. Y se pueden contaminar de cualquier cosa, como las que lleva el aire», afirma García de Quiros.

Así, tal y como agrega uno de los expertos de la alicantina Emxys, tras todos los análisis de la superficie en el planeta rojo, no se ha encontrado nada que pueda suponer un riesgo para la Tierra. De hecho, es una estructura muy parecida a nuestro planeta, e incluso registra unos componentes análogos a los de las Minas de Riotinto, en Huelva, con una fuerte presencia de hierro en el suelo, y componentes químicos muy similares. «Nada induce a pensar que en Marte puede haber más peligro», aclara el experto.

empresa Emxys agencia espacial exploracion a Marte,ELCHE.Foto:Antonio Amoros

ENORMES DISTANCIAS
Respecto a la misión, que se efectúa desde la órbita del planeta rojo, Francisco García de Quiros detalla la complejidad del objetivo: «Los robots que se han llevado cada vez tienen más capacidad y, hacerlo desde la órbita, incorpora otros problemas añadidos. Así, hacer cosas en la órbita, suena muy fácil, pero las distancias son muy grandes y hacer encuentros de naves en órbita es una operación compleja y cara de combustible», afirma.

¿Y por qué tenemos la sensación de que todo el trabajo en Marte es de la NASA, de los americanos? Europa (la Agencia Espacial Europea) cuenta con un programa de exploración marciana muy antiguo, aunque también es muy criticado por su lentitud en los posteriores desarrollos. Aún así, ante la inevitable comparación, lo cierto es que la NASA avanza porque se puede permitir el lujo de fracasar con varios intentos. Privilegios solo al alcance de partidas presupuestarias abultadas.

«Antes del Curiosity, se han producido muchos fracasos. Y fracasar tiene un coste muy alto en los presupuestos del programa, y Europa debe contar con 20 veces menos de presupuesto que la NASA para hacer lo mismo. Aunque también es cierto que no siempre se depende del dinero y sí del talento… Con todo, Europa es muy activa en función de su presupuesto», añade García de Quiros, en una de las empresas más ambiciosas y con mayor prestigio en la investigación aeroespacial.

China y la India son ahora las grandes superpotencias de la era espacial. Entre otras cosas, por la estrategia militar, ya que el programa inicial de los cohetes tiene un origen militar. Algo que mantiene la NASA y no la Agencia Espacial Europea, solo civil, y que explica en parte sus escasos fondos en comparación a otras entidades extranjeras.

Leer más