Isidro Blasco: entre Alicante y Nueva York
Jun15

Isidro Blasco: entre Alicante y Nueva York

El artista Isidro Blasco, en colaboración con la arquitecta alicantina Laura Abad, de la Universidad de Alicante, expone en la galería John Davis de la ciudad neoyorquina su última obra, Prime, inspirada en las viviendas que han marcado su vida.

Publicado en Información el 1 de junio del 2015

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 01031CU_Alicante.qxd

archivosalida_20150531_193227

Después de la «gira mundial» en la que ha exhibido parte de su obra en Australia y Brasil, Isidro Blasco regresa al origen, a su origen artístico, que reside en Nueva York. Y vuelve, eso sí, a ahondar e interiorizar sobre los espacios urbanos, tan familiares y a su vez tan ajenos a nosotros, pero que constantemente frecuentamos.

De hecho, de esta misma premisa parte lo nuevo de Blasco, quien se ha inspirado en las viviendas que han marcado su vida; o en otras palabras, las casas y pisos que ha morado en los últimos 20 años desde que pisara por primera vez la capital neoyorquina.

La muestra, denominada Prime, juega con la madera (material por excelencia en los Estados Unidos para la construcción) y con colores que no van incorporados al azar, sino que el alicantino toma prestados de la tradición pictórica de Theo Van Doesburg, Mondrian o Malevich.

Así surge Prime, con piezas no totalmente culminadas, aún en proceso de desarrollo, con las que Blasco nos invita a reflexionar: «Mirando a los niños, a las plantas, o a cualquier ser vivo que nos rodea, podemos ver que cuando las cosas están ya formadas, las encontramos en su declive, sin vuelta atrás. Y es ese momento preciso, antes de la madurez, cuando todo es tan brillante y hermoso… Ese es el momento que quería expresar con esta obra», explica.

En la nueva colección de Isidro Blasco ha intervenido la arquitecta alicantina Laura Abad, de la Universidad de Alicante, y que fue inicialmente recomendada por el catedrático José María Torres Nadal. Abad ha trabajado en Nueva York, y mano a mano, junto a Isidro Blasco para la elaboración y proceso de todas las ideas.

«Ya he invitado en el pasado a arquitectos recién graduados de la Escuela de Arquitectura de Madrid, donde yo estudié, pero esta es la primera vez que alguien de “la tierra” viene a ayudarme en mis proyectos», señala Isidro Blasco, quien ha decidido retomar este tipo de propuestas con jóvenes creadores.«Desde hace ya varios años he estado en contacto con el departamento de Proyectos de Arquitectura de la Universidad de Alicante, y en particular con el ilustre catedrático José María Torres Nadal. Y a él y a mí siempre nos ha parecido fundamental que sus estudiantes tengan experiencia formativa fuera de España. Y en varias ocasiones hemos hablado de cómo p0dríamos hacer para que algunos pasaran temporadas cortas en mi estudio de Nueva York. Y ahora es la primera vez que lo hacemos y está resultando muy positivo», agrega.

La alicantina Laura Abad Satoca, licenciada en febrero con matrícula de honor, llegó el pasado abril a Nueva York, donde permanecerá hasta tres meses, y ha contribuido activamente en la obra Prime, que se expone en la galería John Davis de Hudson, Nueva York, desde su apertura hace solo unos días. También ha colaborado en la misma Irene Navarro, de la Universidad de Sevilla.

«Laura Abad trae sus conocimientos, gran entusiasmo y avidez por aprender. No sé si dejo que aporten muchas ideas, porque soy bastante tiránico cuando trabajo, pero el ambiente es muy agradable con estas dos “aprendices”. Además, Laura Abad trae el espíritu de Alicante y de la zona en general que siempre lo llevo prendido en el corazón. Y se agradece», remarca Isidro Blasco, quien ya piensa en su próxima muestra en Lisboa.

 

Leer más
Un “Gran Hermano” en casa del artista Isidro Blasco
Ene29

Un “Gran Hermano” en casa del artista Isidro Blasco

El alicantino Isidro Blasco adquiere una casa en Hudson, Estados Unidos, y convoca en ella a 14 artistas en una invitación a la creación en el interior y exterior de la vivienda El conocido escultor se compromete a conservar la obras.

Publicado en Información el 26 de enero del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 26034CU_Alicante.qxd

_RUBY PALMER 4

En una experiencia original e innovadora, semejante a la sensación de un Gran Hermano en la que distintas personas ocupan un espacio íntimo y privado como el de tu casa, el artista alicantino Isidro Blasco se ha abierto a una investigación cultural cuanto menos atractiva.

En ella, Blasco ha convocado a 14 artistas en su propia vivienda, adquirida recientemente en Hudson, Estados Unidos, para una invitación a la creación total. Es decir, todos ellos trabajan tanto en el interior como en el exterior del inmueble, ocupando espacios como la sala y los dormitorios, las escaleras o antiguos armarios, deparando nuevas concepciones y rompiendo viejos esquemas de lo que significa un hogar.

Unas labores que, con el beneplácito e impulso del alicantino Isidro Blasco, cuentan además con su compromiso para conservar las obras una vez finalizada la iniciativa. Lo que es sin duda una propuesta atrevida que culminará con una gran fiesta y exhibición de puertas abiertas al público.

«Muchos artistas están cortando las paredes y el suelo, quitando capas de los 165 años de historia que tiene la casa y responden a lo que se van encontrando. Muchos de los trabajos hacen alusión a los habitantes que en su día pasaron por ahí, y a la forma en que se construyó esta casa. Por ejemplo, ha aparecido un grafiti en una de las paredes donde han aparecido los nombres de los miembros de una familia que allí vivió, incluso con los nombres de sus dos perros. De hecho, el artista que lo ha descubierto, Andrew duPont, que está haciendo agujeros rectangulares para poner sonido que pasa hacia el otro lado del muro a través de estos agujeros, ha decidido eliminarlo. Como todos están respetando la historia de la vivienda, él ha decidido hacer lo contrario, ya que seguir esa corriente le parecía demasiado cursi. Es la prerrogativa de los artistas a no seguir la corriente comúnmente aceptada creo yo», señala Isidro Blasco, sobre la variedad de creaciones y puntos de vista que están surgiendo en esta actividad que nace principalmente en Estados Unidos tras la crisis inmobiliaria del 2008.

«Entonces, surgió una organización que se llamaba No Longer Empty, que empezó en el 2009 y que buscaba estos locales vacíos y les pedía a los dueños del edificio si se podía convocar a artistas y organizar exposiciones temporales, en muchas ocasiones utilizando los propios materiales de obra allí presentes. Yo participé en una de estas exposiciones en 2010, llamada “Weaving in and out” en Harlem. La idea de este tipo de exposiciones es utilizar estos lugares que se han quedado vacíos. A los artistas nos viene fenomenal porque nos da un lugar donde experimentar nuevas ideas y a los propietarios les ayuda, al generar expectación en torno a su propiedad», detalla Blasco, experto escultor y diseñador de todo tipo de espacios urbanos, con obra repartida por medio mundo.

Según relata Blasco, respecto a su experiencia con los 14 artistas convocados en su casa de Hudson, la mayoría de ellos han elaborado sus creaciones en la zona de la sala central y los dormitorios, puesto que la cocina y los baños, al andar más recargados de objetos, resulta más complicado.

«En general, cada artista está trayendo las ideas que han hecho en su estudio, pero de una forma más radical. Por ejemplo, Ruby Palmer, que en sus dibujos crea una ilusión de espacio al estilo Giotto, aquí lo que ha hecho ha sido cortar las paredes, y en la trama estructural que se ha encontrado, ha creado esa falsa perspectiva con la poca profundidad que le daba el interior del muro. El efecto es increíble», apunta Blasco.

En cualquier caso, el artista alicantino admite que la mayoría de creaciones se han producido en el interior de la casa (en el exterior, la semana pasada, alcanzaron los 25 grados bajo cero). También la luz, un elemento fundamental en las viviendas, no ha resaltado especialmente por el duro invierno. De todos modos, y como recalca Isidro Blasco, el potencial de las obras hasta ahora realizadas ha respondido a la inspiración que palpita en un marco vivamente interesante y tan poco habitual para un artista como el de una casa.

Leer más
Isidro Blasco: obsesión por los espacios íntimos
Ago18

Isidro Blasco: obsesión por los espacios íntimos

El artista alicantino Isidro Blasco realiza 20 “retratos” familiares a través de sus casas para la prestigiosa galería Dominik Mersch en Sidney

Publicado en Información el 16 de junio del 2013

MIRA LA NOTICIA EN PDF: PRIMERA PÁGINA SEGUNDA PÁGINA

IMG_6583b

El color de la mesilla de noche, la disposición de los armarios, y otros rasgos aparentemente superficiales y anecdóticos de nuestras casas, configuran el universo cubista y maravillosamente particular del artista Isidro Blasco en su próxima muestra.
Afincado en Nueva York, e hijo del maestro ceramista Arcadi Blasco, de ahí su vinculación con esta provincia, Isidro Blasco ultima una exposición compuesta por 20 “retratos” familiares a través de sus casas para la prestigiosa galería Dominik Mersch en Sidney.

Se trata, pues, de una creación fotográfica que reflexiona sobre los espacios íntimos y familiares mediante las entrevistas que el mismo Isidro Blasco entabló con los inquilinos de estos hogares y, por su parte, de la deconstrucción y transformación de estas imágenes que fueron previamente tomadas.

“Para mí la idea de espacio está centrada en cómo lo percibimos, somos nosotros los que generamos la idea de espacio, con todo lo que llevamos a cuestas: nuestra cultura y nuestra experiencia vital desde que nacemos. Somos todos únicos a la hora de hablar del espacio que nos rodea, todos lo percibimos de forma diferente, y esto siempre me ha parecido fascinante”, afirma Isidro Blasco, quien añade: “Siempre me hago preguntas sobre los volúmenes que me rodean, y en muchas ocasiones me veo midiendo el espacio físico de los cuartos y de las cosas que hay en ellos; es como una obsesión: tengo que saber cuánto mide la ventana por la que estoy mirando, el ancho y el alto, para quedarme tranquilo y poder apreciar la vista a través”.

Para la elaboración de las distintas obras, elaboradas y producidas en Australia, Isidro Blasco contó con la ayuda de la NAS (National Art School) para que el mismo trabajo de la exposición fuera un nexo de retroalimentación profesor-alumnos. La inauguración de la muestra está prevista para el 1 de agosto.

“Lo cierto es que ahora también estoy muy interesado en lo que dicen los demás de sus propios espacios, incluso cuando no prestan atención. Eso me fascina incluso más. Me pregunto cómo es posible que no presten atención a algo que está siempre ahí, con nosotros. He querido hacer “retratos” de la gente a través de sus casas, o mejor dicho, de los interiores que ellos ocupan. Presumiblemente esos espacios los han transformado ellos y están cargados con su personalidad”, explica Blasco, quien está confeccionando además un cortometraje con todas las entrevistas mantenidas y que podrá verse junto al resto de obras.

¿Y hasta qué punto le fue fácil localizar a amigos, conocidos o anónimos que abrieran las puertas de sus casas para ser “analizadas”? “Digamos que de cada cinco personas a las que les he pedido que participen en mi proyecto, solo una dice que sí”, confiesa Blasco, que vuelve a hacer uso de la arquitectura y de la fotografía para sus creaciones: “La arquitectura siempre ha estado presente en mi trabajo, aunque mi educación básica fue en escultura, teniendo padre y madre escultores ceramistas. Era lo que vi desde pequeño en casa, pero luego también estudié arquitectura en Madrid y en Nueva York. Lo de la fotografía y el vídeo lo utilizo como herramienta que expresa muy bien lo que quiero decir en mi trabajo, pero nunca lo estudié profesionalmente. También escribo en algunos de mis proyectos, pero no me considero escritor, claro”, apunta.

REFERENTES
Shanghai, Helsinki, ahora Sidney, y ya se marca en el futuro Sao Paolo. La mirada de Isidro Blasco es la mirada que proyecta al mundo. Diferentes ciudades, culturas dispares. ¿Pero hasta qué punto está hoy el arte dominado por la globalización?

“Cualquier chaval con un iPhone, en cualquier lugar del planeta, puede hacer un vídeo alucinante que se propaga por Internet en segundos y se puede convertir en elemento clave cultural con mucha influencia. Eso es lo bonito del momento en el que vivimos, que ya no hay nadie con esa presión de estar en el centro para formar parte de la contemporaneidad, ahora se puede formar parte de ella desde Alicante, sin salir de tu dormitorio”, apunta Blasco, quien jamás olvida el referente de su padre, del maestro ceramista de Mutxamel:

“De mi padre lo aprendí todo, empezando por la imperiosa necesidad de irse fuera de tu lugar de nacimiento para aprender algo. Arcadio se fue de polizón cuando tenía 14 años en un barco que iba a la Argentina creo; pero lo pillaron y lo mandaron a casa con el rabo entre las piernas. Luego lo metieron en el seminario a estudiar para ser sacerdote.Pero por poco tiempo, en cuanto pudo, se fue a Madrid a estudiar en la Escuela de Arte de San Fernando. Creo que tenía 17 años solo”, rememora Blasco, y concluye: “Yo no fui tan heroico, pero sí que acumulé coraje y algo de dinero y me fui a Nueva York en el invierno del 96. Tenía 8.000 pesetas en el bolsillo y un teléfono que me dio mi amigo compositor César Camarero, el telefono de su hermano que vivía en Brooklyn. Allí pasé la primera semana, con un frío como nunca lo había pasado en mi vida”.

Leer más