La Fundación Caja Mediterráneo finaliza la catalogación de Jorge Juan
may02

La Fundación Caja Mediterráneo finaliza la catalogación de Jorge Juan

Genio matemático y científico alicantino, ilustre español del XVIII, el Museo Modernista de Novelda lleva trabajando en su legado desde 1996, compuesto por documentos únicos y de gran valor que son claves para entender buena parte de la historia de España.

Publicado el domingo 3 de abril del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 03063CU_Alicante.qxd

JorgeJuan

El legado del marino alicantino Jorge Juan Santacilia, que la Fundación Caja Mediterráneo recopila desde 1996 y que termina de catalogar recientemente, es de obligada referencia en cuanto representa uno de los hitos científicos de nuestra Ilustración.

Está compuesta la exquisita colección por objetos personales, cartas, manuscritos y herramientas de trabajo originales que, por un lado, aprisionan el testigo y trayectoria vital del científico español por antonomasia del siglo XVIII y, por otro, preservan la memoria, saberes y compromisos del que fuera ingeniero militar de la Armada española y, todavía hoy, figura de absoluta veneración en los astilleros más importantes de España, ya sea Cartagena, Cádiz o el Ferrol.

«En la Fundación Caja Mediterráneo nos hemos propuesto firmemente dar a conocer al público y a los investigadores la riqueza de nuestros legados y colecciones, y hemos arrancado con el ingente trabajo de actualización de la catalogación integral de todos nuestros fondos, acumulados a lo largo de los 142 años de historia de la Obra Social de la Caja, bien por adquisiciones bien por donaciones de particulares, que veían en nuestra entidad la mejor garantía para preservar importantes documentos históricos que paulatinamente van a ver la luz», señala Matías Pérez Such, presidente de la Fundación Caja Mediterráneo, quien agrega que «ahora mismo estamos en disposición de anunciar que hemos finalizado la catalogación del legado de Jorge Juan Santacilia, uno de los alicantinos más ilustres, quizá el más universal, de suma importancia para la historia naval española y fundamental para la Armada española. Se trata de un personaje extraordinariamente interesante, marino, investigador, científico y hasta espía, cuyos conocimientos fueron tenidos en cuenta por varios monarcas y cuya figura, a nuestro entender, aún está por reivindicar como se merece».

La Casa Museo Modernista de Novelda acoge desde 1996 este tesoro archivístico en el que podemos atender a documentos únicos y de un valor incalculable que vienen a ser claves para entender buena parte de la historia de España.

Entre ellos, el diario que realizó Jorge Juan desde Tetuán hasta la Corte de Marruecos en calidad de embajador de España (en esta misión diplomática el marino alicantino sella beneficiosos acuerdos para la corona en materia de cierre de fronteras y acuerdos de pesca); la cédula de Felipe V que marca los sueldos que recibirían Jorge Juan y Antonio de Ulloa poco antes de su expedición a Quito, junto a científicos franceses, para determinar las medidas de la Tierra; su nombramiento como jefe de Escuadra de la Armada española; los diplomas de la Academia de Ciencias de Berlín y París con el reconocimiento a Jorge Juan; su certificado de fallecimiento y, como curiosidad, cabe citar hasta súplicas al papa Benedicto XIV – redactadas personalmente por el marino- para disponer de libros prohibidos…

El legado, que sigue abriendo nuevas vías al conocimiento, es además una lucha contra el tiempo. Una lucha contra el inexplicable desconocimiento y olvido ante lo que vendríamos a llamar ahora como un humanista integral, un genio aventajado de su tiempo, que ejerció además como matemático, geógrafo y diplomático.

«Todo lo que sea ordenación y disposición para facilitar y aproximar a los investigadores a este legado y fondo tan importante, bienvenido sea. Todo lo que sea conocimiento, existencia y consulta de fuentes, en las mejores condiciones, es importantísimo», apunta Armando Alberola, catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Alicante, respecto al legado de Jorge Juan de la Fundación Caja Mediterráneo.

Con las epístolas reunidas por el legado de la Fundación Caja Mediterráneo es posible, incluso, ahondar en el aspecto más humano del marino. Así, descubrimos a un Jorge Juan cercano a su familia, que se alegra cuando su hermana Margarita se reconcilia con su madre, o bien se muestra preocupado cuando le ruega a su hermano Nicolás ayuda en un trámite con el marqués de la Ensenada. Temores, enfermedades, reflexiones… solo por estas epístolas es posible conocer la otra cara, la íntima y más próxima, del insigne Jorge Juan.

«El legado de Jorge Juan de la Fundación Caja Mediterráneo es un tesoro que ha sabido nutrirse de importantes colecciones como la de Elías Abad. Además de esto, todavía hay cosas que explorar sobre todo en lo que concierne a la personalidad de Jorge Juan. Son facetas que están por descubrir, y que tenemos muy cerca», afirma el economista alicantino Amadeo Sala, investigador de las cartas encriptadas de Jorge Juan, y que se encargó de estudiar en el Archivo de Simancas.

En este sentido, Alberola recalca la vigencia de Jorge Juan en el siglo XXI como lo fue en el XVIII porque «es un personaje de suma actualidad, como cualquier persona que ha dedicado su vida a mejorar el avance científico de un país. Son personas que nunca pierden actualidad porque están de dentro de todo lo que nosotros consideramos estado de un bienestar: luchar por la ciencia, luchar por mejores condiciones de vida, luchar por el progreso científico… son labores que no tienen temporalidad y que siempre deben estar presentes».

Miembro de la Orden de Malta, castidad y nobleza
Jorge Juan Santacilia nace el 5 de enero de 1713 en Novelda. Huérfano a los tres años, la educación del niño fue asumida por su tío paterno, Cipriano Juan, caballero de la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén u Orden de Malta, quien facilitó el envío de su sobrino en dicha orden militar con tan solo 12 años de edad. En cumplimiento del ritual, Jorge Juan juró «prestar para siempre, con la ayuda de Dios, una verdadera obediencia al Superior, de vivir sin poseer nada como propio y de observar la castidad…». Además, para el ingreso en esta antiquísima orden fundada en 1099, Jorge Juan tuvo que superar los exámenes de pureza de sangre y nobleza.

Medición del meridiano y la forma de la Tierra
El conocimiento de la forma de la Tierra era una cuestión fundamental para la navegación de la época y, sin embargo, en el primer tercio del siglo XVIII todavía se ignoraba. ¿Se asemejaba más a un melón o una sandía? Jorge Juan y Antonio de Ulloa (con 21 y 19 años) participaron en esta misión junto a destacados miembros de la Academia de París como el geómetra Pierre Bouguer, el astrónomo Luis Godin, el químico y naturalista Charles de La Condamine o el científico Joseph Jussieu, para estas mediciones en Quito.

Misión de paz y comercio en Marruecos
En 1767, Jorge Juan es nombrado embajador de España ante la Corte de Marruecos, y emprendió viaje desde Cádiz. Tras seis meses, el diplomático negoció y firmó con el sultán el primer Tratado de Paz y Comercio que rigió las relaciones entre ambas naciones. Por otro lado, Jorge Juan también fue comandante de la Compañía de Guardias Marinas de Cádiz y director de su Academia, creando allí en 1753 el primer Observatorio Astronómico de nuestro país. También dirigió el Real Seminario de Nobles de Madrid.

Cartas encriptadas en una misión de espionaje en Londres

El investigador alicantino Amadeo Sala traduce y desvela los códigos del marino alicantino cuando ejerce de agente secreto para la corona.

Quien entonces reinaba el mar, reinaba el mundo, por lo que Jorge Juan recibió el encargo del marqués de la Ensenada de viajar a Inglaterra en misión secreta en octubre de 1748 para hacerse con todas las «ventajas» navales de los ingleses: fábricas, materiales, técnicas, obreros… Jorge Juan y Ensenada sabían que el problema de los barcos españoles era su mala maniobrabilidad y sus materiales (lentos y pesados, lo que eran buenos para las cargas, pero malos para las guerras), respecto al sistema inglés.

No era una misión cualquiera, y tampoco podía estar en manos de un inexperto (de hecho, el embajador español en Londres, Ricardo Wall, se descartó para el cometido), aunque sin él saberlo, Jorge Juan y Ensenada ya tramaban los detalles de los objetivos. Se requería, por tanto, de una persona que dominara ampliamente todos los sistemas (desde conocimientos matemáticos a copia de planos), y Jorge Juan no decepcionó en absoluto.

En apenas un año, Jorge Juan remitió larguísimas cartas con los más variados contenidos, desde informes precisos sobre las estrategias políticas de los ingleses en América, como aranceles y movimientos; toma notas sobre los avances científicos del momento, como los revolucionarios relojes Harrison, capaces de medir la longitud; y hasta logra enviar a España a maestros ingenieros y técnicos para fabricar los nuevos barcos. Jorge Juan se pasa así todo el día en los arsenales del Támesis, en Londres, al tiempo que se infiltra en la Academia de las Ciencias, donde estudia, trabaja y compra libros e instrumentos.

En el momento cumbre de su misión, cuando estaba a punto de conseguir embarcar a esposas y familias de los técnicos rumbo a España, Jorge Juan tuvo que esconderse al conocer las redadas de la policía inglesa en la ría del Támesis. Ataviado de marinero, el científico consigue finalmente viajar hasta París en junio de 1750. Dos semanas después, en Madrid, se repartía España maestros y grandes técnicos en lonas, jarcias, carpinterías, clavazones… La Royal Navy de Inglaterra temía la reconstrucción de la nueva y más grandiosa Armada española.

Estas cartas y comunicaciones que Jorge Juan hacía llegar al Marqués de la Ensenada, consejero de Estado de Fernando VI, contenían mensajes cifrados al más puro estilo James Bond para evitar que, en caso de que cayeran en manos enemigas, ya fueran francesas o inglesas, su contenido no fuera descubierto.

De estos manuscritos, poco o nada se ha sabido hasta ahora. Incluso grandes conocedores y estudiosos del legado de Jorge Juan, como el marino Julio F. Guillén Tato, solo pudieron acceder a las cartas del marino alicantino enviadas desde Londres que ya se encontraban previamente traducidas en el mismo original.

Toda esta situación, sin embargo, sufrió un giro radical con la investigación del economista alicantino Amadeo Sala. En su artículo, Sala describe las instrucciones técnicas que Jorge Juan empleaba, con un complejo libro de claves que alternaba cifras y letras para la redacción de los informes y cartas que remitía a España. De este modo, el investigador alicantino explica que estos códigos responden a dos grupos distintos de dígitos con caracteres arábigos. Una serie que se inicia con el cero (desde 01 hasta el 0200); y otra siguiendo la secuencia natural de los números (del 1 al 410).

 

Leer más
Jorge Juan y Santacilia, el Newton español
mar07

Jorge Juan y Santacilia, el Newton español

Una nueva publicación sobre el marino alicantino Jorge Juan explica la estrategia familiar tendente a asegurar su futuro profesional o su poco estudiada vinculación a la Orden de Malta.

Publicado en Información el 28 de febrero del 2016

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 28102CU_Alicante.qxd

12698601_975565919196051_3737113615727563971_o

Jorge Juan Santacilia, de pequeño filósofo a Newton español es el título del libro que, de reciente publicación, aporta nuevos datos sobre la trayectoria personal y profesional del científico y matemático alicantino. Una obra, de los profesores de la UA Armando Alberola y Rosario Die, que ahonda en aspectos hasta ahora pocos conocidos del marino de Novelda como la estrategia familiar tendente a asegurar su futuro profesional, la poco estudiada vinculación a la Orden de Malta así como el papel que desempeñó en la reforma de las enseñanzas en la Escuela de Guardia Marinas y el Seminario de Nobles.

«Queda mucho por saber de Jorge Juan, entre otras cosas porque se han venido repitiendo hasta ahora demasiados tópicos y lugares comunes que hay que cotejar y comprobar en los archivos… También hay que aclarar algunos puntos oscuros y pensamos que con este libro contribuimos a mejorar el conocimiento sobre el marino además de abrir nuevas brechas de investigación», apunta Armando Alberola, catedrático de la UA, respecto a este libro editado por Edicions Locals-Augusto Beltrá.

En relación a algunos de los puntos más atractivos que encierra este ensayo, cabe resaltar el que hace alusión a su bautizo en Monforte del Cid, cuando el paso lógico hubiera sido hacerlo en su pueblo natal, Novelda. La explicación apunta a una estrategia familiar tendente a asegurar su futuro profesional.

«En el Antiguo Régimen, y en las familias nobles, el primer hijo es el que lo heredaba absolutamente todo. Y los restantes se buscaban la vida en el ejército o en la iglesia, que era la salida más frecuente. En el caso de la familia de Jorge Juan, lo que nosotros detectamos es que, desde tiempo atrás, establecen un camino para que todos los “segundos” pudieran acceder a las prebendas de la colegiata de San Nicolás de Alicante. Por ese motivo, a Jorge Juan le bautizan en Monforte del Cid, que en aquel tiempo era considerado un barrio de Alicante», explica Armando Alberola, prolífico autor de estudios y ensayos sobre el «sabio español» del XVIII.

Otro aspecto interesante del libro sobre Jorge Juan atañe a su vinculación con la Orden de Malta, la cual le obligaba a someterse al voto de castidad. En este sentido, Alberola agrega que, ante la documentación escudriñada, se demuestra que «Jorge Juan no llegó a procesar formalmente en ella, y fue un novicio», y añade que «formalmente, disfruta de todos los beneficios y todas las ventajas de ser miembro en esas condiciones de la Orden de Malta, pero no llegó a procesar, no llegó a ser un primero de la Orden. De este modo, al ser novicio, podría haberse casado».

Junto a otros estudios de verdadero interés, Armando Alberola y Rosario Die también reconstruyen el paso de Jorge Juan por la Escuela de Guardias Marinas y el Seminario de Nobles, centro de formación de la élite cultural española y que el marino impulsa y renueva con importantes reformas poco antes de su muerte.

Jorge Juan en nueve claves de su vida y obra

1- Medición del meridiano. En 1734, participó en la expedición organizada por la Real Academia de Ciencias de París para la medición del meridiano en Quito, Ecuador. La investigación definió la forma exacta de la Tierra, y fue fundamental para la navegación de la época.

2- Estudio de América. En 1826, publicó Las noticias secretas de América donde Jorge Juan denuncia la desidia y abusos de las autoridades españolas, la relajada vida militar, el contrabando, los fraudes, la vida disipada de los religiosos y la explotación de los indios.

3- Espía en Londres. En 1749, Jorge Juan viajó a Inglaterra en una misión secreta cuyo objetivo consistía en espiar y robar la alta tecnología de los barcos ingleses, los más poderosos del mundo.

4- Ingeniero naval. Con informes y obreros, Jorge Juan estableció su propio modelo de barco de guerra, en el que se aprovechaba lo mejor de la escuela española, francesa e inglesa.

5- Astronomía e inquisición. Jorge Juan era newtoniano, y se opuso a las teorías de la Biblia en las que se afirma que el sol gira alrededor de la Tierra. Ante estas circunstancias, el marino alicantino se enfrentó a la inquisición. Al final de su vida publicó Estado de la astronomía en Europa.

6- Gran matemático. Como matemático, introdujo en España el cálculo infinitesimal, convirtiéndose en un estudioso avanzado para posteriores investigadores y matemáticos como Benito Bails y Gabriel Císcar.

7- Diplomacia en Marruecos. Jorge Juan viaja a Marruecos, en una misión diplomática, por orden de Carlos III. ¿El objetivo? Alcanzar un acuerdo para cerrar fronteras con las que evitar el ataque de piratas, y de paso sellar un tratado para la pesca, que también consiguió Jorge Juan.

8- Referencia militar. Para la Marina, ya sea en los astilleros del Ferrol, Cartagena o Cádiz, Jorge Juan es de una veneración absoluta. De hecho, fundó el Real Observatorio de la Armada y aplicó en las academias militares los estudios y técnicas más renovadoras de la época.

9- Muerte en Madrid. Jorge Juan falleció en Madrid, por causas naturales, como atestiguó su secretario personal. Sus restos se encuentran en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando, Cádiz.

Leer más
Jorge Juan en cuatro siglos
ago18

Jorge Juan en cuatro siglos

El coleccionista alicantino David Beltrá expone todo tipo de objetos, desde el siglo XVIII al XXI, del científico y marino de Novelda en la nueva sala cultural de MarmolSpain. FOTO: CARLOS RODRÍGUEZ

Publicado en Información de Alicante el 29 de noviembre del 2013

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20131129008

archivosalida_20131128_233648

El noveldense David Beltrá es uno de los mayores coleccionistas de «carteritas» y latas de azafrán, un trabajo o afición, como se quiera entender, al que lleva dedicados más de 25 años. Y del impresionante legado cultural que atesora se enriquece la última exposición dedicada al marino Jorge Juan en los actos de celebración del tercer centenario de su nacimiento, y que sirve, además, para inaugurar la nueva sala cultural en las instalaciones de MármolSpain, en La Estación de Novelda.

La muestra exhibe todo tipo de piezas vinculadas al marino y matemático (algunas nunca vistas) de los siglos XVIII, XIX, XX y XXI. De hecho, entre los objetos, se podrán ver libros originales y primeras ediciones de algunas de las obras más emblemáticas de Jorge Juan, publicadas en el Siglo de las Luces, así como otras publicaciones vinculadas al espía de la Ilustración española como las dos primeras biografías que se publicaron sobre él: una de Miguel Sanz, su secretario particular; y, la segunda, de Benito Bails, prestigioso matemático y arquitecto del XVIII.

Sellos, cartelería, papel de fumar, licores, jabones, décimos de lotería, fotografías, chocolates y todo tipo de productos comerciales que han utilizado la imagen de Jorge Juan como marca se muestran en esta exposición que combina la tradición cultural con la histórica. Y tanto es así, que David Beltrá ha tirado de su hemeroteca particular para reunir todos los artículos de prensa que, por ejemplo, se publicaron en el centenario de 1913, con periódicos y revistas nacionales hoy desparecidos y de difícil hallazgo, como Blanco y Negro, La Hormiga de Oro, Mundo Gráfico o Mundo Nuevo.

Además, por medio de esta muestra, Novelda, Monforte del Cid, Cádiz, Valencia, Madrid, Alicante, Ferrol o Cartagena quedan representadas entre las docenas y docenas de piezas que quedan repartidas por la enorme sala, y que incluyen objetos tan curiosos como maquetas del último destructor que la Armada dedicó a Jorge Juan, medallas de homenajes o el conocido billete de las 10.000 pesetas (donde aparecía como protagonista la imagen del marino y, en la marca de agua, casi oculta, la de su compañero de viajes y amigo Antonio de Ulloa).

Jorge Juan cuatro siglos, que así se llama la exposición, también incluirá epístolas y documentos de trabajo de la comisión de actos del centenario del marino y científico en 1913, y que registran datos que muchos años después siguen de actualidad, como la deuda económica del Ayuntamiento de Novelda o la Diputación de Alicante (de 500 pesetas) con la citada comisión para la elaboración del programa cultural de entonces.

Leer más
Jorge Juan: 300 años del "sabio español"
ene07

Jorge Juan: 300 años del "sabio español"

Novelda y provincia rinden homenaje al marino Jorge Juan, figura imprescindible en la España del siglo XVIII, en el III Centenario de su nacimiento. FOTOS: JESÚS CRUCES

Publicado en “Información”, el domingo 6 de enero del 2013. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: PRIMERA PÁGINA SEGUNDA PÁGINA

fotografoselda_20130107_180352

Tal día como ayer, hace 300 años, nació Jorge Juan en Novelda. Genio matemático y científico, Novelda arrancó ayer un calendario repleto de actividades en la provincia que vienen a recordar el fascinante legado del marino alicantino, que aportó algunos de los conocimientos más transcendentales en el terreno militar, entre otros muchos campos.  

Junto a la escultura de Vicente Bañuls, en el corazón de la localidad, en la Plaza Vieja, Jorge Juan fue homenajeado por la Armada española, en un acto donde sonó el himno a la bandera nacional, a Jorge Juan y a los caídos.

Las piezas fueron interpretadas por una sección y banda de música de Infantería de Marina del Tercio de Levante con su base en Cartagena, por la Unión Musical “La Artística” y el Orfeón Noveldense Solidaridad, respectivamente. Fue entonces cuando unos 70 militares lanzaron al aire salvas de fusilería.

En memoria de este III Centenario del nacimiento, desde ayer ondea una bandera de España junto a Jorge Juan, que se mantendrá durante todo el 2013. La bandera fue donada a título póstumo por el padre del concejal de Cultura, Valentín Martínez.

La alcaldesa, Milagrosa Martínez, señaló en su discurso que “el trabajo de Jorge Juan es un ejemplo también en nuestros días para fomentar la investigación y la innovación como motores de cambio para superar las grandes adversidades a las que nos enfrentamos”.

fotografoselda_20130107_180314

A continuación, el comandante naval de la provincia de Alicante, Javier Yohn Zubiría, la alcaldesa de Novelda, Milagrosa Martínez, y José María Selva, miembro de la Orden de Malta, hicieron entrega de una corona de laurel.

Casi la totalidad de los concejales del municipio, y de todos los partidos políticos representados en el ayuntamiento de Novelda estuvieron presentes, junto a otras autoridades como el diputado de Cultura, Juan Bautista Roselló, la directora general de Cultura de la Generalitat, Marta Alonso Rodríguez, el cónsul de Ecuador, Carlos Torres Garcés, y Santos Blanco, director del Colegio Mayor de la Armada Jorge Juan.

Por su parte, Monforte del Cid, localidad donde fue bautizado el marino alicantino, y que también ha abierto una línea de programación y actividades con motivo de esta efeméride, leyó ayer una declaración institucional y desplegó una gran pancarta con la foto del genio matemático y científico. Al mismo tiempo, la Asamblea Amistosa Literaria dedicó ayer en El Fondonet de Novelda, finca donde nació el ilustre marino, un ramo de flores.

Leer más
Diez claves para conocer la vida del alicantino Jorge Juan
ene07

Diez claves para conocer la vida del alicantino Jorge Juan

Esta información se ha elaborado tras consultar a distintos especialistas como Armando Alberola y Rosario Díez (Universidad de Alicante), Emilio SolerAmadeo Sala y Miguel Godoy (Museo Naval de Madrid).

Publicado en “Información”, el domingo 6 de enero del 2013. 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: SEGUNDA PÁGINA

 

protesta en el ies jorge juan

 

1- Medición del meridiano. En 1734, junto al sevillano Antonio de Ulloa, participó en la expedición organizada por la Real Academia de Ciencias de París para la medición del meridiano en Quito, Ecuador. La investigación definió la forma exacta de la Tierra, y fue fundamental para la navegación de la época.

2- Estudio de América. Jorge Juan dedicó 12 años de su vida a América. Y en sus viajes, tomaba notas de cuanto veía y vivía. En 1826, publicó Las noticias secretas de América, donde Jorge Juan denuncia la desidia y abusos de las autoridades españolas, la relajada vida militar, el contrabando, los fraudes, la vida disipada de los religiosos, la explotación de los indios, la inutilidad de muchos empleos y las vulnerables defensas de las colonias españolas.

3- Espía en Londres. En 1749, Jorge Juan viajó a Inglaterra en una misión secreta, cuyo objetivo consistía en espiar y robar la alta tecnología de los barcos ingleses, los más poderosos del mundo. De este modo, Jorge Juan ejercía por el día de un prestigioso matemático miembro de la Academia de las Ciencias de Londres y, por la noche, de un agente que revelaba informes de telas, maderas, trabajadores y barcos. Jorge Juan remitía la información a España en cartas encriptadas, con un complejo y dificilísimo lenguaje secreto. Descubierto por la policía, Jorge Juan huyó a España disfrazado.

4- Ingeniero naval. En dos años, Jorge Juan trae a España casi 80 constructores de navíos ingleses (aunque la mayoría eran irlandeses católicos) que hicieron escala en Oporto hasta más tarde entrar a España y recalar en Ferrol. Y con informes y obreros, Jorge Juan estableció su propio modelo de barco, en el que se aprovechaba lo mejor de la escuela española, francesa e inglesa. Jorge Juan estudió clavos, pesos, maderas… y consiguió triplicar la vida media de los barcos españoles. La política finalmente relegó su sistema, imponiendo el diseño francés. Pero al progreso le siguió el caos y, un tiempo después, Nelson calló para siempre a España y Francia en la batalla de Trafalgar.

5- Astronomía e inquisición. Jorge Juan era newtoniano, y se opuso a las teorías de la Biblia, en las que se afirma que el sol gira alrededor de la Tierra. Ante estas circunstancias, el marino alicantino se enfrentó a la inquisición, y por un amigo jesuita, para evitar nuevos choques, le recomendó publicar su trabajo de investigación como “hipótesis de trabajo”. Así lo hizo, pero jamás quedó tranquilo, de tal modo que al final de su vida publicó Estado de la astronomía en Europa, donde sí volcó todos sus pensamientos, conclusiones y trabajos.

6- Diplomacia en Marruecos. Jorge Juan viaja a Marruecos, en una misión diplomática, por orden de Carlos III. ¿El objetivo? Alcanzar un acuerdo para cerrar fronteras con las que evitar el ataque de piratas, y de paso sellar un tratado para la pesca, que también consiguió Jorge Juan. El asunto no se presentó nada fácil, puesto que Francia buscaba el mismo acuerdo, y para ello no dudó en sobornar a todas las personas cercanas al sultán.

7- Militar y matemático. Jorge Juan es un referente en el terreno científico y militar. Como matemático, introdujo en España el cálculo infinitesimal, convirtiéndose en un estudioso avanzado para posteriores investigadores y matemáticos como Benito Bails y Gabriel Císcar. Para la Marina, ya sea en los astilleros del Ferrol, Cartagena o Cádiz, los más importantes de este país, Jorge Juan es de una veneración absoluta. De hecho, fue fundador del Real Observatorio de la Armada, en San Fernando, (Cádiz), y aplicó en las academias militares los estudios y técnicas más renovadoras de la época.

8- Sin herederos. Jorge Juan era Caballero de la Orden de Malta, lo que le obligaba a someterse al voto de castidad. No contrajo matrimonio y, solo por algunas de las epístolas que enviaba a su hermana Margarita, sabemos que estuvo en contacto con mujeres. Pero no se le conoció relación alguna, y los estudiosos señalan que su comportamiento con la gente debía ser más bien distante.

9- Muerte en Madrid. Pese a todo el poder que acumuló, Jorge Juan no poseía un gran sueldo. En aquella época, los militares recibían dos tipos de remuneraciones: íntegra, si andaban en acción bélica; o partida, si no estaban en ningún conflicto. Jorge Juan formaba parte del segundo grupo. Jorge Juan falleció en Madrid, por causas naturales, como atestiguó su secretario personal. Sus restos se encuentran en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando, (Cádiz).

Leer más