María Lorenzo y el cine de animación
May05

María Lorenzo y el cine de animación

El Lovecraft Film Festival, uno de los certámenes más populares en Estados Unidos, selecciona el cortometraje La noche del océano de la cineasta torrevejense. Es una adaptación del relato escrito por Robert H. Barlow y el mismo Howard Philips Lovecraft.

Publicado en Información el lunes 20 de abril 

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 20031CU_Alicante.qxd

cartel3_DEF_alternativa_CURTS

La noche del océano es la historia, en cierto modo, de Robert H. Barlow y Howard Philips Lovecraft.

La amistad comienza en una primera correspondencia epistolar de Barlow a una temprana edad (tenía 13 años) hacia su escritor admirado, Lovecraft, y que se prolonga hasta la muerte de éste, quien fuera considerado por Stephen King “el príncipe oscuro y barroco de la historia del horror del siglo XX”. Una amistad que fue a más, de tal modo que Lovecraft llegó a considerar a Barlow como su hijo, entre visitas familiares, paseos y largas conversaciones, sumándose así a la carrera literaria de Lovecraft entre proyectos literarios y corrección de originales, y la publicación conjunta de varios trabajos como Cosmos en colapso, Hasta en los mares o La noche del océano.

“A pesar de haberla escrito con tan sólo 18 años, La noche del océano es una obra de madurez que resume las características más importantes de su estilo. De alguna forma, en este misterioso relato está impreso el ADN literario de Barlow. En clave de maravillosa parábola, La noche del océano gira en torno a uno de los temores más ancestrales del género humano: el de nuestra propia extinción. La historia está protagonizada por un pintor que pasa sus días de vacaciones en una cabaña junto al mar. Tras unos primeros días soleados e idílicos, la melancolía del cambiante paisaje le invita a percibir una serie de fenómenos extraños que culminarán con un encuentro con lo imposible”, señala la torrevejense María Lorenzo en un reciente artículo que revela la fascinación que despertó en ella este relato de ambos autores norteamericanos, y que le empujó a la realización de un cortometraje de animación, ahora seleccionado en el popular Lovecraft Film Festival de Estados Unidos, que se celebra en San Pedro (California) y Portland (Oregón).

“Cuando me pongo con la realización en marzo del 2011, con la crisis del accidente nuclear Fukushima, y lo finalizo en 2014, con el ébola, lo que viene a actualizar este proceso de crisis del ser humano”, explica Lorenzo, quien se inspiró en su tierra natal, Torrevieja, para las localizaciones de su cortometraje: “Cuando leo el relato, tenía pensada la casa que aparece, porque hay un pequeño chalet en la playa de los locos así, y es ese sitio el que se ajusta un poco a lo que describe Barlow”.

El Lovecraft Film Festival de Estados Unidos no está especializado en animación, por lo que la selección de la obra de Lorenzo, financiada por Culturaarts de la Generalitat, sabe a mucho más que un premio por lo difícil del sector de colarse en certámenes cinematográficos generalistas y por la competencia que supone medirse a piezas audiovisuales de ficción con grandes presupuestos. En cualquier caso, eso sí, evidencia el buen momento que representa el sector de la animación, que lejos de retrotraerse, avanza con paso firme en el sector.

“Creo que sí es un buen momento, porque la animación tiene más aplicaciones que nunca y más visibilidad que nunca. Está saliendo además de ese nicho de estigmatización, de que solo sirve para niños, cuando es todo lo contrario. Y la ayuda que nos ha concedido Generalitat está muy bien, nada que ver con lo que ocurría años atrás, por lo que el sector de ayudas en la animación se ha revitalizado como un producto cultural que es. Y en el campo de la enseñanza, está muy bien posicionado. Cada vez hay más grados de animación en la escena universitaria, se ha multiplicado el número de másters, y proporciona empleo a los alumnos también, que es lo deseable”, apunta Lorenzo, docente en la Universitat Politècnica de València, quien solo echa en falta un espacio mayor para la animación en la televisión española.

Ante la pérdida de Lovecraft, Barlow fue nombrado su albacea literario, aunque de poco le sirvió cuando el círculo más cercano a Lovecraft le negó manuscritos y su biblioteca. Barlow se preocupó asimismo de editar dos revistas sobre literatura fantástica —The Dragonfly y Leaves, entre 1935 y 1937—, y también depositó en la biblioteca John Hays los relatos que Lovecraft había publicado en la revista Weird Tales. Aunque pasión literaria se mantuvo intacta, su posterior carrera se centró en la antropología, donde llegó a ser un brillante investigador y profesor en la Universidad de México.

El 2 de enero de 1951, con 32 años de edad, falleció a consecuencia de una sobredosis de barbitúricos. La hipótesis del suicidio es más aceptada, ya que había sido chantajeado por uno de sus alumnos con exponer públicamente su homosexualidad. Cuando sus ayudantes lo encontraron, había una nota clavada en su puerta, escrita en caracteres mayas, que decía: “No me molestéis. Quiero dormir mucho tiempo”.

“Su muerte antes de tiempo nos ha negado la posibilidad de conocer la evolución posterior de su genio multidimensional, al que hemos querido rendir homenaje llevando al cine su hijo literario más conocido, en forma de cortometraje de animación”, concluye Lorenzo.

Leer más
Princesa rota: de una web-serie a la televisión
Ago01

Princesa rota: de una web-serie a la televisión

Princesa rota. Orígenes, dirigida por Fernando Corta y con reparto artístico y técnico alicantino, ultima su salto a la pequeña pantalla. La ficción cuenta con 14.000 seguidores en Facebook

Publicada en Información el 3 de marzo del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 03037CU_Alicante.qxd

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El éxito de su versión web-serie, donde se proyectó la primera temporada, ha animado al director Fernando Corta y a todo su equipo a dar el salto a formato de televisión en la segunda parte de esta ficción. Eso y, por supuesto, el relevante respaldo con que cuentan en redes sociales y foros (con 14.000 seguidores en Facebook, y miles de visionados de sus contenidos en portales como Youtube).

Princesa rota. Orígenes, rodado en alta definición, con reparto artístico y técnico alicantino, aborda el mundo de la prostitución y sus consecuencias, en un apasionante proyecto que ha pasado por distintas localizaciones de la provincia como Campello, Alicante, San Juan, Mutxamel, La Vila, El Altet y Onil.

«Todos ellos han sido fundamentales en este trabajo en donde todo el equipo ha trabajado como una gran familia. Se han volcado de corazón, y por la temática y la magnitud de la serie. También han colaborado con nosotros empresas como Harley Davidson de Alicante, o Opel, y sobre todo el centro comercial Panoramis», agrega su director, Corta, quien reconoce además que ha sido éste su mayor reto audiovisual: «La serie la hemos convertido en un formato para televisión, con ocho capítulos de 45 minutos», añade.

De este modo, Princesa rota. Orígenes será estrenada próximamente en los cines Panoramis, en abril, donde tendrá lugar una primera proyección en abierto para el equipo y todos sus seguidores, que son miles en las redes sociales.

Con todo, el principal propósito de esta ficción con profesionales y artistas alicantinos (con Aitana Novau, Francisco Escribano, Joaquín Mollà, Ángela Soler, Juan Montoro y Fernando Corral, entre otros actores) pasa ahora por su venta y difusión en televisión.

«Es muy complicado meter la cabeza en las televisiones nacionales, y sobre todo en España, porque ellos mismos apuestan por sus propias ficciones. Pero hay otras muchísimas canales donde hay una primera escala que pueden comprar grandes series, grandes marcas, y luego están otras muchas, de segundo rango, con series de menor presupuesto, pero que también tienen su audiencia.

Esto ocurre en muchos países de Sudamérica, o incluso las audiencias latinas de Estados Unidos, y ahí nosotros podemos tener perfectamente cabida», apunta Fernando Corta, buen conocedor del mercado audiovisual, quien tampoco descarta que en un futuro la serie pueda introducirse en alguna canal autónoma, aunque el panorama no sea especialmente esperanzador (sabidos los casos de Canal 9 valenciana y La 7 murciana).

«La mayoría han hecho aguas. Pero hay casos interesantes como El faro, una serie de muy poco presupuesto, pero que sin embargo está resultando todo un éxito en la canal autónoma gallega», agrega.

Leer más
El crowdfunding, herido de muerte en la provincia de Alicante
Ago01

El crowdfunding, herido de muerte en la provincia de Alicante

El Gobierno limita el conocido sistema de financiación por Internet que ha impulsado, pese a la crisis, miles de proyectos culturales (muchos de ellos de la provincia de Alicante). Con el micromecenazgo, se han rodado películas e incluso publicado discos y libros

Publicado en Información el 9 de marzo del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 09080CU_Alicante 21-18-19.qxd

204843_440128409371204_945382018_o

Las nuevas tecnologías vuelven a estar un paso por delante de los políticos, y tanto es así que el Gobierno se ha apresurado a reformar un sistema de financiación revolucionario en Internet que ha impulsado miles de proyectos culturales en los últimos años, cuando la crisis azotaba con especial virulencia en España.

El «crowdfunding» o micromecenazgo, que así se llama el invento, es un medio con el que el usuario puede dar con la recaudación económica necesaria para su idea y trabajo, de carácter cultural, social o el que sea, tras la aportación de distintos inversores interesados (pueden ser miles) que reciben una pequeña recompensa a cambio (ya sea, por ejemplo, la presentación al estreno de una película; o un ejemplar del libro en el que han colaborado con su dinero). Un método que, a simple vista, resulta fácil y sencillo, sin papeleo ni burocracia de ningún tipo, en el que cualquier empresa u emprendedor podían registrarse y llevarlo a cabo en las múltiples plataformas que ya operan con este sistema en España (vaya como ejemplo Lánzanos o Venkami).

De hecho, el panorama cultural de los últimos años ha logrado sobreponerse a los recortes y los tijeretazos presupuestarios en materia original y creativa gracias en buena medida al «crowdfunding», que ha movido por cierto cifras impresionantes, ya que solo en el 2013 fueron cerca de 750 millones de euros anuales en Europa, según Infocrowdsourcing. Además, en este mismo portal, se informa que en todo el mundo se alcanzó el importe de 2.700 millones de dólares, y de ellos, 13 millones de dólares, casi 10 millones de euros, fueron destinados a proyectos radicados en España.

Así pues, el «crowdfunding» tal y como lo conocíamos hasta hoy, está herido de muerte ante las limitaciones que ultima el Gobierno en su anteproyecto de ley y que inciden principalmente en los siguientes puntos: el primero, el papeleo y burocracia que exigen a plataformas y usuarios, que extinguen de un plumazo la libertad del micromecenazgo; y segundo, control del dinero por medio de una tasa máxima de 3.000 euros por inversor, y 6.000 por plataforma al año (lo que reduce y, mucho, el margen de maniobra).

¿Y qué hay y qué dicen los verdaderos protagonistas del «crowdfunding», que han visto cumplidos sus sueños por medio de este sistema de micromecenazgo? La mayoría de voces consultadas se muestran muy discrepantes con las medidas anunciadas por el Gobierno, especialmente porque «frenan» el emprendurismo cultural. Versión que comparte el equipo de El Cosmonauta (con la alicantina Carola Rodríguez, entre ellos), verdadero referente del «crowdfunding» en España, y que alcanzó una recaudación récord de 400.000 euros involucrando a más de 5.000 personas.

Cifras, todo sea dicho, excepcionales en un sistema que también ha contribuido y ayudado a otros muchos proyectos de la provincia, como el de Operaciones Espesiales, del ilicitano Paco Soto, y que llegó a cerca de 60.000 euros. «Para nosotros fue una experiencia totalmente positiva, aunque sí es cierto que estas limitaciones las veo como una traba más», asegura Soto, quien agrega: «Espero que el Gobierno no llegue a buen puerto con ello, aunque me da la sensación que esto lo hacen para regular el dinero. Y el dinero hay que regularlo, por supuesto, pero no con todas estas limitaciones que nos van a poner en el “crowdfunding”».

El cineasta afincado en Alicante, Maxi Velloso, que coordinó la película El amor y otras desgracias, con financiación también vía «crowdfunding», va un poco más allá y señala «ahora lo han complicado todo al pedir un aval a las plataformas de hasta 50.000 euros, además de otras cosas que no solo va en detrimento de la plataforma, sino de los mismos inversores». Y reflexiona: «Esto va a originar nuevas formas de “crowdfunding”, como que todo se opere desde un grupo privado y secreto de Facebook, donde la gente se va sumando y acepta o no invertir dinero», y añade que, desde ahora, «lo que haremos es irnos a otras plataformas de Argentina, Francia, Inglaterra o donde sea, pero no en España». Velloso, que está en fase de postproducción de su nueva película, en cooperación con otros cineastas, titulada Los muertos también bailan, cree que el Gobierno no puede meterse en el «terreno privado» del micromecenazgo. «Es como si alquilo mi casa y viene el Gobierno a decirme porqué la alquilo. Es un despropósito», sentencia.

El alicantino Fernando Corta, director de Princesa rota, que arrancó como una web-serie que se alimentó también del «crowdfunding», no entiende cómo el Gobierno presenta restricciones y «cierra el grifo» al micromecenazgo sin presentar otras alternativas. Por ese motivo, pide celeridad para la Ley del Mecenazgo, con la que las empresas puedan invertir en cine, en cultura, a cambio de importantes rebajas fiscales.

En este sentido, J. T. Prewitt, de la banda alicantina Oh Libia! (con dos discos en el mercado también por «crowdfunding», y fichados por Ken Stringfellow -teclista de REM e icono del rock alternativo-), apunta que el sistema «debe estar sin duda legislado porque de alguna manera se tiene que proteger a todas las partes. A partir de ahí, me parece que a los políticos en este asunto les pasa como con el de la Ley de Propiedad Intelectual, que van muy por detrás de la realidad. Además, es algo que no va a afectar a los proyectos pequeños, centrándose en los grandes y, en todo caso, las plataformas. Más allá de eso, creo que lo que de verdad hace falta es apoyar a los emprendedores y poner menos obstáculos a aquellos que intentan salir adelante y sacar a flote ideas y proyectos, ya sean autónomos o pequeñas empresas, porque es escandalosa la diferencia en esto con respecto a países de la propia Unión Europea».

Finalmente, la alicantina Carmen Juan Romero, coautora del poemario [Po-co], con Anna Roig, y que vio la luz por el micromecenazgo, opina que las limitaciones impuestas por el Gobierno son «ridículas». «Gran parte de los proyectos que conocemos hasta ahora los superan por mucho, y son buenos proyectos, muy interesantes y que han salido adelante. Todos sabemos que con 3000 euros no se puede llegar muy lejos. Esta decisión por parte del Gobierno no sólo limita, sino que hace que muchas propuestas de nuevos artistas o emprendedores sean sencillamente impensables», y creen que estas medidas llegan porque el Gobierno «no estaba obteniendo beneficios de este método de financiación». «El porcentaje que reciben los bancos es pequeño, y en algunos casos los proyectos están exentos de impuestos. Se han dado cuenta de que se está produciendo sin pasar por su aro y han decidido tomar medidas. También hemos de recordar la minúscula importancia que da este Gobierno a la cultura. No les conviene que podamos crear ignorando las barreras impuestas», concluyen.

RESTRICCIONES: MUCHO PAPELEO, Y POCO DINERO

El borrador del anteproyecto que está sobre la mesa del Gobierno establece que el importe máximo de captación de fondos por cada proyecto de financiación participativa no podrá ser superior a 1 millón de euros. Además, las nuevas plataformas deberán tener un capital social igual o superior a 50.000 euros o, en su defecto, disponer de un seguro de responsabilidad civil con una cobertura anual de 150.000 euros anuales. Las plataformas de financiación participativa deberán registrarse en la CNMV y en el Banco de España. Las plataformas de financiación participativa serán responsables frente a los inversores por la información remitida por los promotores y publicada en la página web. El ministerio de Economía establece límites a las aportaciones de los proyectos de manera que ningún inversor pueda invertir más de 3.000 euros en el mismo programa o más de 6.000 euros en varios programas a lo largo de un periodo de 12 meses. La ley de Financiación fija también un régimen de sanciones por incumplimiento de las obligaciones, con multas que oscilan desde un mínimo de 25.000 euros hasta un máximo de 200.000 euros.

Leer más
Óscar Pertusa: de Alicante a la telenovela mexicana
Jul30

Óscar Pertusa: de Alicante a la telenovela mexicana

El actor alicantino Óscar Pertusa trabaja en el melodrama Amores que matan y en varios programas de la cadena Televisa, la más grande en el mundo de habla hispana con base en México. A diferencia de España, les dictan los guiones con «pinganillo»

Publicado en Información el 24 de febrero del 2014

MIRA LA NOTICIA EN PDF: 24041CU_Alicante.qxd

1529880_10152013525756616_1980669285_o

Tras un casting con 27.000 personas empezó todo. Óscar Pertusa, actor alicantino formado en Periodismo y Arte dramático, emprendió viaje a México con el deseo de dedicarse a la pequeña pantalla y, sobre todo, dar el salto al mundo de la actuación, que era y sigue siendo su verdadera vocación. De este modo, tras superar unas pruebas de acceso, y a las que se presentaron miles de personas, Pertusa participó en varios programas de la cadena Televisa, la más grande en el mundo de habla hispana y con base en México, haciéndose un hueco en el sector y dándose rápidamente a conocer.

«El estreno fue en el programa Adrenalina Xtrem, de deportes, y luego fueron saliendo bien las cosas, la verdad. Fueron mi primer contacto con el público y la empresa, y a partir de ahí, todo. Porque la verdad es que allí el sistema te deja hacer muchas cosas. Y pude asistir como jurado en un programa de música para niño; también hicimos radio por Internet, algo muy pionero la verdad para el momento; y luego llegó la telenovela», afirma.

Así, el alicantino Óscar Pertusa se acaba de incorporar a la ficción Amores que matan, uno de los productos estrella de la cadena Televisa en Latinoamérica, que registra una gran audiencia. Allí interpreta a Ramiro Rubalcaba, un gobernador que cae en engaños, siendo uno de los pocos personajes que renuevan la segunda temporada que ya está en emisión, al tiempo que ya están rodando su tercera parte.

«La televisión mexicana no se entiende sin el fenómeno de la telenovela. Hay miles al día, desde primera hora de la mañana, y es la principal fuente de ingresos de la cadena. Las telenovelas se emiten en todo el mundo, siempre con un gran éxito, y precisamente en estos formatos donde salen las estrellas. Ricky Martin, Salma Hayek, Chayanne han pasado primero por aquí… y para mí es una satisfacción personal muy grande trabajar con Televisa, la empresa más importante de México», señala.

Lo cierto es que, al igual que ocurre en América Latina, en España también se está apostando muy fuerte en estos últimos tiempos por las telenovelas. De hecho, Mediaset (Telecinco-Cuatro) ha decidido convertir La Siete en un canal exclusivo de melodramas tras firmar un acuerdo precisamente con Televisa por tres años y con el fin de aprovechar la desaparición de este género en RTVE por las tardes. Un formato que también interesa a su competencia, como Nova (del grupo Antena 3-Atresmedia), quien con producciones como La patrona alcanzó los 800.000 espectadores el pasado mes de enero. Las claves del éxito de las telenovelas son un público fiel y la capacidad de llegar a un corte de edad adulto más temprano, que abarque de los 15 a los 64 años.

¿Y qué diferencia el trabajo de las telenovelas en México con las españolas? Según el alicantino Óscar Pertusa, la mecánica es muy diferente: «En España, te dan los guiones, los memorizas y punto. Pero aquí se trabaja de una forma distinta, con “pinganillo”, y te lo van dictando. Eso es lo general, aunque yo reconozco que he tenido dificultades, porque quien te habla por la oreja es una voz neutra, y en el rodaje, cuando lo que tienes que hacer es lanzar un grito, imagínate… Aquí, a diferencia de España, se trabaja mucho más rápido. Y luego está el acento, que es imprescindible, y de hecho yo sigo trabajándolo para que sea lo más neutro posible. Es algo que te exigen, aunque hablemos el mismo idioma, y también te digo que es un gesto muy bonito el tratar de adaptarte a ellos, es un gesto hacia su cultura», explica Pertusa, quien destaca el carácter abierto del mexicano, de un pueblo que le recibió con los brazos abiertos cuando llegó solo con una maleta para buscarse la vida.

Leer más
La alicantina Natalia Braceli, en “una de lesbianas”
Jul29

La alicantina Natalia Braceli, en “una de lesbianas”

La webserie lésbica Dos y dos son cinco, con la actriz alicantina Natalia Braceli en el reparto, rebasa con éxito las 100.000 visualizaciones en Internet. El formato, con bajos costes y en la red, les permite seleccionar su propia audiencia.

Publicado en Información el 13 de enero del 2014.

MIRA LA NOTICIA EN PDF13036CU_Alicante.qxd

1265592_10201917871049996_2054551686_o

Las webseries se abren camino en Internet, y aprovechan lo que otros medios como la televisión o el cine ven como un sueño casi imposible: elegir a su audiencia. Así, por sus bajos costes de producción, y su fácil y gratuita visualización en la red, las webseries se han convertido en productos a la carta, que buscan fidelizar (y sobre todo enganchar, encandilar) a una audiencia con guiones hechos a medida, hasta alcanzar el éxito.

Un ejemplo de este fenómeno es la webserie lésbica Dos y dos son cinco, una comedia con sus historias, bromas, juegos y mundos particulares, y que ya ha rebasado las 100.000 visualizaciones en su canal de Youtube. ¿El éxito? Un contenido diferente, no exento de calidad, para una audiencia específica que no encuentra en el mercado tradicional su espacio.

La actriz alicantina Natalia Braceli (y que actualmente trabaja en El chico de la última fila, de Juan Mayorga, y que ya representó en Alicante pero que ahora se mueve entre Madrid y Barcelona) forma parte del reparto de Dos y dos son cinco. Una experiencia de la que se muestra especialmente feliz, como del temprano éxito de la webserie: «A mí me gustó muchísimo el guión, y a la primera lectura ya vi que se podía hacer perfectamente para la tele. Ahora las series online están en auge, y creo que este tipo de contenidos pueden ganarse un hueco en una televisión donde ahora solo prima la típica serie de época», apunta Braceli, quien cree que parte del éxito de Dos y dos son cinco se debe a sus guiños de humor, «un poco en el sentido de Las chicas de oro».

«Hoy en día todos tenemos igualdad, gais, lesbianas o heteros. Todos estamos en el mismo puesto, pero en la medida de lo posible hay que abrirse a otras posibilidades», explica Braceli, quien cree que este tipo de contenidos especializados tienen su público, y en el éxito de Dos y dos son cinco (bajo dirección de Isabel Coll) está la evidencia. «También se estrenó el capítulo piloto en un Festival de Tenerife y otra vez en Madrid, donde tuvimos que proyectarla muchas veces», recuerda la actriz alicantina, quien ya trabajó en otra relevante webserie en España, Con pelos en la lengua.

¿Y cine o teatro, con qué se queda? «A mí me apasiona el teatro, pero la cámara es otra cosa, otra técnica, donde hay que ser mucho más meticuloso, hay que trabajar con mucho más control, y es otro tipo de concentración. En el teatro, se vive en otra ilusión, y eres más libre», afirma, ante un año cargo de trabajo en el panorama teatral, a la vez que se ocupa de su tesis doctoral.

«Siempre quise ser actriz, y de pequeña, cuando hacíamos danza, me ponía delante de un espejo disfrazada y me pasaba horas. Mi manera de darle alegría al mundo fue siempre sobre un escenario, por eso dejé la carrera y me puse a estudiar Arte Dramático. Porque no podía expresar con números lo que sentía y siento», explica Braceli, a punto de iniciar temporada con El chico de la última fila.

Leer más